CICLO ESCRITORES: ANTONIN ARTAUD (FRANCIA, 1896-1948)

El teatro y su doble, fue para mi como la sombra y su doble, o sea yo. Leí el libro publicado en Cuba, rigurosidad obliga, a decir verdad le temía a ese libro, sin embargo me sedujo el concepto de teatro de la crueldad, ¿no somos en la vida sus mejores actores? No sólo resultó a partir de ahí, un poeta, un novelista, un ensayista, un dibujante, imprescindible para mí, además fue un actor y director que marcó pautas de relación entre la vida y la actuación, y que me inspira para describir rasgos de personajes.

Todo empezó, como es habitual, en la infancia, pero en su caso, comenzó por una migraña intensa que no se alivió que con su muerte. La migraña lo condujo al arte, el arte a la locura, la locura a la lucidez, y murió, pienso, de exceso de lucidez.

Como actor, pudo expresar sus inquietudes de intelectual como pocos, sobre todo en su personaje de Marat en la película Napoleón de Abel Gance, o en su personaje de Jean Massieu en  La pasión de Juana de Arco de Carl T. Dryer – 1927/1928.

Fue el guionista de la primera película surrealista La coquille et le clergyman de Germaine Dulac, 1926 (1ra parte y 2da parte).

Antonin Artaud es el autor de una obra impulsiva, surrealista, plena de sensaciones. Una obra que marca con su complejidad y sus ideas de la irrealidad. Yo recomendaría, de su obra literaria, por supuesto El teatro y su doble (Gallimard, 1938), El arte y la muerte (Denoël, 1929), Las nuevas revelaciones del ser (Denoël, 1937), y sé que muchos lectores cubanos han leído De un viaje al país de los Tarahumaras (Ëditions de la Revue Fontaine, 1945).

7 respuestas para “CICLO ESCRITORES: ANTONIN ARTAUD (FRANCIA, 1896-1948)”

  1. Artaud, como Jerry fue un esquizofrénico del Teatro avant-garde. Creo que el análisis definitivo sobre las relaciones entre literatura y locura está todavía por hacerse. ¿Como que existe una correlación entre enfermedad y literatura, no? Pienso en Nietzsche, o en Michelet ambos con sus migrañas infernales. Artaud estuvo por estos caminos tambien.
    Saludos Zoe, (que por cierto ahora termino de leer tu novelada historia de Remedios Varo y te felicito – una delicia.)
    -G

  2. Gracias, G., es un honor esa lectura. Estoy convencida que esa relación entre enfermedad y literatura es el misterio de la escritura: Desde luego, Michelet y Nietzsche, ambos sumamente indispensables. Saludos, y nuevamente gracias.

  3. Maestra, aquí todos estamos locos, manquenoseamos escritores…! Ty, again.

  4. rectifico: es manquenoséanos…TY, one more time…y disculpe.

  5. Es cierto, Cuco, por fortuna.

  6. Ah, Artaud…Y ese Marat…En la película de Abel Gance casi todos estaban locos. Me inspiras a hacer en mi blog algo sobre ello. Gracias, Zoé.