Entrevista con Jonathan Rui.

Anoche estuve en la casa de nuestra querida y amabilísima Milagros Maldonados porque tenía cita con el periodista venezolano Jonathan Rui, de Union Radio. Fue una noche sensacional, una cena exquisita. Hablamos, desde luego de política, de Venezuela, de Cuba. De literatura, por supuesto, lo que le agradezco mucho. Entonces apareció la pregunta que últimamente me hacen siempre: «¿Qué pienso de los escritores Leonardo Padura, Pedro Juan Gutiérrez y Wendy Guerra?» Y yo siempre respondo lo que creo. No me interesa hablar de ninguno de los tres. Porque estoy segura, primero que a ellos no les hacen esas preguntas sobre mi persona, segundo, los tres siempre que han podido han tirado a matar en contra mía, y en contra del exilio. Por lo tanto, no me interesan. Me interesan Reinaldo Arenas, Juan Abreu, Reinaldo Bragado Bretaña, Carlos Victoria, Guillermo Rosales, Yanitzia Canetti, Teresa Dovalpage, entre otros… ¿Por qué no me preguntan sobre ellos? La pregunta, me dice Jonathan Rui, es una pregunta que el editor de la revista le pide que me haga. Perfecto, contestada está. No me interesa ningún escritor que de una manera u otra le haga el juego a la dictadura castrista, ni ninguno que tire piedras sobre mí, aún cuando estas sean a hurtadillas. Y no me pregunten, por favor, más sobre ellos.
La entrevista fue maravillosa, aparte de eso. Agradezco nuestro encuentro y la visita a mi tocaya Milagros Maldonados (como saben me llamo Zoé Milagros). Y el regalo de la última novela de Boris Izaguirre que su autor me envía dedicada. Gracias, estimado Boris.

Con Jonathan Rui
Con Jonathan Rui
Jonathan, Milagros, Ricardo, José
Jonathan, Milagros, Ricardo, José

Y la novela de Boris Izaguirre, Y de repente fue ayer, dedicada:

9788408086789+

Boris Izaguirre

11 respuestas para “Entrevista con Jonathan Rui.”

  1. Creo que es un trío bastante mal considerado en Cuba. Con la novela de Boris, siéntate (dos veces). Como si no hubiera suficiente tipismo en Venezuela…

  2. Pero qué «gusto» tiene ese editor.

  3. He notado que nunca preguntan acerca de Ena Lucia Portela, por que sera?

  4. Hace unos dias, vi por la tele una entrevista a Borís Izaguirre, comentaba sobre la admiraciónde sus padres que desde el 1ro de enero de 1959 vieron en La Habana una esperanza para el Continente Americano, fueron defensores del sistema, viajaron a Cuba cada año, hasta el 1989, ya no pudieron mas y reconocieron el error de creer en algo ficticio. Esa novela Borís la escribio por ellos, según sus palabras se la debía.
    No la he leido, esto que escribo aquí es una referencia de una entrevista, pero tengo la impresión que la imagen que Borís da de Cuba se mueve en los tópicos de siempre.

  5. No he leido nada de Boris Izaguirre; la voy a encargar.Buena soiree!

  6. Les cuento que Pedro Juan era periodista de la revista Bohemia cuando yo cree el Grupo ARAR (Arte y Arquitectura) en 1987, y en 1989 nos entrevisto y publico un reportaje sobre lo que haciamos, donde nos edito y puso lo que le dio la gana, como que «la burguesia cubana tenia muy mal gusto» y cosas asi, tratando de defender lo indefendible, porque nuestro grupo era muy critico con la horrible arquitectura socialista, y tratabamos de incrementar la presencia del arte en la arquitectura, como habia sido una constante en la republica. Entonces el agrego de su cosecha esas pavadas sobre el mal gusto de la burguesia cubana, y yo me indigne tanto, que le dije que por que todos los dirigentes y los diplomaticos vivian en casas que habian pertenecido a esos burgueses, y no en Alamar, como seria lo logico de ser eso cierto.
    La burguesia cubana pudiera haber tenido mal gusto, pero contrataba a arquitectos y a artistas de primera linea para que le diseñara y decorara sus mansiones, sus clubes, y los edificios publicos. Por ejemplo, el Museo Nacional de Bellas Artes es una maravilla, y lo mando a construir Batista en 1956.
    En fin, que los oportunistas como el siempre han sido,son, y seguiran siendo papagayos del sistema para seguir en su jaula con el alpiste garantizado por su incondicionalidad trasvestista, tratando de hacer malabares con el lenguaje para quedar siempre bien con el diablo; y la Wendita y el Padura tocan en la misma orquestica, dirigida por el inefable Barnet, gaysha oficial del prostibulo.

  7. Patricia, la «imagen» de Cuba no es que «se mueva» sino que más bien se asusta no sólo de los tópicos sino del tipismo. A mí todas esas cosas me resultan insultantes, y no menos la fiesta con que Planeta dio a conocer el alumbramiento. Si sus padres (su madre era ballerina) fueron «visionarios» también lo desconocía, pero ya me enteraré con más detalle. Me suena a más marketing.

  8. Gracias a todos, uno por uno. Es cierto, CS que de Ena Lucía Portela jamás hablan o ni siquiera se refieren a ella. Te diré algo, leí cuentos de ella en Cuba, siempre me gustó. Me falta leer su última novela. En El País, en una entrevista, ella no me trató bien, pero francamente, es una escritora. Y sí, resulta raro que no hablen de ella. Aunque Ernesto habló de ella hace poco en Penúltimos días. en cuanto me lea su última novela, que tiene como protagonista a Djuna Barnes, escritora que adoro, le haré un post. Gracias, Santiago, por tu anécdota, yo tengo varias sobre el compañero.

  9. Pido disculpas: el Museo Nacional de Bellas Artes se inauguro en 1954, no en 1956.

  10. Mas abajo de este post, en el del documental del frances sobre Cuba, vi un comentario con el fragmento de la entrevista a nuestra «linda, dulce y buena Wendita», y nunca mas cierto eso de que una imagen vale mas que mil palabras; ella misma se nos revela tal cual en sus propias palabras, y lo de las alas para volar es de un mal gusto exquisito, amen de lugar comun; pura pose, puro snobismo, puro teatro, con perdon de La Lupe.
    Poco le falto para decir:¡A volar, liberales del Perico!
    Por cierto, ahora que rememoro a San Nicolas del Peladero, noto que Wendita se parece un poco a Escolastica cuando era mas joven; en cualquier momento le suelta lo de chiquillo loco a alguien, asi que
    de ahora en adelante la llamare Wendoplastica, con derechos reservados y todo.

Deja un comentario