VIAJE A ISRAEL. (1RA PARTE).

Tel-Aviv

Tel-Aviv

En mayo del 2006 visité Israel, invitada al Congreso Hispano-Israelí de escritores, traductores, y editores. El Ministerio de Relación Exteriores Israelí así como el Instituto Cervantes nos facilitaron un recorrido libre por todo el país, alertándonos de los peligros, me di cuenta de que algunas alarmas que me parecieron insólitas, para ellos constituían la normalidad de la vida diaria. Por ejemplo, no demorarse demasiado en los supermercados, ni en las panaderías; hacía poco unos kamikazis habían volado una panadería con personas dentro, no quedó nadie, nada. Me extrañó también que en el aeropuerto le preguntaran a cada visitante si deseaban que el cuño de entrada apareciera en el pasaporte, esa opción no es discutible en ningún otro país del mundo. Estuvimos en Tel-Aviv, en Jerusalén, principalmente, y luego recorrimos casi todo el país, los que pudimos.

Con el escritor Javier Sierra en la Sala de La Última Cena, Jerusalén

Con el escritor Javier Sierra en la Sala de La Última Cena, Jerusalén

Tel-Aviv es una ciudad plena de esperanza, de jóvenes volcados en el estudio y las artes, en las ciencias, en la arquitectura. La ciudad posee varios tesoros de la Bauhaus. En la parte árabe están los comerciantes de muebles viejos, toda una parte bastante descuidada y abandonada por sus pobladores.

Sala de La Última Cena, Jerusalén

Sala de La Última Cena, Jerusalén

En Jerusalén es donde mejor se nota la diferencia. En una calle confluyen las tres religiones, la católica, la musulmana, la judía, la calle se llama la Dolorosa, por allí pasó Jesucristo cargando la cruz en el camino de la Pasión. En cada esquina varios restaurantes ofrecen comidas de cada cultura, el ambiente es más bien festivo. Pero si entramos en el barrio árabe, todo es más cerrado, y los comercios nada tienen que ver con esos comercios que podríamos imaginar de las mil y una noches: la tarequerera se amontona junto a la suciedad. Las mujeres no pueden caminar delante de los hombres, siempre detrás. Ni un filo de carne se puede ver del vientre, de los hombros, tampoco de la cabeza.

Sala de La Última Cena

Sala de La Última Cena

En el resto de Jerusalén se puede caminar como uno quiere, vestido a la última moda. Advierto muchos jóvenes vestidos de militares, mujeres y hombres. En el muro de las Lamentaciones si debemos cubrirnos la cabeza, y alejarnos del muro una vez que hayamos pedido nuestros deseos, caminando de frente al muro, nunca darle la espalda.

Tumba del Rey David

Tumba del Rey David

Visitamos Javier Sierra y yo absolutamente todo. El escritor lo cuenta en su último libro: La Ruta Prohibida. Nos detenemos en la sala de La Última Cena, allí escucho cantos gregorianos y luego un grupo de gospel. Javier anota, me dice que padezco el Síndrome de Jerusalén. Seguimos hacia la Tumba del Rey David, después a la Tumba de Jesucristo (varias de ellas), la Tumba de María, madre de Jesús, subimos hacia una iglesia copta, pequeñita, austera.

Jerusalén, minarete

Jerusalén, minarete

Pagamos a un árabe 60 euros y nos pasa subrepticiamente a la Explanada de las Mezquitas, del otro lado del Muro de las Lamentaciones, un lugar en apariencia apacible. No más me acerco a la mezquita y la policía religiosa me da un fuetazo con un latiguillo de cuero. Las mujeres no deben entrar en el recinto ni aproximarse. Al poco rato recibo otro fuetazo inesperado, se me ve un filo de carne, llevo una blusa corta. Canto proveniente del minarete, es la hora de la oración, nos botan a cajas destempladas del lugar. Del otro lado la policía israelí nos mira con reproche, no debíamos haber cruzado de esa manera.

El Monte de los Olivos a lo lejos.

El Monte de los Olivos a lo lejos.

A lo lejos el Monte de los Olivos.

En la Esplanada de las Mezquitas, del otro lado del Muro de las Lamentaciones

En la Esplanada de las Mezquitas, del otro lado del Muro de las Lamentaciones

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Esplanada de las Mezquitas

Arribamos a Masada, y a Qunram, junto al Mar Muerto, donde se encontraron los Pergaminos del Mar Muerto. Me baño en las aguas del Mar Muerto, aunque no se puede hundir la cabeza, la concentración de sal, de bromuro, de minerales, es tan fuerte que se corre el riesgo de quedar ciego. Es la razón por la que el cuerpo flota, jamás los pies llegan a tocar la profundidad. Visitamos también un quibuz cercano, o Kibuz, ya no funcionan como en el origen. Detesto los Kibuz, o sea el concepto me parece aborrecible, nada más parecido que a la cosa ñángara; sin embargo, en pleno desierto, me pregunto cómo hicieron para conseguir semejante vegetación, baobabs, ¡ceibas al estilo cubanas! Un auténtico milagro.

Qunram

Qunram

Qunram es un sitio misterioso, allí estuvo y quedan huellas del más antiguo monasterio del Oriente, y fue el lugar donde los Essenios, un tipo muy antiguo de monjes judíos, escribieron los Pergaminos del Mar Muerto, y constituyeron una escuela de pensamiento avant la lettre. Se ha dicho que los habitantes de Qunram eran muy pobres, pero luego de múltiples investigaciones arqueológicas se han encontrado joyas, piedras preciosas, maquillajes, y objetos que prueban lo contrario.

Los Pergaminos del Mar Muerto son el más grande descubrimiento arqueológico en Israel. Constituyen el compendio de escritos que sobrevivieron desde el período del Segundo Templo, y son considerados una fuente inestimable de información sobre las costumbres, modo de vida de la época, además de que son los rollos bíblicos más antiguos hallados.

Qunram

Qunram

Qunram continúa siendo un misterio, la conexión con los Essenios, las investigaciones arqueológicas contradicen algunas consideraciones acerca de estos monjes. Pero los pergaminos concluyen que los Essenios eran uno de los múltiples grupos activos de pensamiento del período del Segundo Templo, renegaban del materialismo, de todo lo material, refugiados en lo divino se distanciaron de los centros poblados. Eruditos, fueron considerados los primeros cercanos a la visión del mundo que tenía Jesús y a los primeros cristianos, eligieron por ello la pobreza como modo de vida. Algunos estudiosos piensan que Juan Bautista estuvo influenciado por los Essenios.

Excavaciones en la arteria central de Jerusalén

Excavaciones en la arteria central de Jerusalén

Barrio árabe, Jerusalén

Barrio árabe, Jerusalén

En el Muro de las Lamentaciones

En el Muro de las Lamentaciones

En el Muro de las Lamentaciones, Jerusalén

En el Muro de las Lamentaciones, Jerusalén

Las fotos y los videos son míos, en las que yo aparezco pertenecen a Javier Sierra, en las que aparecemos ambos, a algún transeúnte o visitante. La voz del primer video es la de Javier Sierra, hablando por teléfono. Mañana sigue la segunda parte.

Anuncios

11 comentarios en “VIAJE A ISRAEL. (1RA PARTE).

  1. Wow! Cuanto goloceo esta experiencia. Delicioso post, ilustrativo, y sencillo, como sencilla es la elegancia, con informacion e impresiones vividas. Espero por la segunda entrega, dilecta. Un tesorito que tenias debajo de la manga.

    (Dolieron los fuetazos???) LOL!

    Me gusta

  2. Me ecanto el post.
    La leo todos los dias pero nunca comento.
    Me encanto porque estuve por todos los lugares que menciona y revivi el viaje, mi preferido hasta ahora. Shalom!

    Le gusta a 1 persona

  3. Mi estimada Zoe, el investigador Lawrence gardner situa los acontecimientos de la ultima cena y de la crucifixion de Jesus en Qumran. De hecho, teoriza sobre un Jesus essenio, imbuido de la cultura griega de aquel entonces.

    Un beso.

    Le gusta a 1 persona

  4. Bellísimo reportaje, y las fotos, cuán hermoso. Espero por la segunda parte.
    A mí me quemaron con un cigarrillo el antebrazo porque lo tenía descubierto, en Damasco.
    Y a una pobre vieja de 75 años, ¡de 75 años!, en Arabia Saudita, al bajarse del coche, aunque estaba cubierta, de negro, por todas partes, ay, a la pobre se le olvidó ponerse las medias espesas negras -con el calor que se manda allá-, y al bajarse, se le vió el pedacito de piel del tobillo. La policía religiosa, que lo ve todo como un lince, de un toletazo le partió el tobillo a la vieja.

    Le gusta a 1 persona

  5. Durante las recién concluidas navidades, visité el Museo Judío de NY, que tenía una exposición de los Pergaminos del Mar Muerto (creo que ya la retiraron). Lo modesto de la muestra (unas monedas, unos pedazos minúsculos de los mentados pergaminos, algún ánfora, un par de sandalias, mapas cronológicos en las paredes y un mini documental) no pudo superar mis expectativas. Hoy, de forma inesperada y en cierta medida, tu post ha complementado mi visita al museo.

    Le gusta a 1 persona

  6. Ay, Güicho, muy bueno. Gracias a todos. Estos posts no tienen nada que ver con un viaje turístico, que quede claro, fue un viaje de trabajo y de investigación, de conferencias, y demás. La prueba es el libro de Javier Sierra, La Ruta Prohibida. Yo escribí varios reportajes y poemas. Era un viaje de investigación literaria, y de intercambio entre escritores, traductores y editores. Me apena mucho que las bombas y las roquettes caigan donde caigan. Tengo derecho en mi blog a escribir sobre lo que yo quiera, y quise hacerle un homenaje y un recordatorio a Israel, país que me impresionó enormemente. Este mensaje es para un comentario que decidí moderar y no publicar por su excrecencia nauseabunda.

    Le gusta a 1 persona

  7. La opcionalidad del cuño en Israel es imperativa ya que con ese cuño no se puede luego entrar en ningún país árabe. Esa opcionalidad existe en varios otros países del mundo.
    A cual parte árabe de Tel Aviv se refiere. Jaffa es un barrio encantador, aunque desgraciadamente el ayuntamiento de TA no se ocupa igual de los barrios judios y de los arabes y ha ido gentrificando los barrios árabes cercanos al centro o a la playa. Jerusalen es una ciudad muy conservadora. Vaya a los barrios ortodoxos, y vera que las mujeres andan a la par con sus primas las musulmanas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s