El pueblo keniano de Obama, en vilo. Por Helen Cook.

El Mundo.

About these ads