CICLO ESCRITORES: GUSTAVE FLAUBERT (FRANCIA, 1821-1880)

Foto ZV.
Foto ZV.

A César Reynel Aguilera.

Nació en Ruán, en la Alta Normandía, y lo he estudiado con lupa, tal vez lo haya leído demasiado en francés, como debe ser, pero me gustaría ahora revisar las traducciones. Escribió una novela corta magnífica: Salambó, después de haber alcanzado el éxito con Madame Bovary, novela que no sólo le trajo el triunfo literario, además lo enredó en un desagradable proceso judicial. «El porvenir me inquieta», escribía, «qué puedo escribir que sea más inofensivo que mi pobre Bovary, arrastrada por los pelos como una cualquiera…»

Flaubert tiene de dos escritores que me fascinaron siempre y me seguirán seduciendo: el realismo de Balzac y el naturalismo de Zola.

Junto a la estatua de Gustave Flaubert en Trouville. Foto Ricardo Vega.
Junto a la estatua de Gustave Flaubert en Trouville. Foto Ricardo Vega.

Flaubert, que desdeñaba el orden burgués y profesaba la religión del arte, fue un apasionado defensor del artista.

«La vida», decía, «sólo es tolerable con una manía, un trabajo cualquiera. En cuanto uno abandona su quimera se muere de tristeza».

Flaubert intentó mantenerse al margen de la política, pero no hay nada más político que esta frase: «No siento simpatía por ningún partido político, o mejor dicho, los aborrezco a todos, porque me resultan igualmente miopes, falsos, pueriles, porque se concentran en lo efímero, sin ninguna visión de conjunto y no se elevan jamás por encima de lo útil. Odio todo despotismo: soy un liberal empedernido. Por ello, el socialismo me parece algo horrible y pedantesco, que será la muerte de todas las artes y de toda moral.»

Y ante la ocupación prusiana de Francia dijo: «Asistimos a la destrucción del mundo latino».

A mi juicio tiene dos novelas imprescindibles para entender la literatura y al ser humano: La educación sentimental y esa abarcadora novela que empieza en el banco frente a mi casa, en el Boulevard Bourdon, Bouvard y Pécuchet.

El escritor cubano César Reynel Aguilera construyó su novela inspirado en la estructura de Bouvard y Pécuchet, no sé si se lo propuso, pero así lo veo. Sin ánimos de regalar elogios, sólo digo algo que salta a la vista felizmente.

Zoé Valdés. Notas tomadas en mi agenda anaranjada.

 

15 respuestas para “CICLO ESCRITORES: GUSTAVE FLAUBERT (FRANCIA, 1821-1880)”

  1. Uno de los gigantes entre los gigantes modernos, o sino preguntémoselo a Vargas Llosa. Gracias por compartir Flaubert, Zoe, ojala algún día pueda pasar por ese Paris donde caminaron Moreau y tantos otros inmortales flaubertinos. Yo sin embargo, Zoe, me quedo con el San Antonio de las tentaciones, no se que piensas tu. Un saludo desde Miami, – Gerardo

  2. Sin duda alguna, G. El San Antonio es una obra fundamental, Lujuria y Muerte son personajes más allá de la tentación, lo volveré a leer, llevo tiempo sin repasarlo.

  3. hace tiempo que mis amaneceres son diferentes con tu blog (parece bolero, sono muy ridiculo?), pero es verdad… es como una ventana, una mas que abro cuando me despierto..

  4. No me gusta su pesimismo respecto a la destrucción del Arte por el Socialismo. Estuvo cerca, pero logró escaparse.
    Saludos,
    Al Godar

  5. Muchas gracias querida Zoé,
    No he leído Bouvard y Pécuchet, tengo que hacerlo, ya salgo a buscarla. Tampoco había leído el Tristam Shandy de Laurence Sterne cuando escribí mi novela. Después de haberla terminado leí un artículo sobre ese libro, salí a buscarlo, y confirmé que casi nada es nuevo bajo el sol.
    Es posible que mi novela le deba más a la pintura que a la gran literatura. Durante muchos años, mientras me preparaba para ser médico, estudié frente a un oleo que clasifiqué, sin lugar a dudas, como no figurativo. En la tela se mezclaban brochazos ¿rojos, negros, azules, blancos, verdes y naranja? Ya ni me acuerdo. Abajo, en la esquina derecha, se podía leer el nombre de un pintor llamado Rusky. En la medida que el tiempo fue pasando -y con él las largas madrugadas leyendo libracos- esos brochazos empezaron a organizarse en una calle de La Habana en carnaval, con comparsa arrollando, vecinos asomados a los balcones y puertas-ventanas abiertas de par en par. Desde que empecé a escribir R.U.Y. quise que sus viñetas, capítulos, diatribas, y personajes, se (des) organizaran como los brochazos de un fresco que sólo regala sus imágenes verdaderas cuando terminamos de (re) leerlo. Cada mañana, para recordar que es así como quiero escribir, miro una reproducción de mi cuadro preferido que cuelga en el cuarto de mi hijo: El torero alucinógeno de Salvador Dalí.
    La coincidencia con Sterne y Flaubert podría deberse a un mismo afán de libertad, al menos de libertad oral, no he encontrado una sola persona en mi vida capaz de contar una historia en voz alta respetando la linealidad del modelo clásico. Todos los contadores de historias que he conocido saltan p’alante y p’atrás, se sacan datos de la manga, piden disculpas, nos ruegan que nos esperemos, y continúan contando que una gran confianza en la capacidad de nuestros cerebros para organizar el caos en patrones predecibles. Una capacidad que la mayoría de los editores le niegan a eso que ellos llaman «lector medio». Y aquí termino, que si me explayo termino mañana.
    Un abrazo
    César

  6. Cuide esa agenda anaranjada, dilecta Zoe. Cuanta informacion nueva para mi, que mortal pecador, no habia vuelto a acordarme de Flaubert desde que me gradue de la universidad. Su pesimismo sobre el socialismo no pudo haber sido mas acertado.

  7. Pues habría jurado, querido César, que la estructura psicológica, no formal, de la novela, te había sido inspirada por Gustave Flaubert, es un orden de la razón que tiene mucho que ver con lo que escribes. Aún cuando en la forma esté más cercano de la pintura.

  8. Gracias, Eufrates, tengo colección de agenditas, un día se las mostraré. Sólo por fuera, porque dentro están esos secretos que sólo pueden intepretarse en las novelas o poemas, o fotos (en su caso).

  9. Zoé, es posible, Flaubert es tan esencial a nuestra cultura que uno lo bebe sin hacer cuencos.

  10. oops, sorry, «óleo», y «continúan contando CON una gran confianza en la capacidad»… eso me pasa por escribir sin haber tomado café.

  11. Cesar no eres tu el que escribió «R.U.Y»? Donde puedo conseguir tu novela Cesar (esta agotada)? Solo he oído cosas buenas de tu Ruy. Si como dices, es cierto que se inspira en la pintura, no estas muy lejos de la primera novela de Sarduy (‘Gestos’), que recuerdo que fue inspirada en los trazos caligráficos de Franz Kline – los gestos del gran expresionista en el papel. Tema para discutir; yo mismo tengo un blog sobre realciones de artes visuales y literatura (Puente Ecfratico). Bueno amigo, un saludo desde UF, Gainesville.

  12. Cada día sigo tu blog, porque me encanta y me instruye. Solo había leido Madame Bovary, pero voy corriendo a encargar La educación sentimental.

  13. Gerardo,
    Ya había visto tu blog, y lo puse en mis favoritos, me impresionó mucho y muy bien la calidad de ese sitio y tu juventud. Son de esas cosas que me hacen pensar que hay futuro para Cuba. De paso me enteré del significado de la palabra Ecfrático, muchas gracias. R.U.Y. está agotado, la primera edición fue bien pequeña. Estoy esperando noticias, en cuanto sepa que va a pasar me dejo caer por el Puente y te digo. Un abrazo lleno de admiración
    CRA

  14. Flaubert, el verdadero padre de la novela moderna.
    Saludos a César Reynel, y a su único «R.U.Y»

  15. Gracias Zoe por liderar esta campaña o cruzada por la libertad…
    FREEEEEEEEEE GORKY!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Sólo les recuerdo ahora a los que miréis para otro lado, aquella frase de Martin Niemöller: …un día vinieron por los capitalistas, y como yo no soy capitalista, no dije nada. Luego apresaron a los socialcristianos, a los socialdemócratas y hasta a los comunistas ortodoxos, y como yo nunca he militado en ningún partido político, guardé silencio. Otro día vinieron por los homosexuales, y como yo no soy homosexual, miré hacia otro lado… Hoy vinieron por mí… y ya nada puedo hacer…!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Cuando veas la BARBA de quien tu sabes arder BUSCA GASOLINA, A MI ME GUSTA LA GASOLINA!!!!
    Que dios nos libre…
    Desde Barcelona
    AdriáNomada