Francia, de la ‘grandeur’ a la ‘bomba de relojería’ en Europa. Por Raquel Villaécija.

El Mundo. Lo que se nos viene encima es mucho para un cartucho, “beaucoup con demasié”, como decía un burro cubano de la UNESCO.

About these ads