Yoani Sánchez. Por Esteban Fernández.

EstebanFernandezRecienteGrande.htm

Por demanda popular, y porque muchos me tienen loco para que diga algo al respecto, a pesar que yo he dicho con anterioridad todo lo que creo de esta muchacha, paso levemente a “tocarla con limón”.

Nada me sorprende más que el alboroto de algunos sobre las declaraciones de Yoani Sánchez. Desde el primer momento Yoani ha hablado, y ha defendido a los adoctrinados en Cuba de los cuales ella es parte primordial.

Al contrario, le estoy muy agradecido por sus absurdos testimonios porque solamente Zoé Valdés en Francia ha recibido más quejas que yo por nuestras opiniones sobre esta dama que ahora nos reivindica.

Jamás, desde la primera palabra impresa, ella se ha hecho eco del exilio histórico cubano. Es más, de esos no puede decir ni pío porque ella solamente sabe lo que el adoctrinamiento castrista le ha inculcado.

¿Cuánto tiempo hubiera durado sin que sus huesos hubieran sido enviados a Manto Negro, o a cualquier de las cárceles cubanas a cumplir 20 años, si hubiera dedicado tres artículos a defender, por ejemplo, a Luis Posada Carriles? Del primer escrito no hubiera pasado. Ella siempre ha comentado sobre las molestias que padece la masa adoctrinada. Cosas como que “Hay mucho calor en La Habana”, o que “Han subido los precios de las frutas”. Las mismas incomodidades que el propio Raúl también critica…

Nada de decir que los hermanos Castro son unos hijos de perra que desde hace rato merecen estar en el Infierno. Me encantaría leer algo proveniente de su imaginación sobre el enorme sufrimiento del presidio político cubano durante el “Plan Camilo Cienfuegos”… Me juego todo al canelo a que si le preguntan ¿Quién fue Eduardo Capote? No tiene ni la menor idea ¿A qué no conoce que a este compatriota le cortaron varios dedos de una mano de un bayonetazo?

Si ella hubiera escrito celebrando el intento de volar en mil pedazos al Che Guevara durante su visita a las Naciones Unidas ahora el sorprendido con sus declaraciones fuera yo. Hay unos garabatos de ella hablando sobre la mochila que llevó su hijo a la escuela ¿A qué cubano que verdaderamente desea la libertad total de Cuba le interesa eso? Desde luego, quizás recibió un premio de algún grupo izquierdista por ese bravo escrito. Y para que ella aprenda: eso de “bravo escrito” sí es una ironía.

“Que se acabe el embargo a Cuba, que devuelvan la Base Naval de Guantánamo” son consignas fidelistas desde hace más de 50 años. Eso se lo han metido a los cubanos en las cabezas con un cincel. Y lo de que liberen a los cinco espías es una matraquilla constante en la Isla de la cual ella se hace eco porque eso es lo único que ella sabe. ¿A que no tiene valor de pedir la libertad de Eduardo Arocena el líder de Omega 7? Es experta en boberías y en lo caras que están las berenjenas en Guanabacoa.

Y que sea famosa, tampoco me alarma, porque sé muy bien de la forma en que se crean los ídolos de barro desde la época en que hicieron famosísimo a un cantante norteamericano llamado Fabián sin que nadie lo hubiera escuchado jamás entonar una simple melodía.

Yoani Sánchez es una ignorante absoluta de la lucha desarrollada por los cubanos. Les aseguro que ella no puede dar cinco nombres de patriotas fusilados en El Escambray. No sabe quiénes fueron los tres principales líderes de la Brigada 2506. Yo le daría el “Premio Esteban”, acompañado por 16 pesos cubanos, si se atreviera a escribir un artículo defendiendo al Movimiento Nacionalista, y sobre las actividades de Guillermo Novo, de Horacio Minguillón, Gaspar Jiménez, Virgilio Paz, Dionisio Suárez, Pedro Remón, Héctor Fabián, Aldo Rosado.

¿Por qué no dijo algo de la muerte de Abon Lee el valiente militar que le puso la caña a tres trozos a Camilo Cienfuegos en Yaguajay? Por favor, ni sabe quién fue ese valiente chino.

Yo no me atrevo a considerarla una agente castrista, simplemente sostengo que es una representante de los que nos odian a nosotros, los verdaderos enemigos del régimen opresor que deseamos su destrucción total. A que no pide JUSTICIA a la hora de la liberación, va.

¿Por qué no dedica un par de horas a conversar con Tony de la Cova para cuando regrese pueda escribir sobre el ataque al Moncada?… Ahora cuando vaya a Miami debe visitar las oficinas de Alpha 66 para que vea- y pueda reflexionar al respecto- las paredes llenas de fotos de mártires de la lucha.

A ver cuántos premios le dan por tres artículos sobre Yarey, sobre Vicente Méndez, y sobre Orlando Bosch. Yo les aseguro que si lee una colección de mis escritos durante 45 años discrepará más de mí que de Raúl y Fidel Castro.

Ah, y si alguien me quiere decir que “ella vive allá y yo aquí en libertad” antes debe averiguar con los güineros para enterarse si cuando yo estaba en Cuba me mantenía callado y sumiso.

 

About these ads