FRAGMENTO DE «NUESTROS PLURALISTAS», DE ALEXANDRE SOLJÉNITSYNE.

NUESTROS PLURALISTAS.

Alexandre Soljénitsyne.
Ediciones Fayard, 1983.
Traducción del ruso al francés por Nikita Struve.
Traducción del francés al español por mí, sólo para lectura rápida.

“Durante seis años no he leído ni sus antologías ni sus panfletos ni sus revistas: sin embargo, raros eran los artículos que no dirigían sus puntas aceradas particular y preferentemente contra mí. Yo trabajaba en el aislamiento sin tener que encontrarlos, sin tener que conocerlos, sin tener que hablarles. Absorbido por mis Nudos (A.S. hace referencia a los tres libros que consagró a a la historia de la Revolución rusa. Abreviación de N. del trad.) todos estos años, he ignorado sus ataques y el conjunto de sus polémicas…

… Esos de los que les voy a hablar aquí, en su mayoría, dejaron la URSS; algunos se quedaron. Otros tuvieron su parte de existencia privilegiada de comunistas, otros degustaron de los campos. Desde hace bastante tiempo, se han unido por una corriente de reflexiones sobre el pasado y el futuro de nuestro país, que, si no tiene denominación común, pone con frecuencia y con placer el acento, entre sus particularidades ideológicas, en el pluralismo. Es por eso que también yo les llamo pluralistas.

… Leerlos deviene más desesperadamente monótono de lo que yo me temía; lo que escriben a veces no es desagradable para nada, no surge siquiera de un arranque de ira.

… Se encuentran los juicios que veremos aquí: ‘Antes que nada, Lenin es un genio y no podemos poner en duda sus intenciones personales. Su poder sobre Rusia será siempre grande, sigue siendo venerado y admirado’… ‘Lenin nunca fue un asesino comparable a Stalin o a Hitler’… A sus ojos, el pueblo es bien idiota. Decenas de millones sabían quienes fueron exterminados o quienes se quedaron con la boca cosida. Los privilegiados del régimen ‘no sabían’. Y luego, ‘en el caso de los intelectuales, éso fue como un velo que se le cayó de los ojos’ (¿No es realmente bochornoso publicar semejantes cosas? Esos son verdaderos esclavos, a los cuales, ‘el XX Congreso les abrió los ojos’; ellos no se habrían nunca enterado de la existencia de millones de víctimas, sin que los verdugos no se hubiesen encargado de revelárselo.

… no ve el sufrimiento de un pueblo de 270 millones de almas cuyo nivel de vida es comparable al de los países africanos: trabajo no remunerado, enfermedades, nivel catastrófico de la salud pública, sistema de educación monstruoso, niños y jóvenes abandonados, venta desenfrenada del país a los extranjeros, de las riquezas de nuestro subsuelo. Lean las revistas y las antologías de los pluralistas: ¿es para ellos ésto su problema? Si ellos se preocuparan verdaderamente por Rusia, ¿por qué nunca escriben una palabra sobre todo éso?

… Y ninguno de ellos, absolutamente nadie se ha arrepentido: ninguno ha admitido públicamente que él también nos había escupido su mentira en los ojos; ninguno ha contado cómo, durante al menos una parte de su vida, había colaborado con el régimen soviético, había ayudado y glorificado y se había dejado condecorar por el régimen. No soy yo, es la masa bestial del pueblo que es responsable de ese régimen: he aquí su filosofía. No les viene la idea de que la verdadera creación comienza no por la denunciación satírica de los otros (aunque ésta tenga o no sus riesgos), sino por el reconocimiento de su propia responsabilidad y su arrepentimiento.

… Ustedes piden que incluso en la denuncia del Gulag, con sus millones de víctimas masacradas por los comunistas, no tenga nadie la ‘espuma en los labios’. ¿Por qué vuestros labios espumean entonces, cuando no dan vergüenza a sus amigos y discípulos? Pero sí ante un escritor que jamás ha cortado la cabeza de nadie.

… Esos pluralistas de espíritu tan independiente jamás han condenado el régimen soviético con tanta furia: sin embargo, en todos estos años, me han cubierto de tanta cantidad de basura, con un encarne tal, que jamás la servil prensa soviética, en veinte años, ha encontrado el modo de igualarlos.”

El autor cita algunas maneras de desacreditarlo que usaron los Pluralistas:

“Lenin y Soljénitsyne tienen una concepción absolutamente idénticas de la libertad… “

Los Pluralistas llamaron al autor:

“El ayatollah de Rusia… el Gran Inquisidor… Si tomara el poder no sería más que una variante, más peligrosa, del actual régimen soviético…

… Y todo éso no fue escrito por extraños que no tuvieran que ver con el tema, pero ¿cómo decirlo? ¿cómo decirlo? ¡Por mis compatriotas!. Y de año en año, el tono de los pluralistas se hacía cada vez más ácido y ulceroso, no cesaba de montar, entonces sus acusaciones llevadas al extremo les parecieron insuficientes y se pusieron a llenarme de injurias personales: ‘Su razón se oscureció… La alteración de su razón lo arrastró a una debilidad de los frenos morales… Una locura caracterizada… Los golpes de la gloria acabaron con una cabeza que contenía poca representación moral’…

… No cesaron en sus maledicencias, de remover en todos los sentidos mis propias declaraciones, como si ellos hubieran sido los primeros en hacerlas y en descubrirlas. Ninguna de mis páginas en donde manifiesto mi arrepentimiento escapó a la danza del escalpelo, cada una encontró su vil destructor, unos danzaban, otros saltaban en cabriolas, los terceros apuntaban con el dedo triunfantes: ¡ellos habían revelado lo que yo había pretendidamente escondido! Entre esos se encontraban los escritores: ¿cómo conciben ellos una obra literaria que no comporta el reconocimiento de sus errores?”

Algunos se dedicaron a rebuscar en la genealogía del autor:

“… En su genealogía sólo hay campesinos, es por eso que la mierda de la vaca ensucia cada una de sus páginas.”

Y el libro termina con algunas frases como éstas:

“El miedo y el odio los han unido en la amargura.

El odio concertado que los une me convence más bien de la justeza y de la utilidad para Rusia del sendero que me tracé.”

El contenido del libro está fechado”Mayo de 1982”.

(Subrayados que decidí traducir anoche para compartirlo con ustedes.)

7 respuestas para “FRAGMENTO DE «NUESTROS PLURALISTAS», DE ALEXANDRE SOLJÉNITSYNE.”

  1. Gracias estimada Zoe por estos subrayados.

    “El miedo y el odio los han unido en la amargura.
    El odio concertado que los une me convence más bien de la justeza y de la utilidad para Rusia del sendero que me tracé.”

    Hay que agragar mas…? Excelente seleccion la que nos has brindado.

  2. Esta pelicula se repite… te ahorraron tener que escribirlo, solo queda decir como Juan Abreu:
    Que se lo metan.
    Siempre hay que estar dispuesto a decirlo. No se puede vivir decentemente sin decirlo. Es pura sabiduría destilada la frase. A la menor duda, a la menor vacilación: que se lo metan.
    Patria, fama, moral, seguridad, reconocimiento, respetabilidad. No hay que aceptar ni el más mínimo chantaje en nombre de esas u otras palabras semejantes y lo que esconden.
    Que se lo metan

  3. Si, todo eso que cuenta el autor fue y aun sigue, por desgracia, como en el caso de Cuba: la representacion de la mentira y el disimulo elevados a categorias, oficializados. El mismo mito instaurado como poder. Que horror! El brillaba con su luz propia, era demasiado para Ellos.
    Siempre leo tu blog Zoe, asi como tus libros, solo que no siempre dejo mensajitos, pero es un gusto leerte y saber que personas como tu, aun «existen». Gracias por «ser» y «existir». La cazadora de Astros, lo compre en Ave. Corrientes, Argentina, hace poco y fue otro placer leerte.

  4. Gracias, estimada Condesa de Merlín, para mí también significan mucho sus palabras.

  5. Gracias, estimado Eufrates, la selección la hice pensando en todo, ya sabe. Yoruba, gracias, sí, no hay más que decir después de sus palabras. Cuco, gracias por estar nuevamente.

Deja un comentario