ELECCIONES DEL PS: MARTINE AUBRY.

El Partido Socialista francés celebró elecciones ayer en segunda vuelta. Tres candidatos estuvieron en la primera vuelta de elecciones: el candidato más liberal: Benôit Hamon, la candidata más «people»: Segolène Royal, la candidata más clásica: Martine Aubry.

Ganó por 42 votos, o sea, por un margen muy estrecho, la candidata más firme y clásica: Martine Aubry. Lo curioso es que el candidato más liberal apoyó a esta mujer, que lleva años haciendo política, y cuyo pedigrí es incontestable. Benôit Hamon la prefirió a ella que a la candidata Royal, por mucho que esta última haya figurado, incluso como candidata a la presidencia de la república.

Martine Aubry, es sin duda, dentro del PS, la que representa al viejo partido, pero al mismo tiempo, es una mujer que con un estilo político claro, y de cierta forma aperturista, con carisma y profundidad política, ha defendido sus ideas. Lo mismo en el caso de Benôit Hamon, que dentro del partido propone reformas a fondo, sin caer en el espectacularismo sectario de Royal.

Royal llega a la política de manera bastante oportunista. Martine Aubry llega por un arduo trabajo de décadas, en Lille. Y esto ha sabido reconocerlo el señor Hamon, que ha preferido que sus votantes vayan del lado de Aubry que de la Royal.

Pero a Royal le han dado las cuatro cosas, y está pidiendo reconteo de votos, es cierto que el margen ha sido estrecho, pero ha ganado quien ha ganado: Aubry.

Sinceramente, preferiría unas próximas elecciones presidenciales con Martine Aubry representando a los socialistas (va y hasta rehace a ese partido bastante deshecho, que a la «sainte vierge»), como le llaman a Royal, que ya ha demostrado que es más show que consistencia y seriedad política.

De cualquier modo lo que se espera del pardido socialista es que vuelva a serlo y a existir, y que consiga subir a la estatura de rival del partido gobernante, sino, pues todo quedaría en manos de un partido único; y eso no es la democracia.

Con esta señora, con Martine Aubry, sentimos que en algo, el PS se levanta. Sólo hay que escucharla, podemos no estar de acuerdo con ella, pero tiene ideas, programa político, y es un animal del alto calibre político y no una bestia de feria. Algunos críticos han dicho que si es fea, que si parece una ama de casa. Pues esos no conoces a la mujer política, y con esos sonsos la historia de este país jamás ha contado. La frivolidad jamás hará la política en Francia, se los puedo asegurar.

 Royal se niega a aceptar el triunfo de Aubry, quieren una revotación. El PS recuenta votos, aunque se da a Aubry por ganadora, el martes se dirá el resultado final. Así es.

Deja un comentario