PRIMERA NEVADA PARISINA DEL 2009.

Mucha niebla, apenas se ve La Bastille, el río está congelado.

Les cuelgo un poema intencionado de Vagón para fumadores, Lumen, 1996.

DE LA NIEVE A LA ARENA

Cuando el toro se inclina sobre la nieve

sangra mi nariz en todas direcciones

No conoce de montañas saladas

y la piedra le blanquea los pulmones

Danzo y mi noveno corazón no se coagula

el pelo suda sobre la cuesta

¿Han visto de qué manera anárquica

gotea la sangre sobre la nieve?

Él juega esquivando al mundo

osado me sostiene

y yo resbalo mil veces a sabiendas

de que algún día moriré de fragilidad

Pero los esquíes protestan y la sed interviene

Soy digna de estos regaños

Abajo la ciudad muestra a sus monjes

y los cigarrillos acorazados

liados bajo el edredón

Los demás saltan y se alejan emporrados

Nos falta el lívido venado

la piel y el guiño que giran todos los ojos

Es normal que el signo se fatigue es normal

Los camiones atraviesan los pañales en las tendederas

y el toro resopla encristalado detrás de los muros

Estoy rígida en mis botas fosforescentes

tengo un flujo mortecino y la música

La madera ha caído sobre la pata estúpida del toro

Me veo frenética y de pie

él está jugando otra vez con las arterias

Llevo un alambre en la mano zurda y me enojo

El toro sonríe y me alegro

porque una vez más la música

Yo agarraría al toro por el rabo y lo lanzaría

a que se incruste en el accidente

¿Alguien se ha fijado en cómo la nieve

se enriquece de mis células vivas?

¿Alguien ha tenido tiempo de observar

cómo un perro huele atento mi sangre y viene

a recomendarme la intemperie?

Cuando yo escriba la palabra «sola»

el toro va a merecer un grito en el oído

Cuando yo escriba que el siglo está a tres pasos

y que los pulmones van a explotarme

¿Qué toro querrá creerlo?

¿Qué toro podrá?

7 respuestas para “PRIMERA NEVADA PARISINA DEL 2009.”

  1. Este poema me atraveso de lado a lado, tal como hace el invierno en sus dias mas crudos.

    Linda escena la de Paris nevado, una escena poco comun. A proposito, dilecta, te goloceo ese ventanal frente a la Sena. Que maravilla!

  2. Recuerdo este bello poema, pero ahora tant mieux volver a leerlo, así, con nieve también aquí.

  3. Se acabaron lso vagones para fumadores. Al menos nos queda este libro hermoso.

  4. Precioso y fuerte el poema y los 36 segundos de nieve sobre Paris, la vista marinera con los barcos, aquí en la campagne ha nevado mucho y no para, la nieve cae fina pero insistente, bonne année et de l’inspiration toujours…

  5. Qué poema tan hermoso. Gracias por compartirlo…Aquí también tenemos un montonal de nieve, también toros (pastando) y venaditos. Y demasiados esquiadores, ay. Pero de trenes nada…ahorita andamos a lomo de mulo.
    ¡Feliz 2009!

  6. Me encantan los poemas que has puesto de este cuaderno. Como salidos de alguien que se tragaba el mundo con los ojos. Tal vez por eso tengan esa plasticidad que no nos invita, sino que nos sumerge de lleno dentro. Es muy reconfortante volver siempre a la poesía. Nos regenera, no me cabe duda.
    Cristina