¿Fueron las críticas lo que mataron a Payá? ¿Fueron sus autores los asesinos?

mamanbyluna31

Empiezo por decir que encuentro inadmisible que con la intención de tapar las bocas a aquellos que criticamos a Yoani Sánchez y compañía usen el método manipulador de que lo mismo se hizo con Oswaldo Payá Sardiñas. Una persona que ahora está muerta, asesinada muy probablemente por el régimen castrista. ¿Qué quieren insinuar los que así se expresan? ¿Que lo mataron nuestras críticas, eso es lo que están queriendo decir? ¿Que sus críticos fueron sus asesinos? ¡Qué poco demócratas son, qué breteros! Y a los periodistas que se dedican a avalar esa mentira, les digo: ¡Qué bajeza de periodismo están haciendo!

Yo fui una de las que criticó a Payá, no la única, lo hice de frente, y también por escrito, en mi libro La Ficción Fidel. No estuve ni estoy de acuerdo con el Proyecto Varela porque  en su momento no contemplaba al exilio, así se lo dije, por muy breve tiempo cuando estuvo en París. Payá aceptó caballerosamente mi crítica y tuvo la grandeza de contestarme verbal y brevemente. Payá siguió existiendo, siguió defendiendo su proyecto, e hizo otros. Cosa que no han hecho los reformistas, que el único proyecto que tienen es el que avala al raulismo y a ellos mismos, el proyecto del ombligo.

Posteriormente en un programa de TV, en Miami, cuando Pedro Sevec abordó el tema de la crítica a la disidencia, y me indicó el caso de Payá, le dije que no estaba de acuerdo con él en algunos puntos, pero que Payá siempre había sido muy coherente, que tenía no uno, varios proyectos políticos, y que se podía estar de acuerdo con él o no, pero ahí estaban sus proyectos. Y que era un hombre con el que había que contar en el futuro democrático de Cuba. Lo mismo que escribí en mi libro La Ficción Fidel al final del capítulo dedicado a Payá. Dicho esto, insisto en que hay una gran diferencia entre Payá y lo que nos quieren vender hoy por disidencia, como la única, sin contar con la otra, la auténtica.

En cuanto a afirmar con la cara tan fresca de que las críticas son mítines de repudio. Da verguenza. En democracia todos los días se halan las tiras del pellejo, se dicen de todo, en las Asambleas y en los Parlamentos. Aquí nadie ha hecho eso, aquí se ha criticado por escrito, se ha dicho lo que la gente piensa y nadie responde. La gente se hace preguntas, y la persona en cuestión, si se presenta como política, como periodista, ya tan famosa, debiera responderlas educadamente. Para eso es una persona pública. Y no dando raspes a la usanza de Castro I como el último que le envió a un periodista argentino a través de twitter. Twitter que le envía el argentino Marcos Mansueti “@marcosmansueti:  @yoanisanchez muy bien, una pregunta, de donde salen los fondos económicos para “tu gira”? Ella responde: @marcosmansueti Por qué no buscas en la web todos los vídeos donde respondo eso y así ahorro palabras?”.

Por otra parte, su “fina ironía” en cuanto a los Cinco no fue entendida, pero viendo el video, lo que resulta muy claro para cualquiera, me imagino que para los periodistas mucho más, ahí no hubo ironía ninguna, ni fina ni burda. ¿Por qué se limita luego a añadir que quiso decir lo contrario, cuando todo está tan traslúcido?

Confundir o mezclar adredemente las críticas con mítines de repudio demerita mucho de la inteligencia y el alto nivel de análisis que debe de tener un periodista, aunque ya sabemos lo que es la Caja Idiota, una maquinita de fabricar Egos.

Pero por encima de todo es una falta de respeto con aquellas personas que han sido arrastradas, golpeadas, vejadas, e insultadas en las calles de Cuba, es faltarle el respeto a las Damas de Blanco, por ejemplo, y al propio Payá, al que todos los días le daban mítines de repudio, le entraban en la casa, le pintorreteaban la fachada, le embarraban de un líquido rojo las paredes, simulando sangre. Confundir el derecho a dar una opinión con mítines de repudio castrista es de lo más sucio que he oído, de lo más mentiroso, y despojado de un sentido de la libertad de expresión y de la democracia. Viniendo de alguien que se considera periodista y ejerce como tal es funesto para su propia carrera, sencillamente porque están engañando a la teleaudiencia.

En Facebook anda rodando el cuestionario creado por Salim Lamrani, un enemigo de la democracia y de la libertad de Cuba, un furibundo castrista que tenemos en Francia al que Yoani Sánchez le dio una larga entrevista,  la cual, según ella, como siempre que se ve entrampada por su verborrea, fue manipulada por el entrevistador. Ese cuestionario  se ha convertido como era de esperar en la duda general de una gran cantidad de personas. Un demócrata si fuera demócrata de verdad se sentara y respondiera una a una esas preguntas . A mi juicio Lamrani está en el juego de Castro I y quién sabe si en el de Castro II también. Y la reformista Sánchez no está por la labor de responder a nada que pueda dañar su imagen, que nadie ha pretendido dañarle si no es a partir de sus incontenibles palabras que ella misma ha soltado por esa “inmaculada” boca. 

Cada día algunos cubanos se muestran como salvajes, intolerantes e ignorantes. Y sobre todo, se comportan de una bajeza y cinismo espantosos. Todo por conservar sus puestos en la televisión y caerle en gracia al mafioso de turno.

Nadie ha dado mítines de repudio hasta ahora. Pero si con lo que dijo en Brasil y con lo que machacó su marido comparando el dolor cubano con lo de Montescos y Capuletos y sobre los muertos de los exiliados que, según él, ya hay que saber guardar para que haya reconciliación ¿reconciliación con quién, con los asesinos?, ¿se han reconciliado los judíos con los nazis, los cambodianos con los Khmer rouges?, le dan esos mítines en Miami, bien merecido se los tiene. Aunque quién sabe si hasta los mítines, que nada tienen que ver con los que se dan en Cuba bajo el castrismo, y que son nada más que manifestaciones autorizadas por la policía, cosa que está autorizado en cualquier parte del mundo, porque es un derecho manifestar públicamente en contra, no estarían dándole razón a lo que verdaderamente quiere demostrar el castrismo, que el exilio es peor que ellos. Propongo que se exprese libre y tranquilamente y lleve hasta el final su agenda, perdón, la agenda de los que han tramado todo. Porque frente a esa agenda, la agenda del invento, porque comparar a Sánchez con Aung San Suu Kye es otra falta de respeto con la birmana, frente a esa agenda pro raulista otros cubanos, con todos nuestros derechos, nos enfrentaremos hasta el final. No aceptaremos al reformismo y nos opondremos a la vejación constante que le están haciendo a los cubanos, unidos al Raulato, los que quieren el poder y el dinero, y no la libertad de Cuba.

Por cierto, valdría la pena recordar, como él mismo hizo sin ningún tipo de arrepentimiento, que Reinaldo Escobar gritó siendo un adolescente “¡Paredón!” en las calles de La Habana, y eso si es incitar a matar a alguien, a instalar una dictadura, que su esposa llama “mi gobierno”. ¿Podría explicar también esa frase?

Los que blanden el sable de las críticas a Payá enlazándolo con su muerte no tienen argumentos para sostener el gran embuste que es Yoani Sánchez y comparsa. De la misma manera sostuvieron a los Castro, y así mismo han apoyado errores tras otro, no ya para Cuba, incluso votándolos, hasta proyectos que hundirían a Estados Unidos. Ahí está la clave. El monstruo se llama totalitarismo, y tiene muchas caras.

Esto es lo que trajo el barco.

Zoé Valdés.

14 comentarios en “¿Fueron las críticas lo que mataron a Payá? ¿Fueron sus autores los asesinos?

  1. El solo hecho de referirse a la dictadura castrista como “mi gobierno” dice todo de la señora Sanchez. Me imagino que ella este hoy muy pendiente, como su pro-fusilador marido, a la caja boba. Su jefe (de su gobierno, claro, lo dice ella) Raul Castro ha sugerido que puede el tambien, como la reina de Holanda, o como el Papa, abdicar. No ha dicho en favor de quien, pero el inmenso ego de la Sra. Sanchez seguramente alberga la idea de que pueda ser en su favor. O de Mariela, con quien finalmente se echara un cafe o un te. Tambien me da mucha gracia lo del recurso discursivo dirigido a los exiliados con eso de la reconciliacion y el perdon (como si los exiliados fueran los que tuvieran que pedir perdon, y mendigar una reconciliación) mientras son los castristas -y los agentes a su servicio- los que debieran pedir perdon y no lo han hecho, y los que debieran esperar por una generosa reconciliación, no solo de los exiliados, sino tambien de todos aquellos a los cuales han hecho tanto daño, a los que han propinado tanto odio y golpizas, a los que han asesinado, esten donde esten. Y que se puede esperar, de gente que se dice ironica, que se comporta como una dictadora mas, que llama al congreso brasilero aula de primaria. Por cierto, ya Raul Castro llamo “aula de primaria” hace mucho tiempo ya, a una reunion de generales cubanos o al “parlamierdo” cubano (nombre que viene de toda la mierda que se parla en ese maldito lugar)
    ¿Coincididencias, fina ironia, o comunión de “pensamierdo” y actitudes dictatoriales?

    Me gusta

  2. Los cubanos, en tèrminos generales, me temo, no estàn preparados para vivir en democracia… Son aficionados en todo y especialistas en nada… Improvisaciòn… no es lo mismo crítica que criticòn… siguen confundiendo a los verdugos… La Involuciòn ha creado una masa universal de ignorancia funcional… tontos del culo, pues… y en ese grupo incluyo no cubanos, que manejan informaciòn, viven en libertad, generan alguna idea pero no son capaces de organizar un pensamiento coherente…

    Me gusta

  3. NO HAY que estar claro…Hay que estar CLARISIMO…La agenda que trae Yoani está aprobada por el Máximo Líider…Es la misma medicia con diferente etiqueta….La niña está adoctrinada y manipulada…

    Me gusta

  4. Sra. Zoe mas claro y contundente nadie ha hecho muy bien en aclarale la memoria a estos dos personajes fundamentalmente tal parece que esta tu niña no se puede tocar ni con el petalo de una rosa la verdad es que hay que oir cada cosas que para que, Reynaldo Escobar es un comunista declarado en su blog(no lo digo yo lo ha dicho varias veces el mismo)y la mujercita se critica y bien porque para mi ella es cero nada basura No les gusta?? pues si eso es basura una que por oportunismo y ego falta el respeto a muchos cubanos que han tenido muertos/fusilados en sus familias y que ella defiende esa agenda con el puño izquierdo cerrado, Lo de Payà es ya otra cosa es mezclar la mierda para que apeste y de esa manera demostrar que somos los malos de la pelicula y asi actuando hacer relucir la cochambrosa y si como vivo en democracia a mi nadie me calla y les doy todos los apelativos que se me peguen en ganas quieren censurar quieren hacer pasar las criticas para crear cargos de conciencia , que gentuza mas barata… pero la justicia divina existe y bien

    Me gusta

  5. ¿Podrías perdonar al asesino de tu padre sabiendo que este jamás se ha arrepentido de sus crímenes?. ¿Podrías reconciliarte con el asesino confeso que nunca ha sido llevado a juicio?… en todo caso primero pediría juicio imparcial, luego una condena justa, jamás el perdón y cuenta nueva, eso sería traicionar la memoria de mi padre.
    Montescos y Capuletos fueron familias enfrentadas por deudas de sangre mutuas, aquí hablamos de cosas muy diferentes… no hablamos de los cubanos de fuera (Capuletos) enfrentados a los de adentro (Montescos); hablamos de una pandilla de mafiosos, asesinos en el Poder, oprimiendo a un Pueblo dividido por la propaganda oficial y otros odios inducidos.
    Comparar la desgracia cubana con una tragedia de amor “imposible” es mucho más que vil manipulación, es ser cómplice de los asesinos.
    Lo que no podemos es transferir la culpa (y con ello criminalizar) a todos los cubanos que aún viven en la Isla por el solo hecho de haberse quedado o no haber hecho lo suficiente… ellos no son culpables (en su inmensa mayoría), son victimas de un régimen fascista que controla sus vidas y sus mentes hasta en los más mínimos detalles ¿cómo puede tener un juicio racional y ponderado alguien sin acceso alguno a la información y que solo conoce la “realidad” manipulada por la propaganda oficial?, condenar a un Pueblo entero por los crímenes de los que los controlan y manipulan no es ni justo ni racional; es además hacerle el juego a la dictadura justificando el enfrentamiento entre cubanos.
    Aquí la única “contradicción irreconciliable” es la del Pueblo oprimido en contra de la Oligarquía Castro Fascista que lo oprime, a esa es a la que hay que derrotar, juzgar y condenar… con esa no se negocia, no se pacta, no se le hace el juego y mucho menos se le puede perdonar…
    No se puede hablar de disidencia cuando hablamos el mismo lenguaje del Castro Fascismo, cuando en nuestra agenda entran los temas y asuntos que esta le conviene y “olvidamos” la única agenda posible, la agenda de la Libertad.

    Me gusta

  6. Es una pena que nosotros mismos seamos quien le demos la popularidad a esta mediocre disidente, que se hace llamar moderada, yo creo que debemos de hacerle menos propaganda, para que su vuelta al mundo pase desapercibida, porque si seguimos hablando de ella. “Primero; gastamos tiempo y espacio en el que deberíamos hablar de las dignas “Damas de blanco” de Sonia Garo que sufre prisión junto a su esposo, y de otros muchos invaluables disidentes que están allá bajo vigilancias, golpizas, y represiones de verdad, no las de esta tipa, que las ha inventado, Yoani toda ella es un circo o una mentira, que tiene que subir el telón y bajarlo cuando su querido “Raúl Castro” se lo pida, ..Su agenda no es la de los verdaderos cubanos que queremos Cuba Libre sin los Castros, no queremos reconciliaciones con los asesinos, queremos libertad absoluta para el pueblo de Cuba…sin la maldiciones castrista…Cada cual tiene el derecho de pensar libremente y de expresarlo,..Pero aunque yo admirara a los nazis( y lo digo como una suposición espero que no lo den por cierto) no me atrevería, por respeto, a decirlo en una ante una “comunidad Judía” que ha sufrido con ello.. de Paya que puedo decir, aunque nunca creí que su proyecto, fuera lo mejor, lo firmé, porque todo lo que vaya contra la dictadura para mi, merece mi apoyo, que si estaba completamente de acuerdo con ese proyecto, NO, pero admiraba a ese hombre que creía en ello, que luchó por sus ideas, y que murió por ellas…Saben por qué?, porque demostró tener más “huevos y ovarios” que muchos, nunca se fue, como nos fuimos nosotros, y a su manera lucho por lo que creía justo y de una manera pacifica…Por eso nunca olvidaremos a “Osvaldo Paya Sardiñas” y todo cubano que se respete, debe darle su merecido reconocimiento…Porque todo el que luche de alguna manera en contra de la “Dictadura Castrista”, merece nuestro respeto, todos sabemos que esa lucha es de “mono a León” y “el mono amarrado”…SIGAMOS APOYANDO LOS QUE LUCHAN, PORQUE LA LUCHA CONTINUA, YA CASI ESTA CERCA EL FINAL..!!!.VIVA CUBA LIBRE SIN LOS CASTROS!!!!

    Me gusta

  7. Excelente el artículo, asi como los comentarios de Charlie Bravo y Chris.
    Los crímenes como sistema, las condenas a prisión caprichosas, el abuso a los hijos y esposas de los presos y fusilados. Las vejaciones a los que intentaban abandonar la isla esclava, todo eso y muchos horrores más no permiten otra cosa que el rechazo a todo aquel que proponga “reconciliación” y que le falte el respeto a los cubanos dignos con “ironias” o juegos de palabra (por cierto de una mediocridad risible)
    La bloguera y su marido Macho Rico, el mismo que gritaba “paredón” con las turbas enfurecidas hace décadas y sus cómplices, que desde el norte han hecho de Cuba Inc., un bocadillo exquisito para los pillos, no merecen que se les ignore, todo lo contrario, hay que salirles al paso con nuestra verdad cada vez que asomen la cara con la mueca arrogante tan común en los dirigentes castristas.
    Gracias.

    Me gusta

  8. Nos podemos reconciliar con nuestros familiares, enamorados, amigos, etc. con los cuales hubiéramos tenido algun mal entendido por cuestiones sin importancia. Pero no podemos reconciliarnos que el que quiere dominar nuestras vidas, el que mata, roba, envilece a su pueblo y vive como si un Rey fuese, que persigue, oprime y mata a quien osa protestar. No, con esa gentuza no nos podremos reconciliar nunca. Porque hay conciliación cuando las dos partes comprenden que ha habido un error, pero aquí no se trata de eso, una parte es el pueblo oprimido y la otra es el dictador totalitario. Ni hablar, ni perdonar, y mucho menos olvidar.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s