¿No decía que era del dengue de lo que había que estar atentos? Tal como dije: ¡es el ‘cólera’, estúpido!

Cuando supe de las primeras noticias de que en Cuba había “cólera”, advertí que había que estar muy atentos con esa epidemia. No hay que ser médico para conocer lo que es una epidemia de “cólera”. Los que hemos viajado el mundo viendo problemas de la salud y de la infancia, y ocupándonos de algunos casos, sabemos de lo que se trata porque nos han informado y hemos comprobado los hechos en el lugar.

Pero en aquel momento, la famosa bloguera, que sabe de todo, igual que Fidel Castro en una época, se apresuró a señalar que de lo que había que ocuparse realmente era del dengue. Una cosa no quitaba la otra, pero ¿por qué llamar la atención sobre el dengue en específico si el “cólera” estaba ahí ya no tan agazapado? No lo sé. Cosas y casos de casa.

El hecho es que ahora no le queda más remedio que reconocer que el brote de cólera ya ha llegado a La Habana. Lo reconoce después que muchos lo han escrito y subrayado. Me alegra, pero que al menos reconozca que cuando debió de insistir en ello, intentó desviar a los cientos de miles de lectores que tiene hacia una enfermedad que es una constante en Cuba desde hace décadas, y no hacia el verdadero problema: “el cólera”.

Zoé Valdés.

 

About these ads