ENCUENTRO Y ALGUNAS PREGUNTAS SIN RESPONDER A PENÚLTIMOS DÍAS.

Ernesto Hernández Busto destapa la olla en Penúltimos días sobre la revista Encuentro de la Cultura Cubana, la Asociación Encuentro, y el portal Cubaencuentro, así como el proyecto Conexiones iniciado por el escritor Jesús Díaz y por Anabelle Rodríguez, quien es ahora la única persona a cargo de todo el conjunto. Pablo Díaz Espí, hijo del escritor Jesús Díaz, dirige el portal de internet, los escritores Antonio José Ponte y Manuel Díaz Martínez dirigen la revista.

Estoy de acuerdo con los puntos de vista de EHB acerca de la transparencia que debe imprimir una corporación que se titula representativa del exilio cubano en relación a sus entradas millonarias, sus fondos, y el empleo de ese dinero. Sería muy saludable para todos.

Como saben ustedes, siempre me he mantenido alejada de esa revista, aún cuando aprecio, respeto y admiro a algunos de sus colaboradores. Desde el primer número, en el que le expuse mis puntos de vista a su creador, éste no sólo me enfiló los cañones, intentó de que otros lo hicieran. De todo eso pude conversar en varias ocasiones con JD, siempre era yo la que lo llamaba por teléfono, hasta que me convencí que Guillermo Cabrera Infante tenía razón, el mayor problema de esa revista era su director, que en paz descanse, autoritario donde los haya; así como la señora Anabelle Rodríguez, con el mismo defecto, y con una vinculación partidista, para nada aconsejable con el PSOE y con el castrismo, pero ya sabemos que en España la prensa va guiada por esos trillos. Con la señora Anabelle Rodríguez intenté discutir en una ocasión por teléfono, y fue imposible, ella no oye. Luego almorzamos con Pablo Díaz Espí aquí en París, y el encuentro, no pudo ser más hipócrita y lamentable, aún cuando las apariencias indicaron lo contrario.

No voy a hablar de mi historia personal con Encuentro, lo dejaré para otro momento. El proyecto debería continuar, pero la transparencia como ocurre en todas partes del mundo cuando se trata de asociaciones donde se compromete la moral de tantas personas, el sentido periodístico del proyecto, y proyectos de comunicación mal llevados a término, es muy necesario que se discuta y que se aclare.

Siempre me he preguntado por qué había que traer a alguien de Cuba para codirigir Encuentro, cuando una escritora, poeta, periodista, como María Elena Cruz Varela, entre otros, hubiera muy bien podido representarnos, algo que es idea mía, jamás he hablado nada de esto con la escritora, y es sólo un ejemplo. Ella tiene el talento, el trabajo, y la fuerza moral para hacerlo.

En el blog de El Abicú Liberal también podemos encontrar excelentes reflexiones sobre el asunto.

17 Replies to “ENCUENTRO Y ALGUNAS PREGUNTAS SIN RESPONDER A PENÚLTIMOS DÍAS.”

  1. “Dinamarca apesta”, y hace rato que viene apestando.
    Este texto tuyo es muy claro y valiente.

    Me gusta

  2. Me he estado desayunando con todo esto a partir del articulo de PD. Un punto muy valido es la transparencia de los fondos, cuando se habla a nombre de toda una comunidad. Seguire al tanto del tema.

    Me gusta

  3. A mí me insultaron cuando protesté por los festejos del 50 aniversario en Casa de América y nombré la gloriosa palabra del “encuentro”………………..LA INTELECTUALIDAD CUBANA YA HIZO SU TRANSICIÓN.

    Me gusta

  4. Zoe, PD, Pomar el loco, Eufrates, el tal Lago y diez mas. Contra eso, los 100 mil usuarios unicos de Cubaencuentro. Bonita cifra de lectores que no piensan necesariamente igual que ustedes. No creo que 100 mil lectores, la mayoria exiliados, crean que CE es castrista, como ustedes quieren hacer ver. Ustedes no parecen entender que cada quien hace en su casa lo que le sale de abajo y rinde cuentas financieras a quien debe, en ese caso a los que dan la plata. Quien dce que CE habla en nombre de la comunidad. Habla en su nombre, leed los objetivos en la web, por favor

    Me gusta

  5. En este tema hay mucha tela por donde cortar; para empezar dire que Annabelle Rodriguez no tiene ninguna estatura intelectual para dirigir Encuentro, es una funcionaria gris, irrelevante, que no hace ni la tortica, pero se supo posicionar bien en Madrid quien sabe como, y le dieron esa botella, porque ni escribe ni emana de ella niguna promocion o proyecto cultural, hasta donde yo se, y llevo 8 años leyendo Encuentro.
    Jesus Diaz era otra cosa, y su muerte fue una gran perdida, porque si bien era autoritario como Zoe dice, escuchaba y cuando no tenia la razon lo reconocia, al menos conmigo, que guardo un grato recuerdo de el.
    La revista empezo entre dos aguas, con discurso de Raul incluido, pero a medida que Jesus se fue radicalizando en contra del castrismo, llevo a la revista por esos derroteros, y su muerte fue muy oportuna para los mandamases que ya conocemos, pues de manejable se convirtio en totalmente incomodo, ¡y fuera catarro!
    Pablo Diaz, el principe heredero, es el que corta el bacalao en la red y en papel, con la venia de Annabelle. Pablo al menos escribe su cuentecito bobo y lo publica de vez en cuando, como su cuento “Marilyn” del numero 51, pero desde la muerte de su padre ha sido el censor de la revista, LO QUE EL NO APRUEBA NO SALE, y lo se de buena tinta.
    Ultimamente su censura se ha relajado un poco (en mi experiencia personal, aclaro), lo cual saludo y aplaudo, deseando que esto sea general y permanente.
    Espero que Ponte, a quien considero hasta ahora una persona honesta y valiosa, no acabe como el guanajo del cuento, que “bailaba” sobre una plancha de zinc con fuego debajo, o sea, que se mantenga honesto aunque el negarse a bailar con la musica de Encuentro ( Annabelle y Pablo al mando de la consola) le queme las patas y lo bajen de la plancha.
    Para mi, que estuve vetado por Pablo 6 años(aunque el me lo niegue, y ahora en el 2008 me haya publicado 3 articulos, a pesar de que le dije hasta botija verde por e-mail, lo cual habla muy bien de su profesioalismo en estos ultimos tiempos, por lo que lo felicito), la revista es excelente, plural y con un alto nivel. Aclaro que he dicho esto siempre, incluso durante los 6 años en que me vetaron, no solo ahora en que salieron publicados mis articulos.

    Me gusta

  6. Sí, sí. Aquí tengo a mi diestra los 50 números de esa revista. Y en otra pantalla del ordenador Cubaencuentro.com.
    Acabemos con todo eso, rápido. Denunciémolos para que no reciban ni un dólar ni un euro más.
    Ay, Zoé, querida, mira que me gusta tu vehemencia, pero a veces, chica, me duele tu inocencia, por llamarla así.
    Ojalá sea pasajera.
    Un beso, jf

    Me gusta

  7. Pero merida, no se sulfure, que aqui todo el mundo ejerce su derecho a la libre expresion. Sin que merida me oiga, esta pelicula se llama “Encuentro en llamas”.

    Leed, leed bien. De que parte de Espana?

    Me gusta

  8. Jorge Ferrer, ¿dónde digo yo que el proyecto debe acabarse? Todo lo contrario, afirmo que el proyecto debe seguir, pero pido transparencia, ¿hay algo malo en eso? Pero de esto hemos hablado bastante tú y yo. Y no me digas que vas a obviar que Encuentro ha sido en muchísimos casos Desencuentros provocados, y ¿a dónde va tal cantidad de dinero? Necesitamos saberlo, porque si va, por ejemplo, a las arcas castristas, pues la revista habrá que reinventarla. A eso me refiero. Tú defendiste en esas páginas a Reina María Rodríguez e intentaste devaluar a una persona, Belkis Cuza Malé, con una larga trayectoria como intelectual, como resistente a la dictadura, y que además, lleva desde hace más años y muchos más números, una revista valiosísima: Linden Line Magazine. ¿Yo te critiqué, te criticó alguien, te llamaron la atención? No soy nada ingenua, si lo que quieres decir es que Ernesto Hernández Busto me ha manipulado, espero que no vayas a creértelo ni un segundo, porque entonces jamás me has conocido a pesar de la amistad que nos une desde hace años; para que lo sepas, soy elegante y delicada, porque aquí mismo podría sacar toda la basura de Encuentro, que hay mucha, pero muchísima. Como cuando te pidieron un artículo sobre mi novela Lobas de mar, y siendo amigos, escribiste una crítica donde hiciste comparaciones ridículas y te aliaste a todo tipo de gente que me atacaba por esa novela, que no es más que una novela de aventuras donde la historia toma proporciones única y exclusivamente de aventura. Pero eso le cayó bien a Encuentro, parece ser, y todos alabaron tu valentía de escribir un artículo en contra de una amiga, que te había recibido siempre en su casa con los brazos abiertos a tí y a tu familia. No hay ninguna ingenuidad de mi parte. No he llegado a esto por azar, ni tarde, llevo muchos años trabajando en esto, como escritora, como redactora en jefe de revistas prestigiosas, y haciendo periodismo para el mundo entero, prensa española, suiza, francesa, americana, alemana; además de haber fundado un proyecto como Telebemba y Lunáticas Productions, con nuestro dinero personal. Por otro lado, a la mayoría de estos personajes los conozco desde Cuba. Pero entiendo que cada cual quiera buscarse un hueco, yo el mío siempre me lo he buscado sin hacerle daño a nadie; tanto en Cuba como aquí.
    En cuanto a Jesús Díaz, que en paz descanse, que se lo merece, porque bastante daño hizo en vida. Vamos a dejarnos ya de cuento. Secretario general del partido del Icaic, censor donde los haya con esa Revista Encuentro. Me hizo una guerra personal por celos individuales, y de eso es testigo Pío Serrano, por cierto, del que nadie habla como director de esa revista.
    Cuando envié mi novela Sangre Azul al Casa de las Américas vino a mi casa, hace años en Cuba, óiganlo bien, no lo conocía como para eso, a decirme que esa novela era demasiado metafórica. Cuando escribí La nada cotidiana, en Madrid, vino a decirme que esa novela era demasiado realista. En una conferencia, fuera de Cuba, contado por Jorge Edwards, en la que él hablaba de autores cubanos de dentro, en su época de ñángara del realismo socialista, de Polvo Rojo y Lejanía, alguien le preguntó por Guillermo Cabrera Infante, y respondió: “hasta ahora hemos estado hablando de escritores, ¿vamos a empezar a hablar de gusanos?” Ese era el autoritario Jesús Díaz, que escuchaba probablemente a algunos en los últimos tiempos, no lo sé. Porque yo lo dejé por incorregible, siempre fui yo la que lo llamé para tender puentes, y él siempre los rechazó y convirtió esa revista en una finca publicitaria de su obra personal. Jamás sacó nada sobre mis novelas, aún cuando todos los periódicos hablaban de ellas. Un problema personal, ya lo digo. Estoy en el derecho de decirlo, y sin embargo, hasta ahora, siempre, siempre, me he mantenido callada. Ya no más. Los últimos ataques de comentarios de Encuentro en mi contra han sido todos, todos dirigidos y para eso se han prestado sus directores, incluído Antonio Ponte. En el año 1996, un año después de haber llegado a este país, Christian Salmón y Cristina L’Homme, se reunieron conmigo para darme la beca de refugiada por el Parlamento Internacional de Escritores, me darían un apartamento en Barcelona o en Lisboa, por la duración de un año, y un salario de 10 mil francos mensuales en la época. Les dije que se lo agradecía enormemente, pero que en Cuba había dos escritores que la necesitaban más que yo: Antonio José Ponte y Rolando Sánchez Megía, quien acababa de pasar por París y andaba buscando cómo quedarse. Esa beca destinada a mi persona, la negocié para que se compartiera entre dos escritores cubanos de dentro. Estuve un año enviando fax y haciendo llamadas personales para que esto se diera. Y se dio. Ponte fue a Portugal, Rolando Sánchez Megía a Barcelona. El segundo me lo agradeció, y ya, que tampoco me lo tiene que estar agradeciendo toda la vida, y es una persona con la que creo tengo una buena relación. El segundo, desde Portugal, prefería escribirle a Liliane Hasson, traductora de una antología que se hizo también gracias a mi presencia en ella, y ni una carta dirigida a mí, de amistad, o de simple reconocimiento. Y según me han dicho, ha sido el enredador número uno en mi contra desde que llegó a esa revista. Es su problema, no sólo lo ayudé en el momento en que creí que lo necesitaba y él se benefició de esa ayuda, además siempre he tratado de ser cordial y franca. Por detrás intenta armar chismes y enredos, y no cesa de mentir en relación a mi persona. Para ello se ha mezclado con mis peores enemigos. Porque el problema de esta gente no es tumbar a la dictadura, es tumbar a objetivos que se le atraviesan en el camino, según ellos, para brillar, otros han sido mandados desde el inicio, y se inventan asociaciones, y se cuelan en el Pen Club de Miami en MAR por Cuba, y todo eso es para conseguir puntos, fama, y reconocimiento de la dictadura. Pues miren, Jorge y Santiago, ya eso lo vivimos en Cuba. Y en nombre del exilio, tenemos derecho al menos a pedir transparencia. Se acabó coger mango bajito. Porque la caña la están poniendo a tres trozos desde dentro. Ahora mismo se hará un concierto en Miami que se llama Abriendo puertas, en el más puro estilo de la revista Encuentro. Pero ¿quién cerró esas puertas? Ninguno de nosotros fue, las puertas las cerró la dictadura. No caigamos en el mierdal de rendirnos ante los mediocres y los castristas como Edmundo García, que para hacer un programa de radio tiene que pedirle a un entrevistado que hable mal y cosas personales de personas que no vienen al caso, como hizo Ramón Alejandro con Ricardo Vega y conmigo. Encuentro lleva años intentando ese encuentro pro dictatorial, y sólo divide y destruye lo que otros han construído con talento y fuerza personal desde el exilio, muy sintomático de las dictaduras.
    Creo que hoy más que nunca Encuentro, Asociaciones y todo lo que lleve Anabelle Rodríguez tienen que ser transparentes. Los proyectos pueden seguir, una cosa no tiene que ver con la otra. Puesto que ese proyecto no es el proyecto intelectual de ella, si no de muchos colaboradores, estudiosos, científicos e intelectuales que la han respaldado en su ignorancia, que es bastante grande. Anabelle Rodríguez le resta esplendor a ese proyecto.

    Me gusta

  9. Para Jorge Ferrer:
    No entiendo tu comentario para Zoe.Al menos ella no publico la inocentada tuya del 28 de diciembre, porque hay cosas con las que no se juega.
    Yo no se de finanzas, y ese no es mi punto, pero el tema ha servido para destapar otros problemas de la revista, tanto en la red como en papel, que me parece muy oportuno tratar, de ahi mi comentario.
    Reafirmo que no cuestiono la calidad de la revista, ni su valor, aunque rechazo a Annabelle como su emperatriz, sin meritos para ello, y la censura y el veto ejercidos contra los que no escriben cosas del agrado de Pablo Diaz, que es el que realmente corta el bacalao en Encuentro. Esta bueno ya de feudos intocables, para que no se repita lo del Ministerio de Cultura cubano y sus dependencias; esta bueno ya de Migueles Barnets.
    Reconozco en Pablo un cambio de actitud favorable en el ultimo año, que ojala sea duradero, asi como que la revista en la red se ha renovado y es mucho mas democratica y plural que antes, por lo que he felicitado a Pablo personalmente, pero no se puede quitar el dedo del renglon, porque no me da la gana que los que tienen el podercito de publicar y supuestamente representar al exilio en todas sus variantes, que para mi es una sola, por motivos politicos, se sientan en un pedestal intocable, diciendo “dejame explicarte”, como si tuvieran la verdad absoluta. Yo, la menos, me niego rotundamente a ello.
    No creo que Zoe este abogando porque la revista desaparezca, ni porque se le quiten las subvenciones, ni esta cuestionando su calidad. Zoe esta ejerciendo todo su derecho de pedir transparencia a una revista que recibe fondos para la causa de la cultura cubana, que nos atañe a todos, y no solo a los cuatro gatos beneficiados con el dinero.

    Me gusta

  10. Rectifico: Yo, al menos,me niego rotundamente a ello. Escibi “la menos” en lugar de “al menos”.
    Mi comentario, el 9, lo envie antes de leer el # 8 de Zoe.
    Zoe, tu tienes muchos mas elementos que yo, y entiendo perfectamente tus razones. Yo apenas he arañado la superficie de Encuentro, mientras que tu conoces el asunto mas a fondo.

    Me gusta

  11. Un año después de haber llegado a este país, porque llegué en el 95. Y el salario de 10 mil francos era mensual cuando me lo propusieron.

    Me gusta

  12. La posición de Jorge Ferrer me parece lamentable, aunque lógica: defiende su parcela. Desde luego, muy poco de lo que yo digo sobre la AECC y Cubaencuentro le resultará nuevo.

    Me gusta

  13. Desde ayer, cuando visité tu blog, estuve fuera del internet, por problemas con mi servidor. Me doy cuenta de todo lo que planteas, querida Zoe, y es de lamentar que tengamos que defendernos de los que dicen representar la cultura, y por lo que reciben mucho dinero.
    Jesús Díaz antes y despúes siempre fue el mismo personaje. Lo conocí desde finales del 64 y siempre atropelló a los demás mientras escalaba posiciones oficiales. Era cuadrado por los cuatro costados, y valga la redundancia, marxistoide desde joven y para mí, sin mucho talento creativo, quizás más teórico oportunista que ninguna otra cosa. Un poco antes de marcharse a Alemania, dijo horrores de Heberto en una entrevista que le hicieron en México, creo que en Plural, número que conservo por ahí.
    Encuentro es una especie de revista Casa de las Américas, que excluye a los que no les siguen el juego. La ficción Encuentro, le llamaría yo, parafraséandote, jajaj. Porque de encuentro nada. Y yo no sé cómo es que el gobierno norteamericano le da dinero cuando ellos violan los requisitos para poder optar a esos grants. Encuentro publicó un número supuestamente homenaje a Heberto Padilla, donde se me acusa de robar el patrimonio de Heberto, y donde se publicó una entrevista falsa que dicen le hicieron, y dónde se pone en su boca todo tipo de ofensas a mi persona. A mí me alegra en particular que tengan tanto dinero porque yo no me olvido de que algún día voy a demandarlos legalmente por difamación y los obligaré a quitar ese número del internet.
    Estoy por la paz, pero exijo que se me respete. Además, cómo se les ocurre hacer un número dedicado a Heberto sin incluirme a mí. Sólo a los degenarados de la Seguridad del Estado. Y Jesús Díaz lo era.
    Qué les den todo el dinero que quieran, total son unos mediocres, que lo único que hacen bien es buscar dinero.
    No voy a hablar aquí de los 27 años de Linden Lane Magazine porque no es el momento, ni yo mantengo una competencia con Encuentro. Con todo el dinero que tienen podrían ser mejores. Estoy porque haya muchas revistas y organizaciones culturales en el exilio, porque abunda el talento acá y faltan los medios. La cultura cubana del exilio está en la pura miseria, los escritores y artistas andan pasando las de Caín, y una revista como Encuentro no los representa. Lo veo como un negocio particular de una señora y sus acólitos.
    Y sí, bien demuestran lo que son, trayendo a gente de Cuba para dirigir la revista. Ellos desprecian a los escritores del exilio, aunque intenten disimularlo.
    Lo peor es que siguen censurando, manipulando la cultura cubana. Sin duda, estamos frente a un monstruo con tentáculos.
    Algunos lame botas tienen mala memoria, sólo hay que ver los números de la Revista Encuentro para saber a quién sirve la publicación. No hay que ser síquica para verlo. Esta obligado el ojo a ver, a ver, como diría un poema de Heberto, jajajja.

    Bendiciones para ti, querida amiga,
    Belkis
    http://www.belkiscuzamale.blogspot.com
    Ah, acabo de poner ayer mis´profecías para el 2009. Recuerda que soy una síquica… que es uno de los dones que nos ha dado Dios.

    Me gusta

  14. Parece que la AEER ya comenzó a mover sus hiloss de poder. No se puede accederr a Penúltimos días, hay una pantalla qe informa que esa cuenta está suspendida. De ser cierto habría que gritar alto a ver si tienen el poder de callarnos a todos Estalinocastrismo de pura cepa.

    Me gusta

  15. Estimados:

    Solo para exponer mi punto de vista a esta revista cuya tendencia desde sus comienzos es sospechosa de hacer sin querer queriendo el juego al racismo político, ideológico, cultural de la tiranía marxista-leninista que rige como un terrorismo de estado ya por 50 años en nuestra Patria, adueñada por el tirnao como su finca.
    Por tanto hay muchos escritores, pensadores, historiadores, periodistas e intelectuales cuyo expectro en el terreno de las ideas nunca han aparecido en Cuba-Encuentro. A qué se refiere por Cuba; a la Patria o a la nación aherrojada por la tiranía comunista? A qué se refiere por Encuentro; a los cubanos desde cualquier ciudad del mundo donde estén viviendo, o con los que tienen que seguir coqueteando oficial o extra-oficialmente con la tiranía,…
    Resulta de muy mal gusto un nombre que infiera una idea, un concepto, pero que sirva en última instancia a los fines de la trianía, con la que no se ha querido ofender ni con el pétalo de una rosa,…
    Las entrevistas inteligentes que he visto de Europa a los intelectuales entre otros María Elena Cruz-Varela a la que recordamos le hicieron tragar sus papeles las hordas comunistas del terror tiránico, Zoe Valdés, Carlos Alberto Montaner, entre otros a través de sus vidas exponen el mensaje directo e indirecto de lo intrínsecamente perverso de la trianía,…
    Gracias por la oportunidad de exponer mis ideas, de acuerdo a lo objetivo que he percibido ya por tiempo, si de algo les sirviera para rescatar o re-encausar Cuba-Encuentro, finalizando que Cuba no es Castro, ni Castro es Cuba, solamente el que mas la ha odiado, llevando la revancha del tirano español Valeriano Weyler.

    Jorge Ferragut
    Houston, Texas
    Comité Panamericano Pro-Democracia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .