Fragmentos de El ángel azul. La película de mi vida.

La editorial Gedisa le ha encargado a varios autores que escriban sobre la película de su vida. Yo lo hice sobre El ángel azul (2008). En varias ocasiones he colgado la portada de este libro en este blog. Ahora cuelgo dos fragmentos, el inicio, y el final.

EL ÁNGEL AZUL.

Ficha técnica: Título original: Der Blaue Engel. (1930). Nacionalidad: Alemana. Duración: 103 minutos. Dirección: Josef von Sternberg. Guión: Robert Liebmann, basado en la novela Profesor Unrat, de Heinrich Mann. Fotografía: Günther Rittau y Hans Schneeberger. Producción: Erich Pommer para la UFA., Berlín. Intérpretes: Emil Jannings, Marlene Dietrich, Kurt Gerron, Rosa Valetti, Hans Albers.

Por Zoé Valdés.

En el mes de mayo de 1995, en Berlín, se produjo mi reencuentro con dos ángeles. El primero fue el descubrimiento del poemario de María Elena Cruz Varela, El ángel agotado, y el reencuentro con su autora. El otro reencuentro fue con mi ángel mayor, el ángel “terrible”, como escribió Rainer Maria Rilke, con el ángel azul, con Marlene Dietrich, o mejor, con sus recuerdos. De niña yo había visto una o dos películas de Marlene Dietrich, en una emisión del canal 2 de la televisión cubana que primero estaba programada para el mediodía, y luego la trasladaron a la cinco de la tarde, y que con los años desapareció. El programa se llamaba Cine del Hogar, y en él se podían ver casi todas las viejas películas en blanco y negro -siempre en blanco y negro- del cine norteamericano, y aunque fueran en color, como se trataba de copias robadas a la industria con el objetivo de burlar el boicot comercial norteamericano, sólo se podían ver en blanco y negro. Las dos películas fueron El Ángel Azul (1930) de Josef Von Sternberg y Morocco (1930), del mismo director, con Gary Cooper. A través de Cine del Hogar y de Historia del cine después, conocí a los grandes de los años treinta, cuarenta y cincuenta, y además vi muy buen cine mexicano y argentino de esas décadas; y, para ser sincera, también vi muchos bodrios. Enseguida los rostros de la cinematografía latinoamericana de aquellos años, sus actores principales, comenzaron a serme familiares: Carlos Gardel, Hugo del Carril, Libertad Lamarque, Silvia Pinal, Mirtha Legrand, y María Félix, que era el “rostrazo” por excelencia, La Doña de la cinematografía latinoamericana. Yo, a decir verdad, no veía nada particular en María Félix, pero no soy muy experta para opinar sobre belleza latinoamericana femenina de aquellos años, aunque sí sé que fue una actriz como el tronco de una ceiba. (…)

(…) Marlene fue también una experta de la tristeza, actuaba con ella sabia y discretamente, sorbo a sorbo y la dosificaba con estudiado goce, para no malgastarla en situaciones efímeras. Y por fin la ofrecía, como un obsequio inolvidable. Como también nos obsequiaba María Elena Cruz Varela con aquellos versos:
«Los ángeles se exilian en bandadas.
Renuncian al instante de las revelaciones; nos han mentido tanto.
Y soy un ángel roto dejándose rodar por las alcantarillas.
El agua inmunda es sólo una verdad viciada entre tanta mentira.
Migajas. Sólo nombro migajas. Es muy serio cumplir treinta y siete años.
Y ser un ángel roto.»
Ayer compré la versión Collector editada por MK2 de El ángel azul de Josef von Sternberg, una versión libre de la novela de Heinrich Mann, hermano de Thomas Mann, titulada Profesor Unrat, Profesor Basura, pero que en Cuba fue publicada bajo el título de El ángel azul.
Me veo rasgando el nailon que envuelve la caja del DVD; son casi las tres de la madrugada -y no las tres de la tarde, hora en que mataron a Lola, según los insulares- para regodearme por no sé qué enésima vez con la actuación de Marlene Dietrich, la Lola-Lola de El ángel azul, la película de mi vida. El ángel azul es la película de mi vida porque en ella actúa la mujer de mi vida, la actriz de mis sueños, mi modelo de mujer. Y dado es la película que más veces he visto en mi vida, jamás me aburro, siempre descubro un guiño nuevo, una situación inesperada, desde que me enfrenté a Lola-Lola sentada encima de un tonel de cerveza, en un cabaretucho llamado “El ángel azul”, entonando aquella estrofa:
«Yo estoy de la cabeza a los pies,
hecha para el amor…»
(…)

el-angel-azul

Mi novela Sangre azul fue escrita a los 26 años, publicada primero en Francia (Actes-Sud) en el 1993, meses más tarde en Cuba (Letras Cubanas). Desde entonces escribía yo sobre los Ochenta y sobre ángeles. Este libro El ángel azul, fue escrito en el 2002, y reescrito en el 2007, editado en el 2008, en España, por Gedisa.

13 respuestas para “Fragmentos de El ángel azul. La película de mi vida.”

  1. Elocuente texto, y hermoso homenaje.
    Valiente, además, la Dietrich. En Alemania todavía la consideran, aunque de boca para adentro, «traidora», cuando lo que hizo fue sacar la cara por su país natal.

  2. Pero si fue la única actriz que se enfrentó al Führer y se negó a ser recibida por él, no aceptó la invitación. Y le mandó una carta muy valiente.

  3. Muy a proposito este post, ademas de enriquecedor; y ya imaginaras a lo que me refiero.

    Creo que este libro tuyo me falta en mi biblioteca. Los busco enseguida.

  4. Intento ser cordial con todo el mundo. Cuando nadie hablaba de ella yo hablaba de ella, así es, don Eufrates.

  5. Me han dicho que se dice en la isla: «Papelitos hablalenguas». No lo digo por la carta de Marlène Dietrich al Führer, sin desdoro, sino por estos dos fragmentos.

  6. Muy cierto lo que dice Miss. Wirth, Marlene Dietrich tuvo una valentia personal extraordinaria. Yo tambien la admiro profundamente. Como sabra,en el film Shanghai Express, tambien de Von Sternberg, la actriz esta radiante.Y no olvide Destry Rides Again, su unica nominacion (?)por la Academia. Le recomiendo la biografia de Steven Bach, una obra importantisima, sobre todo porque aclara algunos de los controversiales comentarios que Maria Riva, la hija, hizo de la mujer mas famosa del siglo pasado….saludos afectuosos.

  7. Hola!!! No se como empezar… Ahora mismo estoy leyendo tu ensayo sobre la película El Angel Azul (que me esta gustando mucho), descubierto hace poco buscando libros sobre Marlene. Me hace recordar tantos momentos que he pasado viendo sus películas, coleccionando fotos, leyendo libros, que me gustaría compartir aquí en este blog algunas de mis mejores experiencias. El inolvidable recuerdo de recibir allá por 1986 a mis 15 años su autobiografia y una foto firmada, mi viaje junto a mi novia a Berlin a la que embarqué en la locura de visitar el lugar donde está enterrada en un acto de «peregrinación», visitar us museo, etc, etc…
    Bueno espero que no os importe, pero pocas veces tengo la oportunidad de hablar de Marlene. Un saludo desde Madrid, David

  8. Me consta, porque llevo tiempo leyendote, que cuando nadie hablaba de MECV, tu lo hacias. Deliciosa tu pincelada sobre la Dietrich.

  9. PARA «LA DIETRICH» ME FALTAN LAS PALABRAS.

  10. Gracias Isis, Eufrates, Pauline, Frida, David, bienvenido,Ruppert. July, tiene usted razón, no fue fácil regresar a ella a través de la escritura, después de todo lo que se ha dicho ya, y de lo que ella misma dijo. Gracias.

  11. Bueno, cuando es que nadie hablaba de MECV?. Creo que se ha hablado tantísimo de ella, en bien y en mal….Gracias Zoe, porque sabes homenajear a mujeres normes. Por cierto, esos versos que citas son de una exquisita perfección. Saludos.

  12. Por fin me decido a escribirte unas rendidas palabras y cariñosos saludos. Soy un ferviente, apasionado admirador de Marlene Dietrich, sus películas y su aura mágica y omnipresente. Leí tu libro nada más salir al mercado en España. Ni que decir tiene que me embaucó encontrarme reflejado en algunas de las situaciones y de los pensamientos que sobre Marlene aparecen en la obra. Tu relación de escritoria, admiradora y mujer con la mujer, el mito, la actriz y el símbolo Dietrich me atrajo por,como te digo, el verme reflejado en esa tan especial admiración rayana en la adoración. Quiero agradecerte este hermoso librito que me hizo conectar tan vivamente contigo y cuyo nexo de unión fue tan espléndida y querida mujer. Desde hace un año, escribo sobre ella y le dedico un humildísimo blog que me entretiene y que me gustaría compartir contigo y todos los marlenófilos de pro; la dirección del blog por si quieres visitarlo es: http://www.clasimarlene.blogspot.com
    De nuevo gracias y saludos afectuosos. Miguel Ángel

  13. Es una película que retrata perfectamente que uno no es nada ni nadie, claro sin darnos cuenta, en nuestro ámbito somos alguien pero si nos desviamos aunque sea un milímetro, lo perdemos todo y no estamos preparados para entender las cosas claramente, hablan del bloqueo a cuba pero cuba no pudo reinventarse como lo hizo china, porque no hay la filosofía como pueblo para hacerlo, así que USA movió un «milímetro» la realidad de cuba y esta se vio como el profesor en el mundo del cabaretucho donde no valía nada, porque en el fondo no era nadie.

    Claro y también habla del “amor” lo difícil que es encontrarlo en otra persona, que tal vez tampoco lo buscamos y que muchas veces se confunde con la atracción.