Nota amistosa, y aclaratoria.

Mi primera novela Sangre azul, terminada de escribir a los 26 años, hablaba de los años Ochenta y de «ángeles». Fue publicada en 1994 por Actes -Sud, Francia, meses más tarde por Letras Cubanas. Mi segundo libro sobre «ángeles» se titula Ira de ángeles, publicado por Textuel, Francia en 1996, editada por Lumen, España en 1997. Forma parte de la coleccíon Pecados capitales, donde escribieron 7 novelistas cada uno sobre un pecado. Jamás he escrito especialmente sobre ángeles que no sean terrenales.

El ángel azul, sobre la película y la novela, es un libro escrito en 2002, editado por Gedisa en 2008.

Aquellas personas que me acusen de plagio que sepan que lo tendrán que probar frente a un tribunal porque voy a acudir al orden judicial por difamación en contra de mi persona.

Ruego, por otra parte, a aquellas personas que quieran someter sus obras a la lectura de mi editorial, que registren sus obras antes de enviármelas, de otra manera no serán aceptadas.

Primeras ediciones de Sangre azul, la francesa, la cubana, y la española en 1997, en Emecé.

sangact

sangrecub1

sangre

Ediciones de Ira de ángeles:

lacolere

colera

Este es además un libro de arte con reproducciones de cuadros del Museo del Louvre y de otros museos de Francia.
Parece que hay unos cuantos que miran y estudian con lupa mis publicaciones, en lugar de ocuparse de trabajar ellos; corregido el año de publicación de Sangre azul, qué cambia, la diferencia es tan mínima que da risa. ¿Cómo publiqué Sangre Azul? Ahora se interesan en saber, de la misma manera que otros publicaron fuera, en la misma época. Un editor alemán viajó a Cuba en 1993, de ahí mi equivocación, y se entrevistó con autores cubanos por separado, se llama Egon Amman, de la misma manera que hoy Yoani Sánchez publica su libro en Italia, también por aquella época fue a Cuba, Carlo Feltrinelli y se reunió con autores en la UNEAC, a la que no pertenecí, tampoco fui militante de la juventud ni del partido comunista. En pleno período especial se publicaron las novelas que estaban programadas desde hacía años. ¡Ay, querida, qué envidiosilla eres, te mueres del hígado! Pero no te daré el gusto de escribir mis memorias por ahora, no te precipites. Nunca dije que fui disidente en Cuba, jamás lo he dicho, pero sí que me enfrenté dentro de Cuba a los que tú, cabeza de chorlito, jamás soñastes con enfrentarte porque nunca, nunca, pudiste llegar a ellos. Porque si hubieras llegado te hubieras acomodado, como hiciste tantas veces y todavía haces. No salí de Cuba jineteando, salí con una novela, que quede claro. Ahora, los que en el anonimato todavía siguien chapoteando en su propia mierda. ¡Vayanse todos a trabajar, les ruego! Ah, y no me metan miedo con que información secreta sobre mí anda rondando en los blogs cochinos. Miedo no come miedo. Todo lo que se hable en esos blogs, no sólo son infundios, además sólo lo leen ustedes, los cuatro puercos que se dedican a restregarse en el cochiquero.

9 respuestas para “Nota amistosa, y aclaratoria.”

  1. Ils sont incapables de créer, de produire.

  2. me dejaste perdio!, pero por algo sera, Saludos y Ache pa’ ti, aunque me desprecies.

  3. Creo en ti, cuando los envidiosos se meten con uno hay que devolverlos la bofetada.

  4. Esas personas son hez y detritus.

  5. Gracias a todos, no, no yo desprecio a nadie.

  6. Disculpas, pero qué risa, con lo que pretenden.
    Tienen así que acusar de plagio a los autores de la Biblia, a los teólogos posteriores, y hasta al Corán, para decir lo menos, sólo en el plano religioso. ¿Y en filosófico?, y ¿en el esotérico?
    Usted, sin embargo, sólo ha escrito de ángeles terrenales.
    Es que me muero de la risa, pero se aprecia la ignorancia total y la maldad de esas personas.
    Y qué hay de los tratados angelísticos, ¿y del nombre Ángel? ¡Plagio! , ¡Plagio!

  7. Eso, eso ! Que acusen de plagio al Corán, para que se las vean con Alá.

  8. Ay, dilecta… ya logre entender. Hice una corta visita al ciber-lodazal, donde se reunen todos los frustrados escondidos desde sus anonimatos. Que gente mas tristes, pasan horas de su vida gastando energias contra ti, revolcados en el estiercol, en vez de ponerse a trabajar, crear, dar a la luz nuevas ideas…. Pero no, la obsesion que tienen con todo lo que tu has logrado, por decadas de trabajo, no los deja avanzar con sus vidas. Pobre diablos. Asi quedaran, en el mas oscuro del anonimato mierdero.

Deja un comentario