CUATRO AÑOS SIN GUILLERMO CABRERA INFANTE, PERO CON SU OBRA.

Hoy se cumplen cuatro años del fallecimiento de Guillermo Cabrera Infante, pero su obra está más viva que nunca. GCI dejó tres novelas inéditas y muchos otros inéditos, que irán saliendo en el futuro. Yo estaba viendo Niágara, y de este modo me enteré, por teléfono, de su muerte.  GCI no fue solamente mi gran maestro, fue un amigo, un padre literario. Todavía me parece que el teléfono sonará, y que será él, con su voz tan particular a lo Edward G. Robinson: «Zoé Valdés… Guillermo Cabrera Infante…»

Como ustedes saben fue Guillermo Cabrera Infante quien inmortalizó literariamente a La Freddy (Fredesvinda García Valdés), nombrándola en sus novelas como La Estrella. Aquí la tienen:

gciella

gciella1

ejercicios-de-estilo

PER-VERSIONES CUBANAS

Siempre me llamó la atención la curiosa degradación que han sufrido en Cuba ciertos términos españoles.

El ejemplo máximo es quizá la palabra matrona, que en vez de ser una «madre de familia noble y virtuosa» como quiere un diccionario, es la encargada de un burdel y, en muchos casos, además de celestina es ella misma proxeneta.

Un solar es una casa de vecindad, quintopatio o conventillo: donde la miseria se da la mano, como tantas veces, con la promiscuidad -si es que ambas palabras pueden darse la mano, milagro social que no ocurre más que en esa tierra de prodigios verbales que es la Retórica. Los solares se encuentran por lo regular en La Habana vieja y muchas veces un solar no es más que un palacio colonial venido a menos: sus habitaciones condales devenidas vulgares cuartos, la mansión degradada a cuartería, la casa solariega apocopada en solar.

Sé que hay una explicación para esta decadencia verbal que conlleva, muchas veces, ruina física. La más a mano, por supuesto, envuelve a una sociedad esclavista hasta hace poco y a su descendencia empobrecida y en fuga geográfica o histórica. Pero no me interesan las explicaciones sociológicas ni histórico-materialistas o pastorales-históricas, sino las literarias, la literatura: la sugerencia que nace de tal degradación, la exaltación que crea esta decadencia. En este caso ninguna palabra destituida  puede ser más sugerente que la palabra caballero.

Caballero ha venido a significar poco más que chico, cuate o socio, en su aceptación individual, y a veces denomina a un grupo cívico indiscriminado. En raras ocasiones deleitosas esta decadencia llega a sugerir un nuevo auge de los tiempos gloriosos de la caballería andante. Solamente hay que tomar un ómnibus de la ruta 28 -coger esa guagua- para oír al conductor anunciar la inminente llegada de una calle habanera que corta la avenida de San Lázaro, vía usual de esta ruta, y gritar el aviso en típico lengüaje de guagüero: «Espada, caballeros!».

Casi se pueden ver volar las capas al abrirse presurosas por los brazos agerridos, permitiendo a una mano decidida empuñar el florete o la tizona, y, acero en ristre, acababa apenas de decir esto cuando D’Artagnan le dirigió un puntazo tan furioso, que, de no haber dado un rápido salto hacia atrás es probable que hubiese sido aquélla su última broma. 

ejercicios-de-estilo1

Con la cineasta Jana Bokôva y con Guillermo Cabrera Infante
Con la cineasta Jana Bokôva y con Guillermo Cabrera Infante
Con Ricardo Vega, Guillermo Cabrera Infante y Laura Franck. GCI me dedica en ese momento Ella cantaba boleros en la Feria del Libro de Madrid
Con Ricardo Vega, Guillermo Cabrera Infante y Laura Franck. GCI me dedica en ese momento Ella cantaba boleros en la Feria del Libro de Madrid
Miriam Gómez y Guillermo Cabrera Infante en Londres. Foto de Sarah Facio y Alicia d'Amico
Miriam Gómez y Guillermo Cabrera Infante en Londres. Foto de Sarah Facio y Alicia d'Amico

8 respuestas para “CUATRO AÑOS SIN GUILLERMO CABRERA INFANTE, PERO CON SU OBRA.”

  1. Mil gracias por evocar al estraordinario GCI y también sobre todo por colocar los videos de la Freddy, no la había escuchado nunca.

  2. Lindo homenaje a GCI. Me alegra saber que fue tu amigo.

    Tengo el disco, el único que hizo aquella colosal -en dimensiones- doméstica cantora. Siendo justo, hay que decir que el LP con cada tema va decayendo, como el sabor de las papitas si se fríen en el mismo aceite. Sólo la primera canción da para un single. Pero, para quien ha leído a GCI, Freddy es divina.

    Por cierto, el socio que me regaló TTT en los 80 se parecía mucho físicamente a GCI.

  3. Gracias Zoe, las urgencias de la vida cotidiana requiere de sacudidas como esta.

  4. ILUMINADA zOE:
    ME REMONTASTE AL ANO 1958 CUANDO YO ERA UNA MODELO DEL CAPRI Y TRABAJABA CON LA EXTRAORDINARIA CONTRAALTO LA FRDDY.
    TUVE EL PRIVILEGIO DE SER SU COMPANERA Y AMIGA.
    NO ME PREOCUPA EVEJECER PORQUE TENGO RECURDOS MARAVILLOSOS.

  5. El fenomeno de la cibernetica y Ud nos regalan lo que pense inalcansable: La Voz…, asi es, quien conoce la obra de GCI se pregunta tanto de los misterios de La Habana y de su interprete. Nunca pense poder disfrutar ese estilo, ese arte. Gracias, Sra. Zoe Valdes, por darnos tanto a sus lectores y por aupar nuestra cultura. Honrar, honra y Ud. se luce…Gracias mil.

  6. Delicioso homenaje al maestro GCI. Nunca habia oido a la Freddy… Vaya, que tu bombin tambien es inagotable….! Gracias por todas estas memorias.

  7. Gracias por traer a la voz catedralicia de La Estrella, y ese texto caballeresco de Exorcismos de esti(l)o

  8. Me gusta mucho los libros del GCI. Yo tengo algunos de el. Por chance he encontrado su lugar. Podria traducionar su letra al coreano?

    Yo tambien te conozco. Pero todavia no he introducido su biografia a mi blog a los coreanos.

    Saludo desde corea del sur.