La Philadelphia con Andrés Watts, un goce para siempre. Por Daniel Fernández.

El Nuevo Herald.

About these ads