Obscenidad. Por Bernard-Henri Lévy.

El País. Excelente.

About these ads