FESTIVAL DE VILANICA.

Foto Marko Jesnterle
Foto Marko Jesnterle

Anoche hubo un pre-estreno del Festival Literario de Vilenica en Ljubljana. Leí fragmentos de Te di la vida entera y de Café Nostalgia que son las dos novelas traducidas al esloveno en el Jazz Club Gajo, al lado del Pen Club, acompañada por Marko Jesnterle, la traductora Bárbara Jursic, y Natasa Barbara Gracner, actriz que leyó fragmentos en esloveno de ambas novelas, Diego Barrios Ross, venezolano, cantó tres canciones de las que cito en la novela, acompañado a la guitarra por Aljosa Kozor, perdonen la falta de acentos eslovenos de techito virados al revés.

Después de la lectura nos fuimos a cenar al centro de la ciudad. Hablamos de literatura, de política, pero más de lo que sucedió y sucede actualmente en Eslovenia, que de Cuba. Me interesa mucho cada caso ex-comunista. Y me siento más cercana de ellos que de la experiencia y visión que tienen los latinoamericanos de las dictaduras. Nos une el mismo fenómeno dictadorial y también a ellos les costó trabajo que se les reconociera su dolor. Recuerdo que, en una ocasión, Frédéric Mitterrand, escritor, cineasta, sobrino de François Miterrand me dijo: «Ustedes, los cubanos, estan pasando por lo mismo que pasaron los soviéticos y la gente del Este ex-comunista, nadie les creía». Llevamos un buen rato en esto.

Eslovenia fue un caso distinto. Tito sabía manejarse con lo que le gustaba del capitalismo, y supo plantarle cara a los soviéticos, al stalinismo; y aunque sin duda alguna aquí había comunismo, de cierta manera fue menos cruel en que otros países, según argumentan los mismos eslovenos y he leído en estos días. Además de que el comunismo se cayó por obra y gracia de los comunistas más recalcitrantes que enseguida se viraron y se convirtieron en capitalistas acérrimos. Hoy no existe un partido comunista, ¡qué felicidad!, mutaron en partido social-demócrata.

La inmigración hispana está compuesta por argentinos, porque hubo exiliados eslovenos en Argentina, y ahora esas familias regresan, o sus hijos, y se instalan aquí; hay también bolivianos, y venezolanos. Hay un cubano, que lleva muchos años, fue y es al parecer un personaje muy conocido de la televisión, es pantomimo, actor, presentador, pero nadie supo decirme el nombre, lleva algunos años retirado de la vida pública. Finalmente, gracias a una lectora del blog, se llama Andrés Valdés, un tocayo.

Me comentan que con el capitalismo llegaron otras dificultades, problemas de vivienda, claro, desempleo, menos atención a la cultura, porque los nuevos ricos se enriquecieron con las guerras y a ninguno le interesa ser mecenas de la cultura. ¿Pero esos problemas u otros no los tenían antes?, pregunto. Claro que sí, pero pensábamos que el capitalismo iba a solucionarlo todo. Aunque cuando la pregunta «ingenua»: pero, ¿qué es mejor para los eslovenos el comunismo de antes o el capitalismo? Sin duda alguna el capitalismo, no hay comparación posible. Está claro que en época de comunismo no había libertades, y eso es lo principal en la vida, y por supuesto, hubo necesidades. Y eso que ellos jamás tuvieron libreta de racionamiento (salvo en la segunda guerra mundial), sólo para la gasolina, y podía salir y entrar del país, los que podían económicamente. 

 

Gracias a Miljana Cunta, directora del festival. Gracias a Slavko Pregl, presidente de la Asociación de los escritores eslovenos. Fue grato intercambiar opiniones con Florin Lazarescu, escritor rumano. No pude poner fotos porque no tuve conexión, pero actualicé los nombres.

Una cosa buena que me hace simpatizar con Tito: Después de la segunda guerra mundial lanzaba a los estalinistas al mar en la Isla Desnuda. (Ahora aquí se reirán Juan Abreu y Marko Jensterle).

La cosa mala que no le perdono: Fue quien vendió a CaSStrolos modelos de edificios de Alamar.

11 respuestas para “FESTIVAL DE VILANICA.”

  1. Muy interesante. Sigue contandonos. Las experiencias de ellos nos sirven para entender lo que se nos avecina psicologica y socialmente. Gracias.

  2. Ayer estuve en la charla y fue muy agradable. Solo queria decirte el nombre del cubano que vive aqui ya hace anos y anos. Se trata de Andres Valdes y es un pantomimo.

  3. Sí, estamos mucho más cerca de ellos que de las dictaduras latinoamericanas. Espera… Mencionaste ¿¡un mimo cubano!? Ah, cuánto podría haber aprendido de este señor el barbudo de Birán.

  4. Estimada Zoé Valdés:
    Escribí a Ernesto y no he recibido respuesta pues al parecer está sin conexión. Lo que a él decía, me gustaría decírtelo a ti también, ya que ustedes son las personas que mejor podrían entender y liderar esto. La forma, o quien lo haga no es lo importante. Debe hacerlo quien mejores resultados pueda obtener. Te reitero lo mismo que a Ernesto y te agradecería cualquier cosa que puedas hacer. Gracias y un abrazo de Heriberto Hernández

    Te adjunto el correo que envié a EHB a titulo personal.

    Estimado Ernesto:
    En Miami se están tomando iniciativas que pueden resultar importantes, teniendo en cuenta que es el lugar de donde provienen la mayor cantidad de recursos y que mayor impacto inmediato pudiera tener ante una situación como esta. Yo estoy haciendo lo que me es posible, pero si alguien como tú puede tomar el relevo y tener mayor impacto y convocatoria, no aspiro a otra cosa que a enviar lo que pueda a mi familia. Con la dictadura no se puede contar, contemos con los cubanos y logremos que se les permita hacer algo aunque sea de un modo excepcional ya que estamos en una situación extrema. Me gustaría que puedas entender mi intensión. Si así fuera, yo borraría de mi blog cualquier referencia al asunto, en prueba de que no me anima ningún interés subalterno. Gracias y recibe un abrazo de,
    Heriberto Hernández.

  5. Querida Zoe, comparto tu vision. Como sabes, he vivido en Ucrania, y he visitado Eslovenia, y otros paises del Este. Excelente post.
    Felicidades! por los exitos, y esperamos por las fotos.
    Un beso,

  6. Gracias, María, un gusto.
    Sigo Eufrates, sigo.
    Querido Heriberto, ahora no tengo mucha conexión, cuando llegue a París leo tu blog y me informo mejor.
    Sí, Isis, conozco tu experiencia, debemos aprender tanto de aquí. Pero tendremos nuestros propios tropezones, según pienso.

  7. Querida Zoe: Gracias de nuevo por llegar a nuestra tierra. Y tienes razon. Me reia mucho en el final de tu post. Un fuerte abrazo, Marko

  8. Buena idea lo de la Isla Desnuda. Lo malo es que en Cuba no hay islas con riscos altos.

Deja un comentario