Cuando me fui de Cuba. Por Tania Quintero.

Diario Las Américas.

Tania Quintero y su nieta mayor.

Tania Quintero y su nieta mayor.

Acerca de estos anuncios

8 comentarios en “Cuando me fui de Cuba. Por Tania Quintero.

  1. Muy buen relato de la sra. Quintero, su hijo se quedò en Cuba como muchos otros hijos antes de los 90, y esto de verdad es un gran dolor, cuando nosotros salimos de Cuba mi madre dejo un hijo en la UMAP porque habia que salvar el otro antes de que estuviera en edad del militar , un dia se contaran todas las historias tristes como la suya y si lleva razon eso de las foticos con el troley y el pasaporte en mano es de un kitch de un cheo que solo en las republicas bananeras con mentalidad bananera de tercer orden se actua asi

    Me gusta

  2. Gracias, Zoé, por poner link. Pero debo aclarar, a ti y a los lectores, que el texto publicado en el Diario de las Américas tiene unos cuantos errores. Parece que como era un poco largo, cuando lo envié salió mutilado. Luego de varios intentos, logré reenviarlo, en una versión más corta y con una letra más pequeña. Ahora, al copiarlo para reproducirlo en mi blog en el mes de marzo, encuentro que faltan líneas, como en el párrafo inicial, que queda sin mencionar la primera razia ordenada por Fidel Castro en enero de 2003, la llamada Operación Coraza, el más grande operativo hasta ahora realizado en toda la isla contra el consumo y tráfico de drogas. La segunda fue en marzo, que quedó conocida como Primavera Negra. El penúltimo párrafo falta, que iba a continuación de Me parece muy bien. Para mi blog lo voy a dividir en tres posts y a cada uno le prondré una fotocopia de algunas de las muchas entrevistas que entre 2004 y 2005 me hicieron en Suiza. Además de links a dos trabajos míos, uno sobre la Operación Coraza, publicado en febrero de 2003 y otro recordando el 18 de marzo, recordando el inicio de la Primavera Negra, en mi blog aclararé de los errores que salieron en el DLA.

    Me gusta

  3. Olvidé decir que cuando lo reproduzca en mi blog, le voy a cambiar el título, creo que le pondré Cuando viajar no está en tus planes. Porque, sinceramente, en mis planes nunca estuvo salir de Cuba, ni para visitar a familiares, pues no tenía a nadie afuera, ni para ‘turistear’ y menos para ‘conocer el funcionamiento del mundo’ o ‘congestionar el espacio aéreo’ con descendientes de los taínos y siboneyes. En junio de 1979 estuve tres semanas en la RDA, como enviada especial de la revista Bohemia, y para mí fue como montar el ‘patico’ que muchas veces monté de La Habana a Nueva Gerona, cuando en 1967-70 viví en Isla de Pinos, con mis dos hijos y mi entonces marido, abogado de profesión. La diferencia, que era un Il-62 de Interflug, que en vez de media hora, el viaje duró como diez, con escala en Canadá. Ah, y que la comida que daban era bastante buena, aparte de los souvenirs que te regalaban.

    Pero por los pasajeros no había mucha diferencia: ese vuelo fue casi todo lleno de ‘palestinos’, de aquellos intercambios que Cuba tenía con la RDA, Hungría, Checoslovaquia, Polonia… y aunque eran países de la cortina de hierro y comparados con el capitalismo tenían bastante retraso, el socialismo de ellos era mucho más avanzado que el cubano. Hubiera sido bueno que algunos de los actuales personajes que están como niño con juguete nuevo porque tienen pasaporte con foto biométrica, maleta con rueditas y en cualquier momento se montan en un Boeing, como ya alguno se montó, hubieran tenido esa oportunidad. Pues no fueran tan indios con levita como están demostrando que son, alborotados por algo que hoy es tan normal en el mundo civilizado. Pero claro, ellos viven en un país que se quedó congelado en el tiempo, todavía con El derecho de nacer en la radio, y todo eso melodrama y llantén.

    Volviendo a aquel viaje. Me senté lo más lejos posible de los ‘palestinos’, no porque fueran cheos, todos vestidos con safaris grises o cremitas, si no porque hablaban altísimo. Eran buenos muchachos, lo único que estaban sin pulir. Cuando llegamos a Berlín, como eran unos cuantos, les dije adiós con la mano. A mí me estaba esperando con su Trabant la periodista Cathèrine Gittis, a quien el año pasado le dediqué dos posts. Unos días después, caminando yo sola por la Alexanderplatz, siento que gritan “Compañera, Compañera”. Eran los orientales. Les saludé con cariño y les desée buena suerte. La misma que le deseo a todos los cubanos que tengan posibilidad de viajar. Pero eso sí, que se dejen de cheanzas cuando tuiteen o escriban en facebook. Y si quieren conocer ‘el mundo mundial’ como dicen algunos españoles tan atrasados como algunos cubanos, que traten de dejar en la isla el subdesarrollo.

    Me gusta

  4. Sra. Quintero ese titulo me gustara mas, creo que encaja mejor con la realidad del cubano, que jamas planeo en viajar para tener que construir una vida en otro pais. A diferencia de “los de ahora”, que si lo tienen revolucionariamente planeado. Su historia fue triste, como fue la de todos los padres que tuvieron que dejar a sus hijos detras, mas triste dejandolos en prision como los padres de Chris que dejaron al suyo en la UMAP, los mio dejaron al suyo de 17anos por tal de salvar a 3 mas y porque ya teniamos an~os sin la libreta y mi padre cortando can~a. Se puede decir con certeza que desde que esos churriosos se apoderaron de Cuba, todas las primaveras han sido negras y llenas de “operaciones”, y en eso se nos han ido 5 decadas haciendo el cuento, que triste lo que se nos avalancho encima!, y todavia hay cubanos listos a tranzar con esta gente, que va!, jamas!

    Me gusta

  5. Dolorosa la historia de Tania, Chris y la de tantos otros cubanos que han sufrido la separación familiar. No entiendo porque los cubanos no podemos crecer, aun viviendo por muchos anos fuera del infierno y disfrutando de la democracia de naciones avanzadas socialmente como Suiza, Canada,etc, continuamos con los epítetos, los nombretes, las ofensas, queriendo ver al otro como ser inferior. Demostremos que salimos de Cuba para mejorarnos como seres humanos y dejemos atrás esas costumbres provincianas (ups).

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s