JACQUES BREL.

Ayer fue el 30 aniversario de la muerte de Jacques Brel, no lo olvidé, pero me concentré más en el premio Nobel. Hoy quiero recordarlo con estas dos canciones, Ne me quitte pas:

Recuerdo un viaje al Mont Saint-Michel, en todo el trayecto escuchábamos a Jacques Brel. Nevaba. El paisaje estaba todo blanco. Yo sentía una tristeza muy honda, porque Jacques Brel insistía en que no lo dejara, y no cesaba de nevar. El mar se había retirado, subimos bajo la nevada a lo más alto de la Abadía. Y allá arriba, Jacques Brel continuaba murmurando que no lo abandonara.

La valse à mille temps:

4 Replies to “JACQUES BREL.”

  1. Merci, Zoé. Jacques Brel, le plus grand. Un poeta. Y con esos labios tan sensuales, santo Dios. Oír “Ne me quitte pas” hace inmediatamente que uno no “quitte” a alguien si lo pensaba hacer, o…si ya lo había hecho.

    Me gusta

  2. Además de feo era belga, pero el fabuloso “No me quitte pas” es una tranca, desgarrante. Coño, menos mal que existe la coma.

    Esto de Mont Saint-Michel está soberbio. Vista, sonido y emoción. El paquete completo. Encaja en una película de los 60 (tipo Un homme et une femme o Anonimo veneziano.)

    Me gusta

  3. Gracias, Eufrates, es la palabra, inmortal. Gracias a tí que ayer pusiste cosas tan buenas sobre Jacques Brel. Gracias, Güicho, un honor que digas que puede encajar ese fragmentico en una de esas películas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .