NO ESCONDAS EL CUERPO.

NO ESCONDAS EL CUERPO

Ella le brinda mandrágora se tasajea el ombligo
y pestañea delineada por el kohol
Nefertiti la bellísima
desnuda y enjoyada bajo los rayos del sol
con el torso mutilado eso sí
el lóbulo mordido el ojo izquierdo en blanco
ni maliciosa ni ambiciosa ni víctima
se ríe finísimo sin desastres
con los dientes vivos vivos
pregunta con el clásico tono de las diosas
¿Lo amé porque era el hijo de Tiyi?
Pero no lo amó porque desafiaba
con una triste mirada impúdica
Nefertiti la bellísima
se abrocha la minifalda plisada de lino transparente
se alisa las cejas con la yema ensalivada
piedra caliza cuarcita roja policromada
Está alejándose de Tell-el-Amarna
está perezosa
No escondas lo tuyo
Total tu hombre ni siquiera existe.

LAS INICIADAS

El príncipe-sacerdote de Knossos
estucado en lirios y plumas
la mano sobre el pecho
¿qué agarra con la otra?
erguido ante el espectáculo de las macizas
afincadas en los tarros
una y otra vuelta de carnera
sobre el lomo prieto
para caer
rectas de espaldas al miedo
las damas tirintas se abren los corpiños
liban liban liban
las cretenses saltan por encima del príncipe-sacerdote
el de Knossos tiene una mano mojada como una lechuga
y con la otra acaba de apartar a la bestia
las damas tirintas no son bobas
y lo arrastran por la negra cabellera
ufanas pero sin conocer la mantequilla
las cretenses ofrecerán al público las orejas y el rabo.

MENTONES PARA COLETTE

En el ring se desfiguran dos jóvenes hermosos
y ella es una mujer de pies europeos
Hoy sólo existe un ciclo de espumosos puñetazos
de cínicas iluminaciones
Ella alquilará un traje para la consulta del ginécologo
sabuesa sufre la inyección de coñac
Ellos la contagiarán con el irritado ballet de sus tobillos
Sublévate porque ella huele a desolladas fresas anegada en tendones
Ella esculpe en mermelada esos cuerpos insolentes y suda
y al recuerdo le viene el columpio de unos testículos
sobre el acantilado del bidet
Pasta dental pomada china en los glúteos
Ella se pone los lentes
ellos amoratados exteriorizan la virginidad
después de los ungüentos habrá un minúsculo vahido
y ellos seductores eyacularán linimento
La del turbante enciende el túnel con las resbalosas camisetas
hasta cuenta los vómitos de sangre
como ráfagas de merengue sobre una panetela muy fina
Ella es marítimamente europea
para los espectadores esto no es más que un episodio intrascendente
pero la melancolía lo convertirá en extravagancia.
En el ring se matan dos jóvenes hermosos
y esa mujer exhibe la tersura de sus pies
El boxeo es otro show para diosas mitómanas.

Poemas de mi libro Cuerdas para el lince, Editorial Lumen, 1999.
Fotos de Louise Brooks enviadas por mi amigo Ramón Unzueta.
Foto mía de Ricardo Vega.

17 respuestas para “NO ESCONDAS EL CUERPO.”

  1. Bellísimos poemas. Preferiría el primero, desde el punto de vista de las disímiles resonancias que se entrecruzan…
    Y muy bellas las mujeres de las fotos.

  2. Gracias Eufrates, Isis, y Joaquín Estrada-Montalván, lo hago con amor.

  3. mas que lo mucho tu blog es «El todo cotidiano» porque tiene lo necesario para que la vida sea mejor o para descansar de la vida con el arte.

  4. Gracias, Turandot, ya sabes cuán importante es para mí tu opinión.

  5. Conste que no es novedad, porque ya te he dicho hace mucho lo que me gusta ese libro y Vagón para fumadores, pero, chica, esa foto es tremenda. Gracias.

  6. Bueno, llego tarde (como dice mi Reina a veces) y adoro lo que veo y lo que leo. Food for thought and food for pleasure.

  7. Es la vida misma hecha arte y el arte en la vida. Con lo autentico de cada uno.

  8. Nunca había fotos au naturel de Louise Brooks. Beautiful!

  9. Gracias, queridos Jorge, Sergio, Ernesto, Condesa de Merlín, Ric. Querido Ric, la muchacha del cuadro de Flavio Garciandía es Zaida del Río, el cuadro se titula como la canción de los Beatles, Todo lo que tú necesitas es amor, y sí, es la portada de Querido primer novio en Planeta.

  10. Zoe,pudieras agregar un par de fotos tuyas.Transmites feminidad,fertilidad y belleza,aspectos que yo como artista aprecio grandemente.
    Un abrazo. Sergio Lastres.

  11. Gracias, Sergio Lastres. En un próximo post pondré más fotos.

  12. Zoé no le haga caso al artista Lastres que es un simple voyeur «rascabuchador», vulgar mirahuecos y disparador despiadado…