Los Cedros del Líbano.

Queridos amigos, gracias por comentar, no puedo responderles uno por uno porque no tengo mucho tiempo de máquina y menos para sentarme a escribir. El viaje ha sido intenso, sorpresivo, y a cada sitio que llego pienso en ustedes, entonces primero hago fotos, filmo, y luego me detengo a saborear del paisaje, a disfrutarlo, a aprehenderlo, para mí, para compartirlo con los que me rodean.

Los Cedros es el lugar que simboliza mayormente al Líbano, uno de sus árboles milenarios aparece en la bandera, entre las dos franjas rojas, en el centro, dentro de la blanca; es un árbol verde, luminoso. Los Cedros es un bosque luminoso siempre, lo mismo en verano como en invierno.

Se encuentra situado en las altitudes del Monte Líbano, cerca de Becharre. Este bosque cuenta con 12 cedros milenarios cuya existencia supera los mil años, y otros 400 que superan los cien años. La ruta que lleva a Los Cedros ofrece una vista panorámica del Valle de Qadisha y las montañas que lo dominan. Está bordeada de un sinfín de restaurantes, tiendecitas, que acogen a los visitantes. Esta misma ruta lleva hacia una estación de esquí ubicada a 2066 metros de altitud y continúa su camino más allá de las montañas hacia la llanura de Bekaa.

En 1843, se construyó una pequeña capilla en el bosque bajo la égida del patriarcado Maronita, con el objetivo de protegerlo. Cada año se celebra en sus montes la Fiesta de la Transfiguración, el 6 de agosto, por lo que se convirtió en lugar de peregrinación.

Los alrededores brindan posibilidades de hoteles, chalés, discotecas y restaurantes que acogen con discreción al visitante. No se ve la ostentación por ningún lado y sin embargo los lugares son de primerísima calidad. Elegancia y fineza.

Los Cedros es el destino favorito de todas las estaciones; en verano, la altitud y la brisa fresca hacen del lugar un santuario climático, sobre todo para que los busquen escapar de la humedad calenturienta costera. En invierno se dan cita los aficionados a los deportes invernales.

En este video una iglesia en medio del bosque:

En una de sus colinas se encuentra el célebre monumento a l escritor, poeta y político francés Alphonse de Lamartine, quien vivió allí. El homenaje es un conjunto de árboles, en cuyas ramas y gajos, así como en los troncos, la naturaleza esculpió figuras divinas, como ese Cristo con la cabeza tumbada, el pecho hacia delante y los brazos hacia atrás, que podemos observar en uno de los más altos; también rostros enigmáticos, formas de mujeres incrustadas en el tronco, elefantes, hipopótamos, etc.

Líbano agosto 2009 104

Líbano agosto 2009 108

Líbano agosto 2009 110

Líbano agosto 2009 111

Líbano agosto 2009 113

Líbano agosto 2009 112

Fumando el narguile o narguileh, que ya yo había fumado con Osvaldo Sánchez en Montpellier en los años ochenta y pico.

7 respuestas para “Los Cedros del Líbano.”

  1. Estoy descubriendo el Libano a traves de estos post. Un viaje encantado. No le gusto el narguile a Luna? LOL!

  2. Qué bien debe sentirse el viajero junto a esos árboles venerables.

  3. SIEMPRE ME LLAMO LA ATENCION EL MIMETISMO
    DE HECHO OBSERVO TODO TIPO DE FIGURAS.

  4. Los bosques de cedros son algo fantástico y evocador. Una vez en Galicia disfruté un fiestón hasta la noche en una casa en medio de un cedral impresionante. Inolvidable.

  5. Me impresiona ver estos arboles milenarieos y saber por que Dios nos compara con ellos, te felecito por el trabajo que realizas.

  6. Admirable trabajo!!! Felicitaciones!!?

Deja un comentario