La enfermedad de Paulina Bonaparte. Isis Wirth.

Isis Wirth lleva tiempo entregándonos capítulos muy hermosos de la vida de Napoleón Bonaparte, salidos de sus lecturas, de su pluma, de sus experiencias como guardia de honor en las réplicas de batallas a las que ha asistido. Nadie como ella para dejarnos pasar ese umbral entre la realidad y la historia. Este post de Paulina Bonaparte es excepcional, leer en La Reina de la Noche.

8 respuestas a “La enfermedad de Paulina Bonaparte. Isis Wirth.”

  1. Pues debo decirle a Isis que me interesa especialmente la vida del primer emperador de los franceses. Soy apenas aficionado a Napolón, tengo cuatro libros sobre él y el último que lei, hace dos años fue de autor argentino, que evoca posibles intenciones de N de establecer un imperio en América del Sur, cuando estaba ya preso en Santa Elena.

    Justamente una de las cosas que no me perdono es no haber visitado en La Habana, en varios años, el que dicen es el más completo museo napoleónico sobre su figura fuera de Francia. Lo habría iniciado, según leí por ahí, el que fuera médico de N en Santa Elena, Antomarchi, al que algunos –como este autor argentino– sindican como uno de los que envenenó al emperador.

    En mi próximo viaje a Francia, que espero no demore demasiado aunque uno nunca tiene tiempo para verlo todo en tan pocos días, me gustaría conocer y/o visitar más sobre la vida de este corso tan controvertido.

    Me gusta

  2. Fascinante el escrito, me quede con hambre de seguir leyendo, no creo que se deba privar al mundo de tan buen relato.Esperamos la novela

    Me gusta

  3. Ese museo en La Habana fue obra del magnate azucarero Julio Lobo, y por supuesto fue confiscado en su totalidad por la robolución. Aparentemente, la colección ha sufrido bastantes «pérdidas» desde entonces, entre ellas las pistolas personales del emperador, regaladas por Fidel Castro a Leonid Brezhnev. Sobra decir que esas pistolas, como absolutamente todo en Cuba, son efectivamente propiedad del dictador, que puede disponer de todo a su antojo. Eso de «patrimonio nacional» es mera tontería burguesa.

    Me gusta

  4. ESO SE HINCHABA ASI POR LA PROMISCUIDAD Y LA POCA HIGIENE DE LOS AMANTES SUCESIVOS DE LA SUSODICHA.
    POR TANTO…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: