DOS GARDENIAS PARA TÍ. RAÚL DOPICO.

Hace tiempo que recibí esta novela, y hace tiempo que quería hablar sobre ella, lo que no me será facil porque conozco algunas claves de los personajes de la trama, y es la razón por la que me ha ganado y me he implicado en ella desde la primera frase.

Conocí a su autor por intercambio de emailes, si mal no recuerdo, él me envió la novela y la leí de un tirón. No pude responderle porque en aquella época me ayudaba en la casa una señora a la que le puse Reguilete, era una señora kosovar que me rompía todo y me botaba todos los papeles, así me botó cartas y sobres, y documentos importantes, porque por donde ella pasaba con el trapo y el plumero, no quedaba nada; creo que Dopico cambió su email. Así perdí las coordenadas de Raúl Dopico, así que si alguien lo conoce, por favor, que sepa que me gustó enormemente su novela, que la disfruté muchísimo, porque está bien escrita, y porque es divertida y al mismo tiempo resulta desde sus inicios la confesión de un hombre que nos dice que una vez que acabe esa confesión se suicidará. O sea, es la confesión, no al lector, sino a su amigo, un dramaturgo, que también se suicidó. O sea es la confesión de un futuro cadáver a un cadáver. Y estas truculencias literarias me fascinan. Recuerden que mi novela Te di la vida entera empieza con la confesión de un cadáver, a través de la cual rindo homenaje a una de mis películas preferidas Sunset Boulevard (1949) de Billy Wilder con Gloria Swanson y Erich von Stroheim, un monumento del cine, en la que un ahogado en una piscina contará la historia. Es la razón por la que me gustan las novelas que empiezan con cadáveres que cuentan lo que ocurrió y todavía mejor si es lo que ocurrirá. Lo que es el caso de Dos Gardenias para ti, novela corta pero contundente.

Si me preguntaran cuál es el tema de la novela, diría que el tema es precisamente la confesión de un hombre enamorado, fiel a su amor, de un exiliado, al gran amor de su vida, que se quedó en La Habana y que se suicidó, enfermo, pero eso no lo sabremos hasta el final. Es también una novela política, como toda novela de amor. Los personajes que fugazmente pasan por ella son muy conocidos en el mundo artístico habanero de una época.

No puede ser una novela autobiográfica porque muchas de las acciones ocurren en los años 60, el protagonista pertenece a la generación de Virgilio Piñera y José Lezama Lima, aunque quizás sea más joven. Y el novelista, Raúl Dopico, nació en La Habana, en 1963. Ganó el premio de poesía Luis Rogelio Nogueras en 1991, en Cuba. Ganó el premio internacional de teatro Cham en 1995, en México. Publicó los libros de poesía Los libros del otoño y Tras la huella de lo imposible , y la obra teatral El sacrificio. Actualmente (año 2005) reside en Estados Unidos, donde se desempeña como guionista y realizador de televisión.

Dos gardenias para ti, Ediciones Contemporáneo, La Torre de Papel, 2005. 75 páginas.

Un amigo ha tenido la amabilidad de enviarme el blog de Raúl Dopico, y es éste: Las fábulas del tiranicida.

4 respuestas para “DOS GARDENIAS PARA TÍ. RAÚL DOPICO.”

  1. Ya me la habian recomendado. Me alegra que hables de esta novela, ha sido como un recordatorio para buscarla. Gracias Zoe. En tu terraza siempre encuentro esta tan buena energia.

  2. Gracias a Zoe por la generosidad de sus palabras, y por el inmenso placer que me da saber que ella la ha leído. La novela no ha tenido distribución, y ni siquiera nunca fue presentada. No sé siquiera si hoy habrá algún ejemplar. Hoy sólo es la primera parte de una novela más amplia e inédita. La verda Zoe, es que creí que nunca te había llegado.

  3. Un enorme gusto saber de tí, estimado Raúl Dopico; como ves la leí, y me gustó mucho. Ya te envié email. Gracias.

  4. Coincido contigo Zoe, la novela es realmente excelente.