UN VAMPIRO EN PARÍS. LUNA VEGA.

Les presento el primer cortometraje realizado por nuestra hija Luna Vega (Attys Luna Vega Valdés), titulado Un vampire à Paris. Tenía diez años cuando lo dirigió, y para hacerlo invitó a sus amigos de escuela. Ella escribió el guión e hizo la música, nadie la ayudó. Le pidió a Ricardo, su padre, que le hiciera la cámara y el montaje. Y yo sólo presté la casa. Envió el cortometraje a Canal Plus, a Les filmes faits à la maison, y recibió una carta de felicitación y dos propuestas para realizar dos cortometrajes, uno sobre Los Rollers, y otro sobre Papá Nöel.

7 respuestas para “UN VAMPIRO EN PARÍS. LUNA VEGA.”

  1. Este film deconstruye, sin ambigüedades ni Vampisoles, dos de los mitos más extendidos de la cinematografía vampiresca: La resistencia al sol, y la eliminación de los chupópteros con unas balas que pueden ser de plata, de plomo, o de utilería. Las actuaciones son de una honestidad desconcertante. Attys Luna dirige a sus actores con un método único, ya no se trata de la crítica Brechtiana de los personajes, sino de hacernos sentir la alegría que disfrutarán esos niños cuando se reúnan, en el futuro lejano, para volver reírse con aquel film que hicieron en los años ceros. Es en ese sentido en el que la historia narrada alcanza su máximo esplendor: el tiempo es un vampiro, y la vida una escalera que sube y deja a su paso un reguero de niños.

  2. Gracias a ambos, Isis, César. Sí, lo mejor es la escalera regada de niños. Los comentarios de los padres había que haberlos grabado.

  3. Tu Lunita es una Luna llena, no hay dudas. Fantástico! Me encantan las dalinianas marcas del vampiro en los cuellos.

  4. Lo que se herede no se hurta!

    Lo he disfrutado muchisimo. Como dice Ric, la directora del filme es una luna llena y esplendorosa!

  5. Lo que te digo, pisando fuerte, como le supura la herida al muchachito y al final lo deja en suspense, como nos sorprenden los niños a veces, que graciosa.

Deja un comentario