Robaina: de canciller castrista a pintor castrista (video de AFPes).

Así es como debiera llamarse la noticia, porque por lo que este señor declara sigue creyendo en su “revolución”, en la misma basura que lo defenestró aparentemente. Dice que no quiere estar en las “primeras planas”, ¿y por qué acepta la entrevista donde se da autombo de pintor? Pero además, qué mal gusto tiene este tipo como pintor que el único cuadro que ha colgado en la sala de su casa es el de una foto de su cardiograma. ¡Qué sencillo, qué modesto, y sobre todo, qué ridículo!

Por cierto, vende sus pinturas en Miami. ¡Qué mierda!

About these ads