Salud, paz, poesía, prosperidad, felices navidades y próspero año 2013.

IMG_0304

Siguiendo la rima de las felicitaciones, les mando la mía. Como saben mi año ha sido muy duro porque perder a un gran amigo es sumamente doloroso, y yo perdí a mi mejor amigo, el pintor Ramón Unzueta. A esto se añade las pérdidas, para Cuba y para los cubanos, de Oswaldo Payá  y Harold Cepero, y las que hemos vivido todos, ocurridas en el mundo, como la tragedia en Siria donde han perdido la vida tantos cientos de miles de criaturas, la masacre de inocentes en Newtown, en Estados Unidos, la muerte de niñas afghanas atrapadas por las minas antipersonas, y la matanza de los trabajadores de la Salud en Paquistán, entre otras numerosas tragedias.

Sé que de alguna forma u otra en este año a cada uno de nosotros nos tocó enfrentar momentos difíciles por diversas razones. Les mando mi apoyo. La vida sigue, aunque contradiciendo al cantante gallego, nada será igual. Porque ya el mundo no es el mismo. Un mundo, o una forma amable y cultivada de mundo, se acabó.

Aún así les deseo Felices Navidades y un próspero Año 2013, sobre todo a mis amigos españoles, italianos, irlandeses, portugueses, griegos, y…  a los franceses, un consejo: aprieten el cucu y denle a los pedales, que la cosa pinta mal. Pero ¡ánimo! Salud, paz, poesía, y prosperidad para todos.

Volvamos a la tradición con esta película, La Natividad (2006) de Catherine Hardwicke:

Un beso.

Zoé Valdés y familia.
About these ads