Luna con paraguas, Ricardo tras la cámara, Ena pateando París, Shakespeare and Co. y yo

Toda una escena surrealista, con permiso de los surrealistas, Luna pequeña sostiene firmemente un paraguas negro, su carita, pese a su edad es de una madurez irrisoria. Ena, segundo encuentro en el exilio, el primer apoyo. Pateamos París con Luna en el coche, y Ricardo tras la cámara. Rami siempre presente. A nuestras espaldas la librería donde dormí tres noches, Shakespeare and Company. Ya toda una vida surrealista. Surrealista. Peso 43 quilos, recién salida de Aquella Tralla.

image

About these ads