¡No tengáis miedo, Suiza!

Isis Wirth sobre la reacción de algunos europeos y de algunos diarios europeos sobre la votación de los suizos acerca de los minaretes, y su relación con Cuba, en La Reina de la Noche.

8 respuestas para “¡No tengáis miedo, Suiza!”

  1. Una batalla ganada, pero Occidente tendría que estar mucho más combativo y menos ‘miedoso’, porque la ‘guerra’ aún no ha comenzado en serio y todas estas ‘escaramuzas’ son sólo una forma de ‘tomar el pulso’ a los países occidentales. Como no se pongan las pilas y hagan lo que hizo el ex-primer ministro australiano John Howard en su país, no vamos a tener para donde correr.

    ‘Las cosas claras y el chocolate espeso’, como mandan los cánones.

    Ver link:

    http://www.marthacolmenares.com/2008/09/21/el-energico-discurso-del-primer-ministro-australiano-a-los-musulmanes-radicales/

  2. Todos ya se enteraron de la matazon de trece soldados norteamericanos por un islamico binladino infiltrado en el US Army, las campanas de alarma ya habian sonado; pero cuidado que es politicamente incorrecto lesionar sus derechos. Asi que tolerancia para los que viven sonando con borrar del mapa a los perros infieles; inspirados en un beduino analfabeto, violento y pederasta que paso a cuchillo a todo el que no se convirtio. Ya sabemos que tambien el cristianismo y otras religiones han utilizado la violencia para imponer su catecismo; pero ninguna ha sido mas salvajemente sanguinaria, ni de lejos, ni tan perseverante como la musulmana. Si no llegan gobernantes derechitos como algunos que me encantan y no voy a mencionar, esos salvajes se echan al pico a occidente.

  3. APLAUSOS!!! ….de momento ese pequeño país sigue siendo la gran esperanza, aunque Australia me parece más determinada aún.

  4. Me parece que en estos momentos podriamos traer a la palestra la prohibicion de templos cristianos en Arabia Saudita! Algo mas?

  5. Articulo valiente claro honesto y nesesario.

  6. Muchísimas gracias, Zoé, y a los comentaristas.

  7. Excelente el artículo de Isis Wirth. ¡Bravo por los suizos!