Un policía de Nueva York compra unas botas a un indigente descalzo.

El Mundo. En Cuba los policías le habrían robado lo que llevaba puesto.

About these ads