A todos los Presidentes del mundo: ¡Dimisión inmediata de los Castro!

A todos los Presidentes del mundo: ¡Dimisión inmediata de los Castro!

En nombre de las personas que aman y defienden la libertad y la democracia, en nombre de los presos políticos cubanos, en nombre de Orlando Zapata Tamayo, preso político que mantuvo una huelga de hambre de 86 días y que fue vilmente torturado y asesinado por la dictadura castrista, tal como denunció su madre en múltiples ocasiones, la señora Reina Luisa Tamayo Danger, reclamo, como cubana en el exilio, que escuchen estas palabras.

Los gobiernos elegidos democráticamente debieron, hace ya bastante rato, tomar posición frente a la dictadura de los hermanos Castro, si nuestros reclamos hubieran sido oídos, se habrían evitado una gran cantidad de abusos y crímenes perpetrados por el régimen, como el de Orlando Zapata Tamayo. Muchos otros crímenes y torturas podrán impedirse en el futuro, si ustedes cambian sus posturas hacia Cuba.

Me dirijo a ustedes, Presidentes del mundo, con respeto, pero con ira, y con un hondo e infinito dolor, les someto a consideración la situación de los cubanos y de los presos políticos, así como de los disidentes, y les pido que actúen firmemente frente a la dictadura que reprime a los cubanos desde hace 51 años.

Es nuestro derecho, como ciudadanos del mundo, exigirles a los hombres que hemos elegido –en tanto ciudadanos nacionalizados que somos en otros países lejanos al nuestro-, para que nos representen políticamente, que acaben con la dictadura de los hermanos Castro. En el año 2003, 75 cubanos fueron encarcelados de un golpe, entre periodistas, poetas, bibliotecarios independientes, disidentes, condenados a penas de entre 20 y 28 años; esta cantidad fue engrosándose, en número de detenidos y de años. También, en menos de 48 horas la dictadura castrista ordenó el fusilamiento de tres jóvenes negros, a quienes enseguida, como con Orlando Zapata Tamayo, sus verdugos descalificaron como delincuentes, traidores, y terroristas, mintiendo vilmente. O sea, parece que no se puede ser negro en Cuba y ansiar la libertad, porque al instante lo convierten a uno en un marginal.

¿A cuántos negros tiene que matar la dictadura para que ustedes declaren al castrismo, un estado criminal de Apartheid? Los cubanos viven en permanente estado de miedo, condenados a la represión, y discriminados. ¿Hasta cuándo? Es una pregunta que lanzo a los demócratas del mundo.

En cuanto a Raúl Castro, actual dictador en ejercicio, así como su a hermano, Fidel Castro, no hay nada que dialogar con ellos, porque con los dictadores, con los asesinos, no se dialoga. Que ustedes, Presidentes elegidos democráticamente, se impongan dialogar con semejantes asesinos, rebaja el papel que les tocó desempeñar frente a sus respectivos países. Y un día, los demócratas cubanos lo recordarán, eso ténganlo por seguro.

Para los cubanos, ya es hora de vivir en libertad.

Que Pedro Luis Boitel, asesinado en la cárcel, después de una huelga de hambre, y Orlando Tamayo Zapata, entre otros muchos desaparecidos y torturados, sean recordados por su coraje, por su amor a Cuba, por su amor a la democracia y a la libertad.

Presidentes del mundo, ustedes pueden, y deben exigir, de inmediato, la dimisión de los hermanos Castro, quienes monopolizan el poder absoluto y totalitario, desde hace 51 años, en la isla de Cuba.

Reclamo la libertad de mi país y exijo, de manera urgente, la dimisión de los hermanos Castro.

Zoé Valdés

 …

Esta carta será enviada, desde mi regreso a París, a todos los presidentes elegidos democráticamente, menos al dictador Hugo Chávez, en Venezuela. 

About these ads

43 comentarios en “A todos los Presidentes del mundo: ¡Dimisión inmediata de los Castro!

  1. Zoé, si recoges firmas, cuenta ya con la mía. 2010 debe ser el año que de veras marque el comienzo del final de una agonía tan larga y tan negra.

    Guillermo Fariñas acaba de declararse en huelga de hambre y sed, hasta la muerte, como Orlando Zapata Tamayo. De cuyo nombre y ejemplo se están aprovechando ahora unos cuantos oportunistas, quienes en sus blogs no se hicieron eco de su huelga de hambre ni de las peticiones urgenes de apoyo y solidaridad que hacía su madre, Reina Luisa Tamayo, y a quien tampoco han dudado coger para autopublicitarse, aprovechando que tienen celulares y dinero para estar pasando sms y twitters.

    Lo que más me jode, es que son personas que siempre han menospreciado a los disidentes y periodistas independientes. Y los muy desvergonzados hasta dicen -porque parece que se lo creen- que son la sangre fresca, el talento nuevo que con sus blogs, sus laptots y sus celulares son los que van a cambiar a Cuba.

    Y no los “viejos” y “desgastados”, como Martha Beatriz, Vladimiro, Gómez Manzano, Bonne, Elizardo, Payá y el propio Zapata Tamayo. Para mí ellos, son tan despreciables como todos los del régimen, empezando por los hermanos de Birán.

    Tania Quintero

    Me gusta

  2. Hola Zoe, desde aquí mi máximo respeto y todo mi apoyo a los cubanos, que valientemente denuncian la situación de opresión , la violencia y la vulneración constante de los derechos humanos. Como español me avergüenza la inacción y la doble moral de algunos gobernantes de paises democráticos como el mío. No se puede ajudar y apoyar económicamente a dictadores como Fidel y su hermano y al mismo tiempo hablar de la libertad , la democracia y intentar ser garante de la paz y de los derechos humanos. A los dictadores hay que condenarlos, y denunciarlos, hay que ser impasibles ante la barbarie y la injusticia, a las personas se nos juzga por nuestros actos no por nuestras palabrerías y discursos bonitos pero vacíos.

    Gracias por tu carta la suscribo totalmente , sobre todo quería transmitirte mi admiración por las personas valientes como tu. Vosotros los activistas como tú soys los auténticos garantes de la verdad y la libertad.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Una aclaración: al final, cuando digo “ellos”, pero no me refiero a los opositores mencionados, si no a todos esos oportunistas que sin escrúpulos han cogido el dolor de una madre y el cadáver de su hijo, para anotarse puntos y llamar la atención. T.Q.

    Me gusta

  4. Zoe, gracias por ese don que Dios te dio de expresar tus ideas con razonamiento y firmeza, la carta es fantastica, que bueno que la vas a mandar a todos los presidentes, bueno seria que la publicaran en los periodicos de esos paises, para que sus pueblos se enteren de los horrores del comunismo y nunca caigan en esa infamia.

    Me gusta

  5. Ojala el martirologío de Orlando y el sacrificio que realizan todos los presos politicos sirva para establecer como consenso mundial que no es viable negociar de ninguna manera y alcance con los castro, sólo con el derrocamiento total del régimen castrista se puede pensar en tener una patria democratica, tolerante, que respete los derechos humanos. Zoe suscribo totalmente tu articulo

    Me gusta

  6. Con mucha alarma he leido que algunos disidentes y presos políticos se aprestan a seguir el camino de Orlando Zapata Tamayo hasta la última consecuencia, la muerte.
    No sé si están demasiado imbuidos de un espiritu romántico-libertario ochocentista. No se si será la falsa equiparación del patriotismo y la muerte tan presentes en el panteón patriotico cubano, donde desde el himno nacional hasta miles de anécdotas estimulan al “patriota” a dar la vida por la “patria”.
    Lo siento, pero eso no es una solución viable.
    Los únicos que ganan con la muerte de estos hombres y mujeres son los dos cabecillas de la dictadura.
    No necesitamos más martires. No necesitamos estimular un culto al extremismo suicida, aunque sea pacífico. Estos hombres y mujeres se necesitan vivos, si el objetivo es construir una Cuba futura, ellos son necesarios e imprescindibles para construir una sociedad civil en la isla. Ahora, si el objetivo es crear una generación de mártires, y dejar un vacío cívico el suicidio por huelga de hambre es un método de extrema crueldad que funcionará a medida del castristo.
    Ya hemos visto como el mundo le ha dado la espalda a OZT y su familia, y por tanto, a los cubanos amantes de la libertad. Pero ahora hay personas que en lugar de decirle al Coco Fariñas y a los demás que desistan de ese método suicida, creen que por engrosar un olimpo del martirologio cubano la causa de la libertad de Cuba tendrá mas peso y valor. Craso error.
    Los castrofascistas -encubiertos o no- se relamen ante la expectativa de ver hombres y mujeres que para el sistema son ciertamente peligrosos, debilitarse, caer en coma y morir. Y de paso, seguirán estimulando a la disidencia a tomar estas decisiones, valiéndose del culto patriótico y tambien del ideario ochocentista que premiaba a los patriotas muertos con un lugar en la memoria nacional.
    Que estamos en el siglo XXI y no somos musulmanes, por favor.

    Me gusta

  7. Zoé, te aprecio y te respeto como escritora y como persona humana (sí, hay muchas otras personas que, cuando menos, son sub-humanas). Por una parte veo tu ira y por otra, la ingenuidad de la misma al reclamar a gritos una “dimisión” de los Castro. Y por encima de todo, veo tu impotencia y la comparto al 100%, como, en este caso, comparto también la expresada por Tania Quintero.
    Sabes que soy una persona muy escéptica y bastante pesimista porque un sexto sentido siempre me hace oler otros aromas de la realidad. Quizás es una lamentable limitación de mi parte. Lo siento, no puedo ser de otra forma.
    Saludos a los buenos de corazón.
    David

    Me gusta

  8. Amiga Zoé, nos sumamos plenamente a lo que expresa en su carta que dirigirá a esos Presidentes elegidos democráticamente y que sin embargo no se les revuelve el estómago cuando abrazan a los asesinos de la Habana. Aunque no consiga de ellos lo que exige con toda razón en su carta, al menos que se sientan emplazados por los cubanos decentes y buenos como usted. Agregamos link en el side bar que hemos dedicado a Orlando Zapata Tamayo en nuestro blog.
    Un abrazo,
    Nobama

    Me gusta

  9. Zoé, suscribo totalmente tu carta. Es hora ya de exigir a los gobernantes elegidos del mundo una inmediata respuesta ante tanta injusticia. Estamos hartos de su hipocresía y de su doble moral.

    Me gusta

  10. A mí no me vale con la dimisión, porque eso seguramente implicaría una amnistía, y toda esa gente tiene mucho que pagar… pero si es lo mejor que se puede hacer, que conmigo cuenten también, no será por no pensar que del lobo un pelo…

    Me gusta

  11. Zoé, suscribo totalmente tu petición. Es hora ya de exigir a los gobernantes elegidos del mundo una respuesta inmediata ante tanta injusticia. Estamos hartos de su hipocresía y de su doble moral. Ojalá que la prensa internacional se haga también eco de tu carta.

    Me gusta

  12. Se me quedó en el tintero: ¿si le pide disculpas a sus familiares, de Zapata Tamayo, por su muerte, entonces se perdonaría y colorín colorao?

    Me gusta

  13. que verguenza de mundo que permite crimenes como el de zapata, que verguenza de presidentes electos democraticamente como zapatero, que no son capaces de levantarle la voz a asesinos como los castro, que verguenza de lula, que sonrie al oir la voz del asesino confeso raul.

    sigue asi zoe, besos

    Me gusta

  14. Tu poderosa carta pondrá en tres y dos a unos cuantos presidentes y hombres de gobierno que han mostrado total ceguera y oidos sordos ante el aniquilamiento de la nación cubana y el prolongado dolor de nuestro pueblo. Gracias por tu coraje y por tu lucha contra la indiferencia. Me sumo con gusto a tu petición.

    Me gusta

  15. Zoé, considérame adherida a tu solicitud como una ceiba lo hace a la tierra. Acá no hay medias tintas, dime cuándo y dónde he de firmar. En alguna consonancia con tu solicitud, te paso una carta, salida de lo más profundo de mi alma, que leí ante algunas personas —no merecedoras de la misma—, acá en Buenos Aires.

    Condena a la Desidia

    El pasado 23 de febrero murió en La Habana, víctima de los horrores del castrismo, el cubano prisionero de consciencia Orlando Zapata Tamayo. Mientras esto sucedía, presidentes latinoamericanos estrechaban —con desvergonzada indiferencia hacia la cincuentenaria esclavitud del pueblo cubano— la mano de uno de sus asesinos en potencia: Raúl Castro. Y es que en esa Cumbre de la Unidad de América latina y el Caribe a los cubanos —de dentro y fuera de la isla— nos volvió a quedar claro que de esa “gran familia” de la que habló el presidente de México, Felipe Calderón, nosotros somos su oveja negra.

    Basta un breve recorrido por la web para sentir el profundo dolor que sacudió al pueblo cubano cuando se dio a conocer la triste noticia; un dolor, mezclado con impotencia, que desgarraba el alma. Frases como: ¡Estamos solos!, cerraban los comentarios de miles de cubanos en la web. Y yo me preguntaba: ¿es cierto esto?, ¿estamos solos los cubanos?, a la vez que tristemente me respondía: Sí, lo estamos. ¿Adónde fue a parar la presión que ejercía la opinión de la comunidad internacional para que se condenaran de inmediato tan horribles crímenes; o, peor aún, adónde fue a parar la opinión de la comunidad internacional respecto de los crímenes castristas? ¿Hacia dónde miran los presidentes latinoamericanos, los Estados Unidos y la ONU mientras nosotros, los cubanos, les mostramos y demostramos los horrores de la dictadura castrista? ¿Será que la triste realidad de otros pueblos minimiza o desmiente la dura y terrorífica realidad del pueblo de Cuba; o será, acaso, que existe alguna mutación genética en el ADN de los cubanos que hace que las víctimas de la dictadura castrista no figuren en la lamentable y espeluznante nómina de holocaustos que han embadurnado la historia de la humanidad? ¿Por qué tanta gente “supuestamente” inteligente da por hecho que todos los cubanos hemos de conformarnos con una salud y una educación —también supuestamente— gratuitas y asumir amordazados la violación a mansalva del resto de nuestros derechos y libertades fundamentales; es que para los cubanos los derechos humanos han dejado de ser indivisibles e interdependientes? ¿Es correcto —digamos ético— hacer una apología de algunos derechos como excusa para violar otros? Muchos, miles han sido mis cuestionamientos de todos estos días. Llena de dolor, he leído y escuchado someras y ambiguas condenas al régimen castristas luego de tan triste suceso; y entonces vuelven mis preguntas: ¿acaso los presidentes latinoamericanos, los Estados Unidos y la ONU todavía no se habían enterado del pedido de libertad inmediata que exigía Amnistía Internacional para Orlando Zapata y el resto de los prisioneros del Grupo de los 75 encarcelados durante la Primavera Negra de Cuba en el 2003; en que cajón de sus oficinas duermen los sobres con las peticiones de prestar ayuda inmediata a Zapata que les hicieran distintos grupos de cubanos en el exilio, intelectuales cubanos en particular y numerosas organizaciones extranjeras comprometidas con la causa de Cuba? ¿Creerán ellos que a estas alturas el pueblo de Cuba se va a tragar —en seco— que el mundo desconocía la situación de Orlando Zapata Tamayo quien llevaba siete años en prisión durante los cuales fue víctima de atroces torturas que acabaron, junto con su huelga de hambre de más de 85 días, con su vida? ¿Qué motivo —además de la presunta mutación genética— tienen todos estos políticos “demócratas” para creer que los cubanos no tenemos capacidad de raciocinio, de crítica o de sentido común? ¿Será que, como otrora, pretenden ampararse en la ignorancia para continuar con su despreciable política de usar a los cubanos prisioneros de consciencia como moneda de cambio cuando de campañas políticas y económicas se trata? Pues, si resultara ser esto último, escuchen bien, “demócratas” de todo el mundo: Yo, cubana nacida bajo el yugo castrofascista y peticionante de refugio en Argentina, no creo —como no cree todo el pueblo de Cuba— en una sola de sus palabras; ni en una sola. No, mientras quede un solo cubano amante de la libertad en las penumbras de las mazmorras castristas, mientras ustedes, políticos “demócratas”, no se pronuncien con severidad ante las vejaciones de los Castro, mientras no tengan el valor, si no de escupir, de al menos eludir la mano de ese tirano, para mí todos ustedes, políticos “demócratas”, no son más que cómplices del holocausto cubano; porque la violencia de la dictadura castrista no es más pequeña que la indiferencia de todos ustedes, políticos “demócratas”; porque la indiferencia es también una forma de violencia.

    Están a tiempo, políticos “demócratas”, no esperen que otra muerte cubana nos sacuda el alma para modificar su deshonesta y farisea actitud, no olviden que la memoria del dolor no la borra ni la Alzheimer, piensen que, aún cuando pasen muchos años, por la demanda unánime del pueblo de Cuba, un día alguno de ustedes se podrá ver compartiendo el banquillo de los acusados con los Castro; porque tengan por seguro que el pueblo cubano, condenado al sufrimiento por más de cincuenta años, no va a permitir que queden impune la muerte de Orlando Zapata Tamayo, la muerte miles y miles de cubanos fusilados por el gatillo castrista, la muerte de decenas de miles de cubanos desaparecidos en el Estrecho de la Muerte en su intento desesperado por huir de la dictadura; entre otras numerosas y lamentables muertes cubanas.

    ¡Basta ya de desidia!
    ¡Libertad para los cubanos prisioneros de consciencia!
    ¡Apoyo incondicional a las Damas de Blanco!
    ¡Libertad para el pueblo de Cuba!
    ¡Basta ya!

    Con sumo dolor,
    Ibis García Alonso

    Me gusta

  16. Magnifico escrito Zoe, me hago solidaria de tu lucha desde esta humilde posicion en mi pais Venezuela donde ahora se venera a los Castro….que hipocresia la de nuestros gobernantes.

    Me gusta

  17. Ya es tiempo de que termine la dictadura en Cuba. Tantos años enquilosados en el poder, imponiendo sus leyes carcomidas, su vaho repugnante de vejez.
    Quisiera saber si ZP aun continuará defendiendo lo indefendible.
    ¿Cuantos mas deberan morir?.

    Me gusta

  18. Ni con el todo el apoyo de los más poderosos, ricos y reaccionarios de la tierra vais a conseguir derrocar a la revolución cubana.

    ¿A quién pretendéis convencer o engañar para vuestra causa si a los únicos que podéis llegar son a los que os costean vuestra vaguedad y cuento chino?

    En el fondo, los yanquis lo hacen perfectamente cuando paga a los tontos útiles con Guantánamo.

    ¡Viva Cuba y larga vida a Fidel y a todos los revolucionarios cubanos que ha logrado deshacerse de tanta basura fascista!

    Me gusta

  19. Ni con todo el apoyo de los más poderosos, ricos y reaccionarios de la tierra vais a conseguir derrocar a la revolución cubana.

    ¿A quién pretendéis convencer o engañar para vuestra causa si a los únicos que podéis llegar son a los que os costean vuestra vaguedad y cuento chino?

    En el fondo, los yanquis lo hacen perfectamente cuando pagan a los tontos útiles con Guantánamo.

    ¡Viva Cuba y larga vida a Fidel y a todos los revolucionarios cubanos que han logrado deshacerse de tanta basura fascista!

    ¡Viva la III Republica de España!

    Me gusta

  20. ¿alo, planeta tierra ? ¿terrícola A.García?
    Creo, A. García, eres un fan de sociedades controladas, donde un supremo piensa por ti y ordena tu día de tal forma de que no extrañes la diversidad, el ocio, los deseos de avanzar y prosperar, para bien.

    En Chile, en cambio, ahora pasamos de un gobierno de izquierda a uno de derecha, sin revoluciones armadas, solo con una raya en un voto…sin miedo, con alegría, libres e informados. No hay fascismo, solo la otra mayoría de mi país que siente finalmente representada.

    Las revoluciones no son eternas; el tiempo y la razón termina con ellas.

    Oscar Ardiles
    Chile

    Me gusta

  21. q estupideses boooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooobos

    Me gusta

  22. la verdad yo no se nada de politika pero quiero un presidente que me de plata todo los dias no pido mucho solamente 9.996

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s