Tutankabrón, por Guamá.

Sin palabras, me he meado el blúmer, el bobito, y la chancleta; ver en el blog de Guamá:

guama-197

3 respuestas para “Tutankabrón, por Guamá.”

  1. Reflexion Para Fidel Castro

    Julio 17th, 2009 en 04:34
    Reflexión para Fidel Castro
    By ANDY S. GOMEZ
    Señor Fidel Castro, desde su trasferencia de poder a su hermano Raúl en julio del 2006 a causa de su enfermedad, usted ha escrito 250 reflexiones, las cuales han variado desde declaraciones, cartas y sencillos ataques coléricos. Son las pruebas más visibles de que usted no ha renunciado al poder ni a su influencia sobre los once millones de cubanos, la cual ha ejercido por más de 50 años.

    Como cubanoamericano nacido en Cuba, en 1954, todavía recuerdo intensamente su entrada triunfal en La Habana y todas las promesas de cambio de que usted le habló de manera enérgica y épica a nuestra nación.

    Sin embargo, no tomó mucho tiempo para muchos cubanos darse cuenta de que usted estaba más interesado en su propia gloria y en una alianza con el comunismo que en el bienestar de Cuba. En las cercanías de un aniversario más del 26 de julio, fecha del ataque al cuartel Moncada en Santiago de Cuba, pensé que sería oportuno que alguien le escribiera a usted una ”reflexión” acerca del fracaso de usted y su revolución.

    Primeramente, usted debe saber que los cubanos en la isla todos los días hacen bromas acerca de su comportamiento ridículo y errático. Los jóvenes no creen ni militan en la ideología que usted mismo les ha inculcado desde los primeros años escolares. Las condiciones económicas son cada día más precarias y se vislumbran mucho peor. La desconfianza es tan grande que miembros de su círculo más cercano de colaboradores como Carlos Lage y Felipe Pérez Roque han sido removidos de sus cargos por críticas a su persona y a su sistema de gobierno. La consigna es ”nadie cree en nadie”. Su propio hermano ha dicho repetidamente que son necesarias reformas económicas para tratar de salvar su sistema fallido. ¿Usted se ha dado cuenta de que sus días y su poder están llegando a su fin?

    El gran estadista Winston Churchill estableció una serie de preguntas como prueba práctica para saber si un sistema es exitoso o no.

    • La primera es si el gobierno descansa en una base constitucional y libre.

    • Segundo, si existe libertad de expresión y opiniones, la libre defensa y la libre crítica al gobierno.

    • Tercero, si existen cortes judiciales independientes de la interferencia del mando ejecutivo y de los partidos políticos.

    • Cuarto, si las libertades individuales están sujetas al estado. En otras palabras, si el gobierno es el dueño del pueblo o el pueblo es el gobierno.

    Cuando respondemos estas interrogantes nos damos cuenta de que su revolución ha fallado, pero más importante aun es que usted falló y que es prisionero de su propio sistema.

    Nosotros podemos señalar su éxito en establecer el comunismo en Cuba bajo sus propios estándares. Usted nunca ha establecido una dictadura del proletariado, porque usted ha sido el único dictador. Pero Cuba está lejos de ser una sociedad sin clases sociales, el crecimiento de las desigualdades pone en duda la credibilidad que alguna vez tuvo la revolución. Por ultimo, su paraíso proletario no tiene nada que ver con la realidad de los millones de cubanos que han huido de la isla.
    Muchos cubanos inocentes han muerto en las cárceles cubanas sin ninguna justificación y muchos todavía padecen dentro de ellas porque usted ve en ellos un eminente peligro a su poder personal. Otros han muerto en el mar buscando la libertad y un mejor futuro. Todas estas cosas han hecho al pueblo cubano mucho más fuerte y han alimentado su deseo de acabar con su tiranía.

    El sol está empezando a alumbrar una vez más sobre Cuba. El cambio ha empezado a tomar lugar y usted no está en condiciones de frenarlo. A pesar de que ha tratado de destruir al pueblo, usted no triunfó porque no ha destruido su espíritu ni sus ansias de libertad.

    Fidel, una vez que usted haya desaparecido todo cambiará, incluyendo la política de su hermano. Debe ser muy difícil para usted aceptar que sus días en la tierra están contados. Y como una vez usted dijo ”la historia me absolverá”, déjeme asegurarle que una vez que el último capítulo de su fallida revolución sea escrita la historia no será benevolente con usted. Su nombre no estará escrito en las gloriosas páginas junto a nuestros más grandes próceres como José Martí y el padre Félix Varela, los cuales pusieron la patria por encima de sus intereses personales. Usted será un simple personaje oscuro en la historia cubana.

    Así como se acerca el aniversario del 26 de julio, le sugiero que reflexione y piense acerca de lo que usted ha hecho ya que esta puede ser su última oportunidad.

    Finalmente, unas palabras de advertencia para su hermano Raúl: párese a pensar cuidadosamente porque el sistema que usted ha ayudado a construir con su hermano está próximo a derrumbarse sobre sus hombros.

    Fidel y Raúl, es tiempo de que admitan sus errores y háganse a un lado. A lo mejor la historia podría ser condescendiente con ustedes. Dejen al pueblo cubano ser libre.

    Vicerrector Univ. de Miami,

    miembro del Inst. de
    Est. Cubanos y Cubano-

    Americanos, miembro del
    Inst. Brookings.

Deja un comentario