Que son limas, que son limones, ¡que son las bolas de los cojones!. Charlie Bravo.

Que son limas, que son limones, ¡que son las bolas de los cojones!

Charlie Bravo.

La Casa Blanca recibe un tratamiento decorativo bastante sui-generis en
estas Navidades.
Luego de la quasi revuelta de los empleados de la mansión presidencial
como reacción a la negativa incial de los personeros obamunistas, que se
oponían a colocar un tradicional Nacimiento en la decoración navideña
para «no ofender» a «nadie», se llega hoy en día a las alturas más (por
otros) insospechadas de decoración anti-navideña: el vitrinista Simon
Doonan, diseñador-en-jefe de la exclusiva Barney’s New York se apea nada
más y nada menos que con una bola de Navidad que representa a Mao Tse
Tung -uso la transliteración más chinesca a propósito- y otra que exhibe
la imagen del Comandante en Jefe B’rak Hussein Obama, superpuesto a los
presidentes que aparecen retratados en el histórico Mount Rushmore.
Si esto no es la transformación de la más importante tradición cristiana
en una caricatura comunista de sí misma no se entonces lo que es.
Si esto no es un ejemplo digno del castro-fascismo en cuanto a culto de
la personalidad, debe ser porque es un ejemplo que va mano en mano con
el chavo-stalinismo tropical evo-cocalero guevaro-raulista. O algo
parecido. No, en realidad tiene un tema ecológico -Mao que acabó con la
ecología de su imperio, y la actual China que se pasa por los forros el
fallido acuerdo de Copenhagen. Como lo oyen. El tema es «Reflect,
Rejoice, Renew,» Refleccionar, Regocijarse, y Renovar, en el vernáculo
castellano. Simon Doonan recogió materiales secos, como raíces de
árboles, y hojas secas del huerto presidencial -sí, aquel mismo que
produce yerbajos injamables y que fue sembrado en la mojonera
clintonista- viejos arreglos florales desechados por su tienda
exclusivísima en New York,  y quién sabe cuántas inmundicias más. El
Simonete corrió alegremente y encargó a algún social de los suyos la
creación de estos diabólicos adornos de anti-Navidad con las jetas del
Mao y del B’rak. A ver si hubo Navidades bajo Mao. Sí, claro que las
hubo, en la clandestinidad y en las celdas del pabellón de la muerte en
el cual los cristianos chinos esperaban pacientemente por su
fusilamiento y destripamiento ulterior.
Los canchanchanes obamunistas corretean y chillan. Mandan e-mails de
manera frenética y torpe, pero no retiran los ornamentos y mientras
tanto Simon Doonan es besuqueado a diestra y siniestra por la Jeva en
Jefa. La que más mea. Pero se dice que el Activista Comunitario en Jefe
no sabía nada. No, qué va. Los ornamentos siguen ahí, y quién sabe qué
ornamento nos regalen el año próximo, quizás un primoroso Ché Guevara. O
un bello Castro, travestido en Santa Claus.  Las bolas de los cojones.
Todo es ya posible, en esta realidad paralela de mundo bizarro.
Por alguna razón, mal pensado que soy, me viene a la mente la bandera de
la hoz y el martillo que ondeó sobre la multitud fanatizada el día de la
elección, frente a la Casa Blanca, cuyo color que se esta tornando muy
rápidamente en un sospechoso rojo.

La familia presidencial nuevamente desaira a la ciudad de Washington y
sale el jueves para Hawaii, donde pasarán las Navidades.
Tanto mejor.

11 respuestas para “Que son limas, que son limones, ¡que son las bolas de los cojones!. Charlie Bravo.”

  1. Magnífico. Le hago link.

  2. ¿Y qué pasó? ¿No era que Yoani le iba a mandar un canistel al Presidente para las «fiestas»?

  3. socialistas de pacotilla, escorias de la raza humana…

  4. Bueno, sí, esa estuvo fea, pero el Berrack O. no siempre es así. Por ejemplo, cuando celebró el ramadán en la Casa Blanca no colgó ninguna imagen blásfema, sino sólo un discreto tapete verde.

  5. Muy buen artículo, Charlie Bravo. La última noticia que tenemos por acá en ‘las Europas’, es que el gobierno ruso ha retomado la imagen de Stalin y la están colocando en lugares públicos ‘oficiales’.

    Esto es como una pesadilla repetitiva o como la película aquella del ‘día de la marmota’ en la que un mismo día se repetía todos lo días.

    Veremos a ver cuándo esta ‘Humanidad Suicida’ despierta de una vez, en un atisbo de coherencia, lucidez y sentido común, antes de que cometa la torpeza de aniquilarse y aniquilarnos a los que pretendemos vivir y ‘dejar vivir’.

  6. Aqui incluyo el link donde sale el tema del ‘regreso de Stalin’.

    ‘Tras los símbolos soviéticos, el Kremlin recupera ahora a Stalin’
    16:21 | 23 de diciembre, 2009 Ricardo Marquina.
    «Es como si en la Alemania actual se alabara a Hitler», dicen las organizaciones de derechos. Putin y Medvédev han resucitado viejas prácticas como aplastar a la oposición y a la prensa crítica.

    http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/internacional/los-simbolos-sovieticos-kremlin-recupera-ahora-stalin

    Articulo tomado de La Gaceta Internacional de Intereconomía.

  7. esta fiesta todavia no ha empezado. denle un tiempito mas a obamita y veran la cagazon!

  8. Gracias a Zoé, que tiene tanta paciencia conmigo, y a todos los comentaristas.
    Liborio, si, hemos estado ya en presencia de este reciclaje comunista -de ahi su tufo neo-pseudo-ecologista- desde hace tiempo. En todo tipo de conversaciones con gente afortunada que nunca ha tenido que vivir un totalitarismo le tilda(ba)n a uno de loco por decir estas cosas…. ahora salen a la vista, se hacen evidentes, y el publico esta espantado con lo que esta sucediendo. Quizas sea tarde.

  9. No puedo creer la estupides de los americanos. Este Obama me parece que es tremendo Comunista. Espero que no sea reelecto como presidente. No me explico como los cubanos exiliados por todo el mundo sean tan ignorantes y que no exigan que el bloqueo pare. China es un pais Comunista y los cubanos cada ves que compran productos hechos en China sin exigir el paro del bloqueo cubano son tremendo ignorantes. El bloqueo solo a hecho que el jediondo Fidel y su hermano maricon sigan singandose al pueblo cubano.

  10. Muy bueno el articulo de Charlie Bravo! Obama esta ensenando ahora lo que queria decir en sus pancartas: Change, ahi lo tienen, yo tengo un t-shirt y un bumper sticker que dicen: Cuba got change in 1959, be careful what you wish for – pero nadie creia en eso, me miraban como a la peste bubonica, en fin lo que me apena es que tantos cubanos «inocentes» votaron por el. Hasta la proxima

Deja un comentario