JULIO HERRERA ZAPATA: COMO EL CODICIABLE SECRETO DE LOS SUSURROS.

De mi colección personal
De mi colección personal

 JULIO HERRERA ZAPATA: COMO EL CODICIABLE SECRETO DE LOS SUSURROS.
 Zoé Valdés.

La reverberación del cuerpo femenino, encima de una mesa, desnuda, el sexo comprimido entre los muslos aflora apenas, el pubis y los labios dulces y protuberantes, la delicia y el goce transitan por ese cuerpo replegado, el cuello tibio, la nuca erizada, la cabeza erguida, como quien escucha susurros venidos desde la sombra, esa absorbida sombra joyciana. “Todo para una sombra”, pareciera que musita alguien desde la oscuridad, en letanía, esa frase que es la más repetida en el Ulises de James Joyce, y con ella inunda de placer el vientre de la joven.

Esa es la imagen y la frase que con mayor énfasis me invaden cuando pienso en la pintura de Julio Herrera Zapata. Es probable que los desnudos de este pintor cubano sean un pretexto para explorar y sumergirse en los secretos de los gemidos, de los murmullos, a través de las caricias, de las maromas y amontonamiento de los deleites.

La obra de este artista sugiere, a primera impresión, sencillos aunque elocuentes juegos eróticos, varados en estaciones del deseo donde los amantes se citan en un mullido colchón, bajo sábanas húmedas, y donde la excitación viene como acude lo natural, y se va de igual manera, fugada en el trazo brilloso del pincel.

           Hace muchos años escribí un poema que, inspirado en sus cuadros, prefiguraba en un recuerdo mis antiguas zonas erógenas, abarrotadas siempre de un silencio abrumador, compungidas de delirio. La obra de Herrera Zapata me salvó de ese mutismo confuso y huidizo, y escribí: “A veces ambiciono poseer el cuerpo de otras mujeres/ Para apartarme del mío/ este cuerpo demasiado insistente”.

De mi colección personal
De mi colección personal

              Insistencia, como en el Cantar de los Cantares, el célebre poema erótico-bíblico, es lo que percibo frente a esas piernas y esos muslos sedosos, entrelazados en sus transparencias fantasmagóricas, donde se duplican los besos, los pies danzan en el erizamiento, en puntas encima del desvarío del chupón en el pezón, las sensaciones y los fluidos rutilan en el óleo; y esa numerosa persistencia me recuerda la de mi adolescencia, cuando mi cuerpo se entregaba desnudo al aire, en las azoteas soleadas de una Habana en desequilibrio; allá abajo, transcurrían los excesos atareados, entre los maullidos y los meados de las viejas y los gatos. Entonces, yo sólo aspiraba a convertirme en sombra, mi piel quemada y dura por causa del indio calenturiento; bañada en aceite de comer y en vinagre yo ambicionaba esconderme debajo de la ceniza de mi alarido, del grito que rebotaba de azotea en azotea, como en aquel vuelo nocturno de la Ynaca Eco lezamiana. Pelillos rubios, casi transparentes vibraban entre la bocina y la garganta.

“¡Oh, si él me besara con besos de su boca/Porque mejores son tus amores que el vino./A más del dolor de tus suaves ungüentos./Tu nombre es como un ungüento derramado. Por eso las doncellas te aman.” Así versan las primeras estrofas del poema bíblico, de este modo, leyéndolas, observo ahora, la pintura de Herrera Zapata, y sus cuerpos se mueven constantes en ese ungüento derramado, mezcla de semen, saliva, sudores, flujos amatorios con los que en definitiva se amasa el maná celestial.

Porque, no hay que dudarlo, Julio Herrera Zapata traduce perfectamente el Arte de Amar de Ovidio, y en esas epifanías ocultas de los susurros, soñamos que, desnudos encima de un brote de agua, surgido de un manantial, entre lirios y espinos, cometemos otra vez arrebatados, el candor de tocarnos en un sublime pecado original, mientras el agua nos purifica y nos aleja de la incredulidad y del desamor.

 

 

Ver la página web del pintor Julio Herrera Zapata.

19 respuestas para “JULIO HERRERA ZAPATA: COMO EL CODICIABLE SECRETO DE LOS SUSURROS.”

  1. Dilecta amiga: hoy quien me ha dado por la vena del gusto eres tu a mi. Herrera Zapata es uno de mis pintores cubanos preferidos del siglo 20. Lamentablemente, poco conocido por los cubanos. Cuando en 1965, participando en la Bienal de Paris de ese ano, decidio no regresar a Cuba, el museo nacional bajo sus cuadros de las paredes y borro su nombre. Llevo anos coleccionando su obra. Dibujante de primera, grabador excepcional, pastelista considerado por la Sociedad de Pastelistas Franceses como Maestro Pastelista (y creo que los maestros que ellos consideran no pasan de 20).

    Tu texto resume el delirio de su pintura erotica, sensual. Cuanto me has sorprendido! No puede ser casual esta coincidencia de gustos y de apreciacion artistica! Me has motivado para escribir un dia un post sobre el artista y su obra. Pusistes en palabras la energia que siempre me ha trasmitido la obra de Herrera Zapata: la sensualidad y el erotismo en su forma mas elevada, elegante, recreada por el pulso de un maestro.

    Deberias un dia recopilar en un libro tus escritos sobre pintura cubana.

    La combinacion de tu texto con imagenes de su obra ha sido una gran fiesta para mis sentidos…. Great, dear Zoe!

  2. Zoé, gracias por este texto. Herrera Zapata es un gran pintor, y tú lo iluminas con tu fuerza y hermosura habituales. Le otorgas el prisma del verbo.
    Este erotismo intenso y delicado nos coloca en el día de la creación, y desata todos los fluidos.

  3. Gracias, Don Eufrates, tiene usted razón, es un pintor grandioso, y que dan ganas de poseer, de coleccionar. Un día haré ese libro que usted me sugiere. Isis, la luz proviene de su pintura, gracias.

  4. Cada palabra, de la mano de la imagen que evoca, provoca el deseo y la furia del cuerpo y la unión con el infinito. Si esas eran sus «antiguas zonas erógenas», las de ahora, por lógica dialéctica, deben estar mucho más desarrolladas.

  5. Conocí a este impresionante pintor hace muy poco tiempo, a traves de un gran amigo que es adicto a su obra. Me impresionó su técnica para transmitir movimiento en su pintura.
    La felicito por su artículo, tan sensual y erótico como la pintura de Julio Zapata y por su excelente gusto, al contar en su colección personal con algunas de sus obras.
    Gracias por ayudar a difundir la pintura de este gran pintor.

  6. Gracias, Taoro, es un pintor admiradísimo y querido.

  7. Ileana Fuentes en Encuentro publico un articulo titulado «Profetas por Conocer» (hace tiempo) y gracias a el me entere de varios pintores cubanos ignorados por la critica cubana. Zapata fue uno de los que menciono y averigue mas de su trabajo. Impresionante. No entiendo como su obra no ha sido mas dada a conocer por los especialista de artes plasticas. Que galeria representa la obra de Zapata? Zoe, tu articulo (tan magico y sensual), vale una misa. Te puedo imaginar como el pintor vio a sus modelos, en tu azotea, danzando entre la humedad y el sol de esa Habana de donde salimos todos. Me has puesto eroticamente melancolico.

  8. Me parece que Herrera Zapata es un gran pintor, no lo conocia. Gracias Zoe,

    Gerardo

  9. Uno de los mejores pintores cubanos del siglo XX coincido con Eufrates, lamentablemente Herrera Zapata falleció en Paris en el 2001.
    Soy amigo de sus hijas cubanas, y no solo tuvo el regalo del talento genial sino que fue semilla de una familia maravillosa.

    Alfredo Pong

  10. Gracias, estimado Alfredo Pong.

  11. Querida Zoe hace algunos anos lei tu «te di la vida entera» y siendo tan jovencita fue encantador leer la sensualidad, el erotismo….despues lei «querido primer novio», ahora vuelvo a leer tu estilo y lo has casado perfectamente bien con las pinturas de Julio Zapata, lo conoci esporadicamente una tarde de con aire de tierras altas y en el fondo musica cubana…

  12. soy propietario de la obra : cascadas de piernas jams de Julio herrera zapata y quiero vender la

    muchas gracias

  13. Soy amiga de Julio Herrera Zapata, nos conocimos en Chipas, en su casa campestre de Chichihuitán, rodeada de árboles y bromelias… Lo reconocí como una persona de una sensillez enorme, de una sensibilidad sumamente atractiva. Disfrutaba caminar en el monte, entre robles y madronios, enseñarnos el maravilloso nacimiento de agua que había descubierto, en donde al inicio estaban sembradas tres Cruces de la cultura Tzotzil (Chamulas). Recuerdo con nostalgia las increibles charlas sobre pintura y literatura, de experiencias (anécdotas) propias y de amigos fraternos, era realmente una persona mágica.

    Compartia con generosidad la exposición de su obra en lugares como la facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chiapas, en la Galería el Gato Pardo, entre otras.

    Extraño nuestro encuentros, extraño sus palabras y su sonrisa, su mano fuerte, firme y tan suave y delicada en los trazos de sus pinturas… Lo último que ví en su mesa de trabajo fueron unas sangrías estraordinarias….

    Me da gusto leer sus comentarios y los he compartido con amigos y amigas que también lo conocieron y que le tienen gran estima.

    Espero seguir encontrándome con él a través de sus palabras

  14. ¿Qué puedo decir de la obra de Julio que no hayan dicho ustedes y que no haya disfrutado yo durante tantos años? Zoe, tu texto complementa estos cuadros. Perfectamente lograda la simbiosis de los dos ejemplos de vuestra obra. Gracias por el regalo.

    He sido y soy, sobrina de Julio Herrera; hija del único hermano que vive aún. Vivo en Madrid y he estado a su lado durante muchos años.

    Un saludo,

    Esther

  15. YO CONVIVI CON JULIO EN SAN CRISTOBAL DE LAS CASA VARIAS VECES YA QUE EL ERA PAREJA DE UNA AMIGA Y ERA TAN SERENO Y TAN GRACIOSO QUE EL MONSTRUO EROTICO Y ENAMORADO DE LA MUERTE QUE PINTABA ESAS MARAVILLAS SURGIA SOLAMENTE CUANDO SUS DEDOS TOCABAN EL LIENZO O PAPEL, CON SU MUERTE QUEDARON MUCHOS SUEÑOS EROTICOS Y MILES MAS MURIERON, SE LE EXTRAÑA POR LAS TARDES DE VINO O POR LAS MAÑANAS DE CHOCOLATE CALIENTE.

Deja un comentario