Anoche soñé con mi madre…

… Intensamente. Lo que me ocurre a menudo. Y la veía así, como en las fotos, joven, sonriente. Además, hablábamos por teléfono, y sus palabras me hacían reír hasta llorar de alegría. Mami trabajó en la Cafetera Nacional, después del Año Fatídico pasó a formar parte del INIT, como camarera, o como lo que se presentara. Cada mañana la abrazo con el recuerdo.

Anuncios

28 comentarios en “Anoche soñé con mi madre…

  1. Hermosa tu mamá. Soy atea, pero estoy segura de que muy orgullosa estaría tu mamá de la hija que nos regaló a los cubanos.
    Para ella, mi eterno agradecimiento.
    Continúa abrazándola

    Me gusta

  2. ¿Qué bonita era y que dulce su expresión! Gracias por compartir las fotos. Se parecía mucho a ti físicamente.
    A propósito, ya los médicos de los que hablaste ayer están en Miami. Parece que sobornaron a funcionarios del aeropuerto de Caracas, supuestamente.

    Me gusta

  3. La memoria y ese espacio en el que todo es posible. Muy bonitas fotos, las dos primeras parecen postales de epoca.
    Un abrazo porque en esta brevedad del post ha llegado un sentimiento muy hondo.

    Me gusta

  4. Hola zoe:
    Los que se han ido, sólo mueren, cuando los olvidamos.
    Mucho parecido físico entre ustedes.

    Me gusta

  5. Zoe, conmovedoras las fotos de tu mama. Dicen tanto. Esa ingenuidad, esa limpieza en la mirada, esa cubania, esa fineza, su forma de agarrar la taza de cafe, su sencillez y pulcritud, y su pobreza tan decente y tan bella. Esa es la imagen de la Cuba que perdimos: pobre, pero digna, bella y sencilla. Esas fotos estan de museo. Eres igualita a ella. Felicidades.

    Me gusta

  6. Nuestras madres cubanas..cuánto sufrieron. El parecido entre ustedes es enorme, las fotos preciosas, parecen postales de epoca, como bien dice Juliett. Gracias.
    notita a Ibis: yo tambien soy atea, (pocos se atreven a decirlo-aunque sospecho hay muchos más como nos…)

    Me gusta

  7. Tan bella, gentil y ‘luminosamente’ sencilla como tú. La sencillez es la claridad del alma, cuando el alma es delicadamente hermosa y asoma a los ojos, como es el caso. Tan bella por fuera como por dentro, iluminando desde su interior la mirada y la sonrisa. Una mujer con esa aura lumínica en su mirar y su sonreír, tiene que estar ‘viva’ en algún lugar del Universo. Yo sí creo que existen las personas que ‘jamás mueren’, porque su espíritu es tan poderosamente bello, fuerte y real, que permanecen en todo cuanto tocan y hacen, aún más allá de la vida y de los sueños.

    Siempre la soñarás y ella te visitará, porque no sólo vive en tu recuerdo, vive a través de lo que te transmitió, y se perpetúa en todo lo que haces. Su dulce hermosura esparce un suave aroma de protección y calidez, tan acogedora y reconfortante, como ese delicioso café que está sirviendo a los demás. Por eso la sueñas con frecuencia.

    ¡Gracias por tu generosidad al regalarnos la vista con su preciosa imagen!

    Me gusta

  8. Que manera de parecerte a ella, la primera impresion que me dio es que era una foto de Bohemia o Carteles de anuncios de cafe, son preciosas y siempre nos transportan a esa epoca que vivimos o no vivimos. Me encanta ver cada detalle de como era todo.Gracias por compartirlo con nosotros y disfruta de esas visitas angelicales.

    Me gusta

  9. ¡Qué bonita tu madre! Son unas fotos bellísimas. En realidad, te pareces mucho a ella; se nota que era tan cálida como tú. Yo también recibo esas visitas de mi madre con mucha frecuencia y en mis sueños siempre está joven y sonriente. Son generalmente encuentros muy apacibles.

    Me gusta

  10. Zoé, olvidé decirte que hoy, 7 de enero, cuando le haces este pequeño homenaje al tierno y dulcísimo recuerdo de tu madre, la mía está cumpliendo 61 allá en Cuba. Por supuesto, nada de festejos: dos de sus cuatro hijos estamos en el exilio.
    Notita a Frida:
    Hola, Frida (¡me encanta tu nombre!). Y, sí, recién cuando llegó el Papa Viajero a Cuba yo tenía 28 años. ¡Qué te puedo decir! Para aquella época ya tenía una concepción materialista del mundo inoculada hasta los tuétanos. ¡Y mira que nunca fui de la juventud ni del partido comunista, eh! Es cuestión de piel, qué sé yo. Tengo grandes amigos cristianos, judíos, budistas y “purí pallá” (como decimos en Cuba) de todas las religiones que hayas podido escuchar. Los respeto a todos por los buenos seres humanos que son. Ellos, por supuesto, (incluyendo a mi mamá) machacan todo el tiempo con eso de que Dios me va a tocar en algún momento. Pero no. No se decide el hombre. O la mujer, que nadie lo ha visto, creo.
    Te mando un abrazo.

    Me gusta

  11. QUERIDA ZOE:
    TU MADRE ES GUAPISIMA ES CIERTO
    TE PARECES MUCHO A ELLA
    ADEMAS ESTA SIEMPRE CONTIGO
    RECORDE A UNA BELLISIMA MUJER
    CUBANA PERTENECIENTE AL ARTE LLAMADA CHELO ALONSO
    LE ENCONTRE CIERTO PARECIDO

    Me gusta

  12. Zoé, te pareces tanto a ella que creí eran fotos tuyas en La Habana. Como dice Lourdes, los que se han ido sólo mueren cuando los olvidamos. También siempre tengo presente a mis padres, mis abuelos, mis tíos, mis primos y hasta los amigos y vecinos, algunos antisociales, como el Jabao, que vivía al doblar de nuestra casa en la Víbora, en un cuartucho al lado del Museo Municipal de 10 de Octubre, en San Lázaro casi esquina a Vista Alegre, cerca de la iglesia Los Pasionistas. El Jabao se pasó la mayor parte de su vida preso, por robar, pero en el barrio todos le teníamos mucho cariño y lástima a Genoveva, su abuela, quien fue maestra y lo crió desde que su madre murió, cuando él era un niño y no parecía que a pesar de una revolución tan “humana, socialista y revolucionaria”, en vez de un “hombre nuevo” deviniera en un antisocial, como tantos y tantos adolescentes cubanos, sobre todo los pertenecientes a las clases negras y pobres. Una vez escribí sobre Genoveva para la Revista Hispano-Cubana, quiena su edad, pasó por el dolor no sólo de tener que enterrar a su nieto, si no tener que vivir con la duda de que para ella quien vilmente asesinó al Jabao no fue otro delincuente, si no la policía. Y ella, pobrecita, vieja, enferma y casi ciega, tocó todas las puertas. Y nadie la escuchaba. Yo sí, iba a su cuartucho y le llevaba lo que podía, o la recibía en mi casa, le daba café y escuchaba todas sus quejas y penas. Son historias tan duras y tristes de nuestro país, que uno no las puede olvidar. Y las lleva dentro igual que lleva a todos sus muertos. Gracias por soñar a menudo con tu madre y compartirla con tus lectores.
    Un abrazo, desde la fría y nevada Lucerna, Tania Quintero

    Me gusta

  13. Gracias, Zoe, por compartir este momento tan intimo….dicen que cuando uno sueña con su mama y la ve feliz, sana y contenta es que su alma esta en la Paz del Señor.

    Yo quiero creer que es verdad….yo se que lo es, asi que mi querida Cubanita, ella esta en el Reino de los Cielos.

    Que Dios las bendiga a las dos. Un abrazo….y ojala que pronto te lo pueda dar en el Malecon de una CUBA LIBRE.

    Graciela, desde Miami.

    Me gusta

  14. yo pienso lo mismo q tu y te acompanño en esos abrazos q le das a tu mama yo estoy igual pero ellas estan co n nosotras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s