EL TERRORISTA BIN LADEN EN LA PUBLICIDAD FRANCESA.

A raíz del 11-S, pasados sólo unos meses, en la kermesse (fiesta de fin de curso) de la escuela de mi hija, vi con horror a dos niños disfrazados de Oussama Ben Laden (Bin Laden). Las madres reían ante los rostros de estupor y desagrado de unos pocos. Los demás ni siquiera le hicieron caso, más bien rehuían de la visión de esos dos pequeños con turbante y barba postiza, y con dos morteros de juguete en las manos. Meses más tarde me tocaría ver en manifestaciones parisinas el rostro «angelical» de Bin Laden pidiendo ¡el cese de la guerra en Irak!

Tal como le ha ido a los vendedores de camisetas de ese  Ché de quincallería (César Beltrán creó una propia con Cho, ¿se acuerdan del asiático que mató a sus compañeros en una escuela? Le colocó la boina del Ché a Cho, y la firma Ché la transformó en Cho, ¡auténtico hallazgo gráfico!), predije que dentro de unos años estaríamos viendo la imagen de Bin Laden con «agrado» o aceptación -lo que jamás será mi caso-, y hasta como algo realmente cotidiano, rutinario. Así ha sido.

Pero ahora vamos a peor, desde hace dos días los publicistas franceses, de los que ya conocemos «el buen gusto»: recuerden al padre que le mete miedo a la niña para que llore y no se coma un suculento plato de pastas, para entonces zampárselo él; y al anciano con bastón que el hijo empuja para quitarle una galletica, que se come mientras el viejo intenta levantarse del suelo; al padre que le compra un automóvil a su hijo, sólo que el niño todavía es un bebé y quien disfrutará del coche será, desde luego, el padre; pues, les decía, esos mismos -o del mismo estilo- publicistas franceses han ideado una publicidad para celebrar los veinte años de los Guiñoles de Canal Plus, y han utilizado las imágenes reales en fotografías de los personajes públicos que ellos tratan como muñecos. Y entre Chirac, Bachelot, Royal, Tapie, han insertado la de Bin Laden, pero, cuidado, la de un Bin Laden de rostro iluminado, sonrosado, saludable, vestido de blanco puro, embellecido por el Photoshop, y ¡con tremenda cara de pacífico! Cualquiera diría Jesucristo, o el demócrata más santo que haya parido la humanidad. ¡Qué raro que no escogieron al Dalai Lama o a Ghandi! Al parecer, todo el mundo encuentra bien esa publicidad, algunos incluso hasta la califican de genial. A mí me parece espantosa, horrenda, y un verdadero ataque a la democracia, además de una burla a las víctimas del 11-S, del 11-M, y del 7-J, Nueva York, Madrid, Londres, así como a las de todos los lugares donde Al Quaeda ha sembrado la muerte.

Sin embargo, no sólo tendremos que afrontar esta imagen durante semanas en las calles parisinas, una segunda llegará a las televisiones, esta vez se trata de una sociedad de alquiler de DVD en Bélgica, DVD Post, que publicita los méritos de alquilar los DVD en sus tiendas. La pub narra la historia de la siguiente manera: dentro de una residencia oscura alguien toca el piano, llaman a la puerta, es el cartero que trae un paquete conteniendo películas en DVD, quien las recepciona es Bin Laden -quien tocaba el piano plácidamente-. Fíjense bien, no sólo están pasando el mensaje de que alguien escondido se puede fiar de ellos para alquilar sus DVD’s, dense cuenta que el mensaje que están pasando es que las cartas-videos  terroristas del saudí son eficaces pero podrían serlo más si en lugar de enviarlas en cintas grabadas las enviara ¡en DVD! Esto es el colmo del cinismo y del horror que estamos viviendo. Y todavía hay quien riposta cuando otro tiene la osadía -en los tiempos que vivimos hay que ser osado- para protestar contra semejante agresión visual, hay quienes ripostan argumentando que Bin Laden no cobra derecho a la imagen, y que la pub de marras no esponsoriza ni a Bin Laden ni al terrorismo. ¡Faltaría más! Pero, ¿quién me garantiza que eso sea cierto, que no cobra? Y sobre todo, a mí lo que me interesa es no ver nunca más su imagen, o verla en su dimensión real, la de un terrorista asesino, y no como si fuera un modelo de Armani. Déjame no darle ideas al diseñador italiano.

Lean sobre la pub de la televisión que próximamente tendremos que soportar aquí.

Publicidad en casi todas las paradas de ómnibus de París:

screenshot124

12 respuestas para “EL TERRORISTA BIN LADEN EN LA PUBLICIDAD FRANCESA.”

  1. Y no se pierdan el insulto a las mujeres: ispices di counasses (seria en frances: espèces de connasses) el grandisimo pendejo dice que el no se presentaria a una reunion de mujerzuelas. Ya quisiera el por un dia ser una «mujerzuela»…. el bestialismo le ha llevado a esto…..

  2. Pero no les pongan una de Hitler…!! Que diferencia hay intrinsicamente entre uno y otro? Asi termine diciendo en una cena el otro dia; vivo aqui bajo contrato americano, pero tengo unas ganas de largarme….!!! Los franceses son tan hipocritas que extrano la simpleza del redneck.

  3. Además, Charlie, ni una sola feminista ha levantado la voz en contra de esto. Ni una sola, me gustaría oir a una de las de «Ni putes ni soumisses». Nada. Ruppert, aquí salen cosas con Hitler, hace poco, seguro recordará, el cómico Dieudonné, conocido por su antisemitismo visceral y por su proximidad con Le Pen, condecoró en su show a un negacionista, y quien le puso la medalla fue un actor vestido de judío en un campo de concentración. Pero enseguida se dispusieron las medidas para que la justicia se encargara del asunto. Con Bin Laden no hay esa opción, y lo que me extraña es esa forma de simpatía, donde, de manera muy oculta, hay un antiiamericanismo idiota.

  4. Sí, la cosa va así. Digamos que hay dos baremos mediáticos éticos que es controlado por un único sector. Son como las dos torres gemelas que los fundamentalistas islamistas echaron abajo. Una lleva todas las imágenes que ellos asocian con el imperialismo norteamericano. La otra, todas las contrarias. Las asociadas al imperialismo norteamericano están más penadas: o sea, la exaltación del nazismo y el fascismo están penados por la ley, incluso ni siquiera se considera de «buen gusto» utilizar imágenes de Hitler para burlarse de él: demasiado serio para tomar una cosa así a juego, con lo que estoy totalmente de acuerdo. Pero en la otra torre está todo permitido, desde la hoz y el martillo pasando por Lenin y Mao (Stalin se considera un «accidente» lamentable y totalmente desmembrado de la ideología comunista) hasta nuestro conocido Che y Ben Laden. En la plaza de Tirso de Molina, aquí al lado de casa, cada domingo, entre el despliegue general de la ultra-izquierda, se cuelgan fotos y textos en español e inglés con la variante de que los atentados del 11-S fueron un «inside work» para justificar la guerra de Irak. Curiosamente no se atreven a manifestar la misma teoría sobre el 11-M, tal vez por un problema de chawinismo.
    Condeno por igual la utilización de la ultra-derecha como de la ultra-izquierda. Y realmente me siento (de «sentirme», no de «sentarme»)en mitad de tanta basura como un hombre solo. Y en religión no entiendo por qué tengo que degradar a una señora que ya ni se atreva a ir rezando el rosario por la calle y respetar al árabe que pasa sus cuentas en un rosario muslim: ambas cosas pueden ser opio y, al mismo tiempo, fe.

  5. Yo me pregunto, ya que las cosas son como son, si los musulmanes no reaccionaran con violencia a todo esto. Yo me acuerdo hace anyos que una serie inglesa-Spitting Image, algo parecido a Guinols creo yo, usan marionettas para satarizar a diferentes personalidades-hicieron una parodia usando la imagen de Jesu Cristo. El resultado fue que los islamistas se enfurecieron diciendo que Jesus un profeta para los musulmanes, y los productores pidieron perdon a los musulmanes, afirmando que su deseo era burlarse de los cristianos, no de los musulmanes.

  6. Naturalmente que hay un antiamericanismo histerico detras de esto Zoe, y claro, como «el arabe» es una especie protegida por los dictados de la correccion politica, ninguna feminista se va a molestar en señalar que la odio-arabizacion del discurso publico tiene implicaciones muy profundas. Una «cultura» que se precia en imponer el sistema de terror que conocen como codigo moral, a traves del asesinato de la mujer de repente viene a ser muy respetada y hasta simpatica! No me extraña, ya que tambien hasta Jean Paul Gaultier ha usado la imagen del Cheo Huevera para vender «lunettes», esto te da la idea de la romantizacion del crimen que prima en otra «sociedad» que se lanza a apoyar a estos «revolucionarios». Bin Laden fue ya transformado en el nuevo Cheo Huevera de las izquierdas profascistas, como esas izquierdas que se ven en las «contra» manifestaciones cada vez que los anticastristas se manifiestan. No, a nadie parece importarle que el Cheo Huevara hubiese sido un racista y un homofobo de primera, ni siquiera un maton en serie. No, todos quieren ver al «romantico». Nocion risible, ya que esa bestia no conocio jamas un sentimiento humano que no fuera bajo y monstruoso. Y hoy lo mismo sucede con Bin Laden. Por mi parte, creo que me comprare uno de esos fusiles del ejercito frances de la epoca de la segunda guerra mundial: fueron abandonados sin usar asi que tienen que estar muy buenos. Gracias a Dios que los americanos se aparecieron y sacaron las castañas del fuego en la primera guerra, la segunda, y desgraciadamente el francofilo de Kennedy se invento la herencia del Viet-Nam. A la progresia, debiamos darle un pasaporte cubano y enviarlos a vivir en el feudo castrista por un año. Como somos generosos les permitiriamos irse al año. Y verias como regresarian transformados!

  7. De acuerdo con David LG, ya basta de todo esto, de la del rosario como del collarito muslim. Y el que escoja una religión que la viva con discreción, que la gente tiene el derecho a ser ateo.

  8. Creo que las mujeres no han protestado porque no saben de que va la película. Si hubiera sido una chica en ropa interior enseguida estaría ya denunciada la publicidad.
    Ven la imagen del tal Laden y piensan que es un «se busca» más.
    Así es aunque yo sea mujer y me pese que así sea.
    Saludos

  9. De paso por la pasarela que evoca Charlie Bravo al nombrar a Jean Paul Gauthier, a pesar de que éste fuera «chantajeado» por las autoridades cubanos por trato carnal con efebos taínos. La Moda se impone, en todos los aspectos.

  10. Gracias por este post.
    El mal se expande, en su principio, este es uno de los medios, enmascarado con los otros, y bajo el » principio» del Guignol. Dinero habràn puesto los terroristas para ello, via los canales sauditas.

  11. Isis, los tontos utiles de la progresia en esos lares de la publicidad y los medios de comunicacion, se dedican a estas tareas gratuitamente. Los guia su envidia, su odio, y sobre todo, su resentimiento. El amor por los «revolucionarios exoticos» y las perretas de eterno preadolescente en el sentido politico. Pero sobre todo la envidia.
    Los terroristas no tienen que poner un centavo, les hacen todo tipo de propaganda sin que medie un intercambio de palabras o dineros. Ya lo hemos visto con el Cheo Huevera, a quien hacen innumerables camisitas y monumentos con su hocico hosco sin que su familia o los castros suelten un kilo prieto. No, sale del alma aun mas prieta de la progresia, muy abyectamente, como corresponde.

  12. Totalmente de acuerdo con tu post y con los comentaristas. Muy acertada la comparacion que se hace aqui entre Hitler y Bin Laden. La ideologia de ambos va dirigida a un mismo fin: controlar el mundo bajo bajo un regimen totalitario basado en la supremacia de una raza, religion, ideologia, donde no cabe un minimo de libertad individual al margen de lo impuesto. Recuerdo la foto del principe Harry de Inglaterra, en un Halloween, disfrazado de Hitler. Me pregunto si ese dia Harry se hubiese disfrazado de Bin Laden, habria provocado las mismas reacciones? Habria tenido que pedir disculpas publicas?