De los “nacidoscultos” o “apapipios gongorinos”.

DE LOS NACIDOSCULTOS O APAPIPIOS GONGORINOS.

Zoé Valdés.

Les prometí que les escribiría sobre ese espécimen cubano que yo he llamado los nacidoscultos, aunque pudiéramos agregarle lo de “apapipios gongorinos”. Algo les había adelantado, pero ahora pretendo extenderme, aunque no demasiado porque el interés de este tema no pasa de la mera curiosidad.

Los nacidoscultos o apapipios gongorinos lo constituyen esos grupos o tipos de cubano “attita e intelertuar” que nacieron sabiéndolo todo, además con el don del arte y de la escritura debajo del brazo, y sin el látigo correspondiente que indicara Truman Capote.

Pues sí, de buenas a primeras estas personas se ponen a escribir como José Lezama Lima (claro, es un decir lo de ponerse a escribir como El Maestro de Trocadero 162), aunque haciéndose los desentendidos, como si ellos hubieran heredado del más allá semejante y desmesurado “talento”, proveniente y en bolsitas del maná caído del cielo, o de la boronilla de una barbacoa de La Habana Vieja.

No sólo lo imitan y no lo citan a Lezama, de contra lo fusilan a pie juntillas, y cuando con toda la buena intención del mundo se les señala que ellos pudieran estar escribiendo a la manera de Lezama Lima, entonces se ponen a la defensiva, entre lo furioso y lo boboe’layuca, y responden de dos maneras. Sean: “Yo no sé quién es Lezama Lima”. O: “No lo he leído, no he tenido tiempo”. Y ahí tú te dices que Aquella Isla debe de ser verdaderamente maravillosa cuando a cada cinco segundos te encuentras con un Lezama Lima recitando metáforas herméticas y más oscuras que un cuervo londinense en cualquier esquina donde te agarre la noche o el día.

En el caso de los que plagian a Lezama Lima sin haberlo leído, yo los ubicaría más bien en el grupo de Apapipios Gongorinos, para ser más exactos, y guardan una relación con los que se retratan cabeci-ladeados. Porque ellos –como mismo declaran- nada tienen que ver con Lezama, no han tenido tiempo de leerlo, ¡qué va! Al menos eso decían hasta hace sólo muy poco, hasta hace unos años, claro; el Centenario del natalicio de Lezama ha ido acercándose, y las cosas han ido variando.

Ahora, eso sí, lo que es Góngora, se lo saben de memoria, como agüíta salá, vamos. Sí, cómo que no, si es que Góngora es cosa de que inclusive ya hay que apartarlo a un lado, porque es que su lenguaje, el del autor de Las Soledades, resulta demasiado fácil y accesible para sus ambiciones jeroglíficas, dirían sin el más mínimo complejo de nada.

Los nacidoscultos son los que más bien toman títulos de escritores publicados incluso recientemente, y haciéndose los chivos locos, los transforman un poquito, cosa de añadir una palabrita, y un guión, o una coma, y ya tienen el título acertado, que desde luego han copiado, pero ellos no lo reconocen ni aunque se les aparezca la virgen cantando un bolero de Olga Guillot. Cuando le señalas que han copiado al descaro un trozo de Guillermo Cabrera Infante tienen dos alternativas. Sean: “Ah, yo no lo sabía, pero a mí se me ocurrió solo, tú”. Y: “¿Tú estás seguro que Guillermo Cabrera Infante escribió sobre esa jugada de ajedrez de marras con nombre japonés?” Pero cómo no voy a estar segura si tengo el texto publicado en El País debajo de mis ojos.

Los nacidoscultos, en su gran mayoría viven en Cuba, y ellos piensan que en el exilio no leemos sus espléndidos trabajos que les han insuflado tanto el Espíritu Santo como la Virgen María, ya que de otro lado no podría llegarles tan originales ideas. Y ya sabemos que Dios no es tan sabio como se ha dicho, para mí los sabios son la Virgen y el Espíritu Santo, que son dos en uno, y le hacen el trabajo al negro a Dios.

Los nacidoscultos escriben de manera ambigua, digo, con un doble lenguaje. Ambiguo es demasiado elegante. Se trata de un doble lenguaje que está escrito en claves que nosotros no podremos entender jamás, la cosa es que no te enteres de si te están tirando una rosa o un cambolo. Y no sé si ellos mismos entiendan lo que tiran. Pero no importa, la cosa es probar que ellos nacieron cultos, que no les deben nada a nadie. Y sobre todo, que lo que ellos escriben o pintan –hay pintores y músicos también- no lo ha hecho nadie antes.

¿Y saben por qué? Porque los que lo hicieron verdaderamente antes que ellos, estuvieron y estamos en el exilio. Y el exilio para ellos no cuenta. Ya nos morimos, o nos murieron (me gusta más que mataron). No existimos, para ellos, desde luego. No hemos dicho ni hecho nada que no se les haya ocurrido a ellos primero, los elegidos chiqueones: Los nacidoscultos y apapipios gongorinos, que son tan indelicados (en cualquier otra parte se les llamaría burros) que no saben que cualquiera puede en cualquier lugar del mundo sacar un viejo artículo de Guillermo Cabrera Infante de los archivos de la prensa en internet y comprobar la fuente, y leer en cualquier idioma a José Lezama Lima, con sólo dirigirse a la librería más cercana de casa. Y eso, si quieres darte el paseo, porque con pedir los libros vía internet a cualquier hora, ya estás servido.

Habrá que reconocerles, que cuando quieren ser sutiles lo son, y pueden también derrochar epítetos gentiles cuando necesitan de las influencias de los exiliados, vaya, perdón, de la Virgen María y del Espíritu Santo, lo que es humildemente de agradecer.

Y ahora los dejo, voy a leer de nuevo algunos viejos libros que me han influenciado, para una vez más comprobar, que no hay nada original. Ya todo fue escrito.

Zoé Valdés.

About these ads

14 comentarios en “De los “nacidoscultos” o “apapipios gongorinos”.

  1. Zoé,me hicistes recordar un poema que escribi hace unos años.
    a la verdad yo siempre tuve esa curiosidad que carajo queria decir todos aquellos poemas que se escribian en “Casas de las americas” y otras desrevistas aculturales que manchaba el gobierno cubano en grandes folletos.no sabia hasta donde la metafora podia llegar y de alguna manera vi como la metafora que de por si ya es compleja y plagiadora se metia a chusma en un solar de literatura barata.
    yo diria que a Lezama lo copiaron como a chino en el mercado,pero como yo tuve la ventaja de criarme en un mundo artistico,pude descubrir que a veces todos estos plagiadores se amarraban las letras a los cabellos y utilizaban el azar como la moda.
    son pocos los poetas cubanos que yo puedo leer con atencion y curiosidad sobre todo,cito ejemplo,poetas como, Luis rogelio Noguera,Alberto Tosca,Raul Rivero,Dulce Maria Loinaz entre otros que no me vienen a la mente ahora, pero si valen la pena leer,porque a mi entender en sus poemas hay algo mas que filosofia y es la manera cautivadora que puedes terminar toda su lectura.
    En cuanto a la poesia cubana que se pueda estar escribiendo hoy en dia,estamos en las misma,no entiendo ni un chicharo desde el primer verso hasta el ultimo,es mas ni llego a terminarlos, uno porque para mi la poesia es expontanea y tiene que dar el mensaje rapido y si hay un motivo porque la poesia ha perdido lectores a mi entender es por todo esos garabato cantinflesco adornado de metaforas y bla bla que no dice nada.
    si se pudiera escribir sobre esto habria un buen libro de ensayo sobre
    El Solar de la metafora”.
    deja ponerte aca mi poema que termina mi poemario “Lo Absurdo Coherente”.

    VIAJE DE MI POESÍA A TRAVÉS DE MUCHOS CEREBROS

    No fue necesario crear máscaras a la metáfora,ni ponerle camuflaje,
    de jugar con collage de ídeas incoherentes,que te pongan en duda.
    No fue necesario el barroco en mi poesía o esa hiedra de imaginación
    que llega hasta el automatismo.
    Ni ese abordaje de cursilarios y piñatas.
    Mi laberinto fué perfecto,paralelo.
    Yo pude ver unas inmensas caras desde mis letras, que devoraban mis huellas.
    Unos inmensos ojos que me dilataban de aburrimiento,saltando de una palabra a otra,
    haciendo pestañas con mis versos.
    Esos enormes ojos que me chupaban hasta un cerebro ajeno al de mi dueño.
    Ya estando adentro descubrí esto,

    Unos con celos de no haber obtenido las ideas primero. (¿Eres tú?)
    Unos contentos por el hallazgo de algo fresco y atrevido. (¿Eres tú)
    Unos que notaron que algo me faltó,pero lo disimularía con una idea parecida. (¿Eres tú?)
    Unos poetas que filtraron mis metáforas hasta hacerlas similares. (¿Eres tú)
    Unos que hasta me leyeron a escondida,porque también escribían. (¿Eres tú)

    En fín, durante mi viaje por muchos cerebros,sólo revolqué las metáforas,
    las organizé a mi manera.
    Pude comprobar que sólo recordé imaginaciones perdidas,que ya existían.
    Coincidí con secretos humanos y lágrimas e n lo mas absurdo coherente.
    LA POESÍA.

    Me gusta

  2. A mi lo que verdaderamente me sorprende es la mania o maña de la originalidad.
    Si hablamos de literatura, los grandes escritores siempre han bebido de las fuentes de los padres del idioma, y tambien de los puretos del chamullo, y han escrito con miles de influencias a cuestas. Un Borges llevaba a un buen equipaje de influencias, lo mismo que el propio Lezama y el mismisimo G. Cain, en esa encarnacion o en la de su alter ego Cabrera Infante. Si nos vamos a remontar a los clasicos de la literatura española, estemos entonces listos a reconocer la influencia de los autores antiguos en griego, hebreo y latin, y de los monjes medievales y sus cronicas. Y entonces ahora se aparecen unos plumiferos -es decir, no que escriban con pluma, lo de ellos es el laptop- unos buchiplumas a darnos catedra de que ellos si son originales y escritores. Lo que faltaba ¿no?
    Lo de los pintores tan originales y unicos tambien da risa.
    Hasta Picasso -en su etapa academica- reconocia las influencias de unas cuantas generaciones de pintores, y en su etapa cubista miraba al cubano-chilato Lam que era mejor que el con grandisima admiracion. Y al arte africano. Y a los garabatos de los locos, y a las graficas de propaganda, y a los chinos, como tanto cubista y como tanto pintor de calibre de la epoca. O Dali, que se inspiraba en los sueños propios y ajenos, y como Magritte, tenia una escuela pictorica en la muñeca que no la saltaba un torero huyendo de un miura prieto y encabronado.
    Para que en ese momento le salgan a uno unos culteranos musicos. Diria yo, musicantes. Porque musicos son unos pocos, los que de verdad tienen talento y cojones -reunidos en la misma persona, no por separado. El problema de esos artistas, Zoe, o como apuntas attidta’ i interertuares, tan curtos y apreparaos (porque nos saben que antes de la i se escribe e, tampoco) es que separan al arte de la dignidad, y al arte de la politica, porque tu sabes que ellos no se meten en politica. Y todo, absolutamente todo, es politica. Desde lo que se escoge comer, hasta lo que se viste, ya lo dijo Umberto Eco, un hombre ante el espejo esta haciendo una manifestacion politica al escoger la corbata que se pone. Y a los que no usamos tanta corbata, el mensaje nos cae, de todos modos: no usar una corbata (o un sombrero, o un paraguas, o un par de tennis o lo que sea) TAMBIEN es una manifestacion politica. Pero para eso, lo primero que hay que tener es dignidad, y no ser un vulgar arrastra’o.

    Me gusta

  3. Querida Zoe: Perfecto,y muy necesario.Si eso es en tu mundo,tu que eres escritora y sabes,te imagnias en el mio,que no soy nada y se menos.Cuanto nos pueden “tupir” y darnos gatos por liebre.Y mas en Cuba donde la mayoria del pueblo,no tiene internet y de verdad no saben nada.Ojos abiertos para poder ver,va y hasta con trabajo a todos esos “apapipios gongorinos” que tanto dagno le hacen a todo,son como comejen.Papel que cogen lo desgracian.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

    Me gusta

  4. El fetiche por lo “original,” por lo “nuevo y diferente,” tan fuerte y socorrido actualmente, no resiste un análisis medianamente riguroso. Por muy nuevo y diferente que algo sea, eso no vale nada si no se trata de algo igual o mejor en calidad que lo que ya se ha logrado anteriormente. Usted puede ser todo lo original que Ud. quiera, pero eso no me interesa en absoluto si lo que Ud. vende no me gusta o no me satisface. La clave, siempre, es la calidad o el valor (el precio es otra cosa), no la tan cacareada “originalidad.”

    Me gusta

  5. Es innegable que el ostracismo castrofascista ha favorecido sustancialmente a los “curtos” de adentro; ésos que andan con el plagio nuestro de cada día debajo del brazo como si, efectivamente, se tratara de una barra de pan.
    Muy bueno este artículo. Gracias.

    Me gusta

  6. Te quedó comiquísimo y muy fluído el develado de los velados copiones, Zoé. Me encantó. Hoy empecé a leer la edición especial dedicada a Briel de Ars Magazine, muy buenos los artículos y el diseño en general, muchas gracias a todos ustedes y felicitaciones por la seriedad y el buen gusto. Buen fin de semana para todos.

    Me gusta

  7. ¡Es cierto!, son la Hojarazca del Bosque, es lo que nos orienta en el buen camino y de regreso a él si nos estraviáramos. no me molestan, y por ellos más de ellos mismos ¡les aplaudo! porque son continentes inmensos, energías todopoderosas que tienen toda la verdad… cuando ya se sabe qué no es toda la verdad por nunca, es que si toda ella nunca fuere una parte… ¿cómo sería posible enfocar el espíritu a las remarquillas que son las mismas letritas de toda la vida: a, b, c, d…x, y, z…si no fuera por esa sagrada hojazca que alguna vez brilló en algún gran árbol que nos da cobijo cuando en el camino… sino porque alguna tuvo parte en esos apapipios o chupatintas…

    Me gusta

  8. Sra. Isis… nunca habìa escuchado esa palabra… podrìa decirme què significa “apapipio”?… aunque se intuya del contexto me gustarìa saberlo… gracias…

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s