La OEA o bailar con la más fea.

Paquito D’Rivera es, además de un gran músico, un escritor de talento; y un conversador de marca mayor. En sus conversaciones sobre Cuba, invariablemente, al final, deja caer la coletilla: «Nada, que nos tocó bailar con la más fea». Cuánta razón. Porque a decir verdad, si Cuba fue uno de los países más bellos del mundo -lo sé, otro entrañable amigo, Juan Abreu, diría que eso es discutible-, hoy es el país más feo que ojos humanos han visto y verán en mucho tiempo. Si Colón resucitara y le tocara pasar de nuevo por las costas cubanas con su carabela, seguiría de largo; y en lugar de aquella bienvenida paradisíaca que le dieron los pájaros más exuberantes que mirada y oídos humanos hayan apreciado y escuchado jamás, lo asediarían los cuervos y las auras tiñosas.

Esta breve introducción para decirles que no me extraña nada que a Cuba la hayan vuelto a insertar en la OEA (partícipe nunca será), pese a que Cuba no ha parado de despotricar de esta misma organización a los cuatro vientos, y lo que es peor no cumple ninguno de los requisitos para formar parte de esta Organización de Estados Americanos. Hilary Clinton había dicho que Cuba entraría en la OEA cuando Cuba respetara los principios convenidos, en particular, los derechos humanos y la democracia. Bien, sorpresivamente Cuba ha sido devuelta a la OEA desde ayer, sin respetar ni uno sólo de esos requisitos, pisoteándolos uno a uno, desde el año 1959 hasta la fecha.

¿Por qué Cuba ha sido reinsertada en esta organización? Porque lo decidieron un grupo de países latinoamericanos que tampoco respetan, en su gran mayoría, los objetivos y principios de esa organización. El viraje de América Latina hacia una de las peores izquierdas mundiales, una izquierda apertrechada de golpistas, ignorantes, demagogos, curas con hijos regados, y hasta pedófilos, ha dependido por encima de todo del mal ejemplo castrista, de la mala interpretación que de la realidad de estos 50 años de historia cubana se les ha vendido a los ciudadanos americanos y latinoamericanos, y que ellos han comprado ignorando la historia de nuestro país, que no empezó con el castrismo.

 Cuba hasta hace muy poco era un país cerrado, la apertura al turismo no mejoró las cosas ni facilitó las vías para ampliar la capacidad de análisis  de los de afuera acerca del proceso de desgarramiento y depauperación que ha sufrido ese país, al contrario, de inmediato se instaló en el interior de la isla y militarmente  un bastión castrocomunista volcado en una construcción -a la manera militaroide-, del capitalismo. Un capitalismo salvaje con rostro de socialismo tropical. Eso es lo que han comprado y siguen comprado los que no conocen Cuba o la conocen de manera superficial. Extremadamente vergonzoso.

Yo trabajé durante 5 años en la UNESCO, no tenía para nada un cargo importante, era una sencilla recortapapeles, mal pagada, y peor considerada; pero eso me sirvió para observar, y por aquel momento, callar. Esos organismos internacionales funcionan bien hasta un cierto punto. La mayoría de ellos sirve para darle trabajo a una gran cantidad de personas que no hacen nada por el bien de la humanidad, nada, o muy poco. Y como es habitual, los organismos cambian según quien los gobierne, en ocasiones van mejor cuando una persona que ama la democracia, que verdaderamente cree en la justicia, se encarga de enderezarlos. La UNESCO se creó con bellísimos y humanos objetivos y principios. Hoy en día apenas se habla de la UNESCO, es como una especie de gran beca o botella, que bien poco resuelve. Eso sí, da prestigio trabajar en ella. Reinaldo Arenas la calificó como la UNASCO. La realidad no está muy lejos de ese calificativo. Sólo por poner un ejemplo cercano, que conozco.

La OEA hoy tampoco lo está. Lo siento, da asco que premien a una dictadura, con la única expectativa premonitoria -como si en política valieran las adivinaciones-, que dejándole el paso libre Cuba será presionada por los otros estados y tomará, al fin, el camino de la democracia, y que la exigencia de estos estados obligará a los Castro a largarse de Cuba. Ni lo sueñen, ninguno de esos estados , y mucho menos la América de Hussein Barack Obama pondrá a la dictadura en los límites. Con esta decisión de reinserción de Cuba en una organización internacional que los reconozca, los Castro, una vez más, se han salido con las suyas. Carta blanca para seguir destruyendo lo poco que queda de ese país y lo único que ha sabido resistir: la dignidad de unos pocos que hoy se encuentran en las cárceles, en la disidencia, o en el exilio.

Acabar con Cuba, parece ser una de las componendas mundiales. ¿Alguna vez se arrepentirán de cómo nos han tratado? No lo creo, ninguna de esa gentuza tiene la más mínima vergüenza.

Ayer vi en el canal Telesur a Hugo Chánvez explicarle a un grupo de venezolanos, cómo Luis Posada Carriles, un anciano de 81 años, gravemente enfermo, intentó acabar con la vida de este payaso que hoy gobierna Venezuela. Y yo, que siempre he estado en contra del terrorismo bajo todas sus formas, me dije, qué pena que todo lo que cuenta sea mentira, qué lástima que no haya sido verdad en cada una y todas las veces que se le ha acusado a Posada Carriles de matar a estos asesinos. La justicia, entonces, ya lo sé, no lo sería, o no valdría de nada. Pero en estos momentos cruciales es cuando me digo que aquí no se trata de ningún inocente, y que este tipejo si no se le para a tiempo, hará de Venezuela lo que es la Cuba de hoy, uno de los países más feos y mentirosos de la actualidad.

ULTIMA NOTICIA.

Cuba rechaza regresar a la OEA, léanlo en El Nuevo Herald.

21 respuestas a “La OEA o bailar con la más fea.”

  1. No puedo siquiera darle dos segundos de pensamiento a esto de la OEA: estiercol puro.

    Me gusta

  2. Como dice Eufrates, estiércol puro.
    Muy bueno tu artículo.
    ¿No lo decía Carlos Puebla: «la OEA es una cosa cualquiera»?
    Sin embargo, no es para reírse: si los Castros y su régimen surgieron en América Latina, no es por gusto.

    Me gusta

  3. Otra vergüenza mas. Cuba parece Cenicienta, y la OEA una de las hermanastras. La madrastra es Fidel, y Raul la otra hermanastra; en esta triste historia no hay hadas ni principe, ni calabaza ni carroza, solo cenizas en el pais mas feo del mundo, donde todo lo cubre un manto enorme de sordidez material y espiritual.

    Me gusta

  4. Ya lo vimos aplaudiendo al presidente de Nicaragua,con una sonrisa de oreja a oreja, muy feliz(está gordo, prueba de que gana bien).Es una nefasta decisión. Creo que a Fidel y compañía le importa muy poco esta incorporación. Lo hacen los otros países por congraciarse con el dictador (la momia) y el hermano.

    Me gusta

  5. No pude sustraerme ayer del pensamiento de que los delegados latinoamericanos que tan ansiosos estaban por dar de vuelta a Cuba el escaño perdido por la vocación terrorista del mismo gobierno que hoy sigue en el poder de la isla, escogieron una fecha simbólica para hacerlo: el cumpleaños del dictador en funciones raul modesto castro ruz. Todo el mundo sabe que este gesto es un simbolo, pero mas que todo, es la legitimizacion de la dictadura al cabo de cincuenta años en nombre de la estabilidad en la region. Es decir, todos esos gobiernos necesitan que Cuba este en las condiciones que esta porque saben muy bien que no podrian susbsitir bajo la competencia y embates de una Cuba libre. Hoy, los cubanos tienen que saber que esa historia de «los hermanos latinoamericanos» -no me refiero a individuos, sino a gobiernos e instituciones- no es mas que una farsa. No son mas que un concierto de complices y farsantes, dedicados al sometimiento y la esclavizacion del pueblo cubano, tan culpables como lo es el dictador. Consejo a la Secretaria de Estado, Hillary Clinton: renuncie, por favor, que esto es un asunto vergonzante. Ademas, su jefe el B’rak Hussein acaba de nombrar a su marido, Bill Clinton, con los siguientes adjetivos: mentiroso desfachatado. Si usted quiere aceptar la derrota diplomatica junto al insulto presidencial, alla usted. Pero le recuerdo que insultar al marido para insultar a la mujer es una vieja costumbre, y muy baja.

    Me gusta

  6. Estimados Zoe y Eufrates,
    no se le ha apodado America Letrina por nada, no? Los gobernates alli reunidos son una caterva de descarados y sinverguenzas. Con alguna excepcion quizas de Costa Rica, los hay pedofilos borrachos como Ortega, antiguos Obispos abusadores de multiples adolescentes alas cuales dejaron embarazadas con su prole como Fernando Lugo, cosechadores de coca como Morales, gansteres analfabetos como Hugo Chavez, aspirantes a dictadores como Rafael Correa, asesinos a mansalva de opositores y criticos como Alvaro Colom, hipocritas socialistas como la Michelle Bachelet, corruptos como Lula, y ladrones del erario publico y corruptos hasta la medula como la Sra. Fernandez de Kirchner. Con estos «dignos» personajes de construye la mal llamada democracia representiva en America Letrina.

    Me gusta

  7. Es aun peor de lo que tu y los comentaristas dicen, se que soy un disco rayado pero nunca olvidare hasta el dia de mi muerte como Felipe Gonzalez-el de los escuadrones de la muerte-dijo que la razon que se podian celebrar las cumbres iberoamericanas es que ya no habian dictaduras de la derecha pero Fidel Castro era aceptable, desde mi punto de vista es una continuacion de lo que paso en el siglo 19 cuando Espana elimino a 25% de la poblacion cubana y la reaccion latinoamericana era que lo unico que contaba es que los EE.UU no llegara a Cuba, si eso significaba la muerte de cada cubano, bueno seria triste pero lo importante era que los norteamericanos no llegaran a Cuba, francamente es la razon que no soy uno de esos que siente reverencia hacia la memoria de Antonio Maceo, me quedo con Calixto Garcia, que entendia la necesidad de una intervencion norteamericana.
    El mundo hispano siempre nos han despreciado y va mas alla de cualquier cuestion de «envidia», nos han visto como una islita de mierda que ha rechazado la «gloria» de ser parte de America Letrina como si no tuvieramos razones historicas para nuestras opiniones, y yo les borro del mapa, aun a los que nos den «lip-service». Si hay diez mejicanos, nueve te tratan mal y uno te trata bien, lo mas humano es que yo sospecha que ese mejicano singular es un disimulador. Estoy carcomido por la ira y no pedire perdon por eso.
    Lo que si me deja triste es que los Espanoles a los quienes si siento cierta cercania por lazos culturales y historicos nos aplastan no con su indiferencia sino con un desprecio-ni quiero seguir escribiendo de esto, estoy tan deprimido…
    Soy el mismo disco rayado de siempre, los unicos que nos entienden son los que sufrieron la furia de los Austriacos y despues de los sovieticos-los checos, hungaros, polacos, eslovacos, eslovenos, los de Lituania, Estonia, Leotania-desde nuestra guerra de independencia hasta el dia de hoy estan con nosotros por que saben lo que es que el mundo entero les viran la espalda, y peor aun que los SUYOS les hagan. Los europeos de la europa antigua nunca se preocuparon por lo que pasaron los checos y los otros pueblos que he mencionado, pero al menos esos pueblos centro europeos y balticos tuvieron al nivel popular mas dignidad que el pueblo cubano, estoy asqueado para que negarlo.

    Me gusta

  8. El rechazo a la oferta de re-ingreso en la OEA es solamente un aviso que la dictadura castrista entrará en un período de chantajes para lograr aún más prebendas y un buen «paquete económico» de regreso. Vivir para ver.

    Me gusta

  9. Mi opinión diverge de lo que usted plantea.
    Un gran error fue sacar a Cuba de la O.E.A en el año 62, le dio pie a los del Kremlin a anexarse al no-presidente que desde entonces no dejó de esgrimir su papel de victima. Ahora a pesar de que la izquierda mas cutre (¿cuando no?) campea por esos lares, el que se reacepte la presencia de Cuba, no es aceptar la dictadura y aplaudirla, mas bien despojar de argumentos a quien ya no sabe a qué acudir, para justificar el régimen y seguir allí escribiendo desvarios que ya nadie se traga.
    No creo que premien a una dictadura, mas bien lo veo como una maniobra para socavar, despojar de argumentos.
    Hay una cosa cierta, para que cambien las cosas en Cuba, tiene que desaparecer el que la hundio en la misera, pero a este no le interesa abandonar su feudo y el «hermanísimo» es un pelele que mientras pueda seguirá bajo la sombra.
    Un cambio interno es muy dificil, un pais sin fronteras terrestres es muy facil de encapsular, invadir el pais sería poco razonable. Lo lamentable es que algo que pudo evitarse hace muchos años, sea una asignatura pendiente de la historia a nivel mundial
    Qué Cuba está destruida, es innegable, pero a todos los niveles. Que nos tocó bailar con la mas fea, por supuesto, pero si no se cambia alguna vez la música seguiremos huyendo siempre del baile.

    Me gusta

  10. No creo que el rechazo a aceptar el ingreso en la O.E.A sea buscando chantajes para exigir beneficio, ya no es la época del Mariel, ni el éxodo de Guantánamo, a pesar de la represión, el gobierno está descabezado, se mantiene apuntalado pero los cimientos ya están cediendo.

    Me gusta

  11. Patricia, estas diciendo que todo esto es una «plot» de Chavez y Ortega para desestabilizar a la dictadura castrista? En serio?

    Me gusta

  12. Por favor Patricia no me hagas reir. Convidar a Cuba a que vuela a la OEA es la manera de decirle a los cubanos que les importa los 50 anos de represion premiando al verdugo. Es una falta de decencia historica.

    Me gusta

  13. NI AMERICA NI LATINA
    SON UNOS IGNORANTES
    QUE SOLO SABEN QUE CUBA
    LIBRE ACABARIA
    CON TANTA ENVIDIA CONCENTRADA.

    Me gusta

  14. Gracias a todos, queridos amigos, por emitir sus opiniones de la manera en que lo hacen, y que podamos discutir civilizadamente. Gracias.

    Me gusta

  15. Ultimamente no puedo ingresar cada día a este blog, por eso recién hoy lo hago y comento una nota que, en términos periodísticos, puede parecer un comentario atrasado.

    Respeto tu opinión, Zoé, eso cae de maduro, como respeto y admiro a tí y a tu obra, te lo he dicho personalmente hace poco. Ese respeto va para todos los librepensadores que se expresan en este blog, como ese señor que se pone tan Bravo con los presidentes prietos y las decisiones de las organizaciones de países americanos.

    Pero disiento respetuosamente porque soy de los que sigue alimentando la esperanza de un cambio en esta maravillosa isla, que pronto voy a abandonar definitivamente. Y soy de los que creo que esa esperanza tiene asidero en los pasos que viene dando ese presidente prieto, denostado hasta casi el infinito por nuestro amigo cubano tan Bravo.

    Comprendo muy bien, porque lo vivo de cerca, aunque no haya nacido en la patria de Martí, de Arenas y de Cabrera Infante, el justificado hartazgo de tantos cubanos exiliados voluntariamente o a la fuerza, legales o ilegales, por la espantosa situación que se vive en la isla.

    Pero sigo pensando que hay que darle más tiempo a los poderosos que recién comienzan a interesarse -creo- seriamente por el presente y el futuro de Cuba. Hay maneras y maneras de hacer las cosas, cada cual tiene la suya. Hussein Barack, como se lo llama tan despectivamente desde estas páginas digitales, eligió su camino para hacerlo.

    Podrá estar equivocado, es posible, pero creo que eso lo dirá la perspectiva histórica. Comprendo que para los cubanos independientes esta historia viene siendo ya demasiado larga, porque ustedes tienen motivos para no creer más en historias.

    De tu propia nota, Zoé, y de los comentarios precedentes, me llama poderosamente la atención una cosa: ustedes coinciden en vuestras apreciaciones tan negativas sobre la OEA con el muy ofendido discurso oficial de los funcionarios cubanos, ampliamente reproducido por Granma, Juventud Rebelde y la TV local. Peligrosa o al menos muy sugestiva coincidencia, si me permiten.

    Termino como empecé: tiempo al tiempo. Sigo creyendo en la gota que horada la piedra. Léase, en términos polìticos, con los lentos pero significativos pasos de la nueva administración norteamericana de ir robándole y esmerilando el discurso cubano contra el Imperio.

    Me gusta

  16. Ignacio, no me haga usted reír, dudo mucho que en la radio, en la televisión cubana, y en la prensa castrista en general, se hable de dictadura, como yo le llamo al régimen de los Castro. No sea ingenuo ni quiera epatar al burgués, usted sabe muy bien que aquí en este blog no tenemos ningún punto en común con el castrismo.

    Me gusta

  17. CS,
    Yo lo que digo es que no creo que la no aceptacion de ingresar de nuevo a la O.E.A. tenga como finalidad, chantajear y exigir prebendas despues desde Cuba. ¿Tan poderosos son Chavez y Ortega como para dirigir esa organización? si todo estuviera planeado y dirigido por ellos,no entiendo la negativa de Cuba, ¿un ataquito de orgullo del no-presidente,esperando que le den coba para que diga que si?.

    Ruppert,
    Yo no veo el premio por ningún lado, a no ser que el no-presidente sea parecido a Marlon Brando que no le gustaba recogerlos.

    La expulsion de Cuba de la O.E.A. en el 62 la aislo del resto del continente, ¿se derrotó al gobierno del no-presidente por eso?. Quizás este equivocada, pero ¿mantener los motivos para que digan que se tiene aislada, que si el bloqueo y ta-ta-ta como siempre, es lo mejor.?
    ¿Entonces cual es la solución?.

    Me gusta

  18. Patricia, la verdad que yo no creo que Cuba tiene remedio, el pais es mas alla de la salvacion, soy mas que pesimista soy derrotista. Pero el teatro politico me molesta, Castro y sus aliados-y en America Letrina son montones-quieren una cantidad de opciones para poder escoger lo mas apropiado en el momento mas apropiado, un ejemplo es en lo que se refiere a las ventas agricolas desde los EE.UU, al principio lo rechazaban diciendo que si no fuera un leventamiento total del embargo no era aceptable, cuando le convenia empezaron a hacer compras, lo que en ingles se llama «wiggling room».

    Me gusta

  19. Zoé, con total honestidad, no entiendo tu comentario-respuesta al mío. a) No creo ser tan ingenuo como parece, b) nunca dudé en que el castrismo fuera una dictadura, c) no sé lo que significa «epatar al burgués» (aunque la palabra, mal tipeada, fuera «empatar», tampoco lo entiendo), y d)quizá se me entendió mal cuando hablo de la peligrosa coincidencia de que tanto ustedes, los que formulan estos comentarios, como los funcionarios cubanos, critiquen a la OEA. Posiblemente me expresé mal, o insuficientemente: la naturaleza de las críticas al rol de la OEA y a la utilidad o no del posible reingreso de la misma, obviamente difiere entre ustedes y lo que dice el gobierno cubano. Los motivos son distintos. Lo que quise enfatizar es que ambos, ustedes y el gobierno, terminan renegando de la OEA.

    Respecto de mi punto b), lo que tú crees que yo pienso de la dictadura castrista, vuelvo a él porque me molestó. Casi diría que llega a ofenderme que piensen, que pienses, que me queda alguna duda que ustedes no tienen nada que ver con el castrismo. Nunca lo puse en duda, ni se desprende, literalmente, de mi comentario anterior.

    Creí que desde nuestro encuentro en febrero nunca dudarías de ese tipo de convicciones mías, pero veo que me equivoqué.

    Me gusta

  20. Querido Ignacio, ingenuidad me refiero a lo que es América Letrina hoy en día, creo que no se ha dado cuenta de que estamos ante un fenómeno de dictaduras constitucionales, elegidas por gente desesperada, así es; peligrosísimo.
    Epatar al burgués, es un galicismo a la cubana, que existe desde hace años, y que viene de épater le bourgeois, que quiere decir, asombrar al burgués, sorprenderlo. Lo que como ve lo utilicé de manera irónica. Yo dejo bien claro, que la OEA, con estos nuevos presidentuchos, está en su peor momento, como cuando la UNESCO fue representada por gente que no valía un céntimo, y que apoyaba a las dictaduras, sobre todo a la cubana.
    Yo no renegaría de la OEA si esta le hubiera pedido como mínimo a Cuba el cumplimiento de sus principios básicos, desde el momento en que no lo hace, me parece que es exactamente lo mismo que la dictadura castrista, que los derechos humanos le importan menos que un comino.
    Nuestro encuentro en febrero fue muy agradable y confié, como le dije, desde el primer momento en usted, pero parece que el que no confía en mí es usted. No importa, estoy acostumbrada.
    No hay equivocación de ningún tipo, yo soy una persona de palabra, iba a decir una mujer de palabra, pero sonaría sexista.

    Me gusta

  21. Empiezo por el final: confío en usted, no tenga duda, sólo que en algunas cosas pensamos distinto.

    Yo tengo un pecado original que a veces creo me limita hasta para continuar en este blog, si de opinar sobre Cuba se trata: no soy cubano. Provengo de un país pluralista cuyo pueblo, reitero, cuyo PUEBLO, en una gran mayoría en la que me incluyo, condena severamente las violaciones a los derechos humanos, provengan de donde provengan.

    Pero no tengo esa tremenda explosiva mezcla de resentimiento, fuerte rencor y prolongado hastío por un sistema terco y egoísta que continúa hundiendo esta isla, que tienen ustedes, los cubanos, en especial los que han debido huir al exilio. Por eso nuestras visiones van a ser distintas.

    Pero sé perfectamente, como lo debes saber tú, que entre los cubanos del exilio hay divisiones, no hay identidad absoluta de criterios, en Miami, en Madrid, en París y donde más quieras que haya personas nacidas en la tierra de la palma real, el bolero y la Guantanamera. Sólo en la «gusanera» de enfrente las encuestas demuestran que las opiniones van mutando: ya no son agobiante mayoría los que están a favor del embargo, del discurso de Díaz Balart y de la mano dura de George W. Bush. Me dices que este último es pasado, es verdad, gracias a Dios. Pero a riesgo de equivocarme, a veces parecería, por frases o contenidos que leo en este blog, que algunos cubanos sienten nostalgia de este talibán republicano.

    La solución de Cuba, a mi juicio, pasa por el pueblo cubano en ejercicio pleno de su soberanía. Lo vuelvo a reiterar, por el PUEBLO cubano.

    Por eso no creo, de ninguna manera, que una opción que pueda siquiera considerarse sea que Cuba llegue a ser un Estado Libre Asociado de EE.UU., como Puerto Rico. Luego de casi tres años en esta isla creo fervientemente que el pueblo cubano, con Fidel o sin Fidel, con Raúl o sin Raúl, es nacionalista antes que comunista o liberal, y si pudiera elegir libremente, sin condicionamientos ni fraudes, en un referendum, elegiría seguir siendo una nación independiente.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: