Historia de dos bajistas. Charlie Bravo.

Historia de dos bajistas.

Por Charlie Bravo.

Uno es mediocre. Y famoso.
El otro es genial. Y no es famoso, en parte gracias al mediocre. El
mediocre no considera música lo que el genial hace. Y así lo dice, en
los medios a los cuales el genial no tiene alcance, medios cuya
representación física el genial trata con asco.
El pobre mediocre, no alcanza a comprender armonías, ni sabe lo que es
el bajo melódico, escapado de la sección ritmica. Y mucho menos sabe
este mediocre de complejidades rítmicas, asonancias, contratonalidades o
improvisación. Si lo sabe, se ha esforzado desde 1969 en no demostrarlo,
tanto, que al parecer ya lo ha olvidado.
El mediocre es la mata del cheo, según se dice en el idioma de mi ciudad
natal, que es también la del genial, otro habanero.
El genial está prohibido.
Estuvo a punto de acabar a golpes, el otro día, como acabó su
inspiración Jaco Pastorius, fuera de un oscuro club floridano. El genial,
casi acaba asi, a manos de un par de esbirros que se comportan como un
ejército de ocupación en la Habana. Sobrevivió y de ellos se burla.
Se burla también del mediocre.
El mediocre es famoso, lo dije ya, gracias a masas lobotomizadas que le
siguen, moviéndose rítmicamente a ambos lados del estrecho de la Florida.
El mediocre y su gente se comporta como lo que son, jineteros y
pingueros venidos a menos, en pos del todopoderoso Mr. Dollar y el
discreto Monsieur Euro. Y cantan cancioncitas mierderas en una colina
diciendo que son comunistas. El genial siente asco por los comunistas, y
quién lo va a culpar.
El mediocre se viste como Pepito Grillo. El genial sale a la calle como
un músico punk, sin temores.
Uno muere por viajar a Miami. El otro por salir de la prision flotante.
Uno muere por provocar donde no hay consecuencia, en Miami. El otro
escupe verdades a la dirigencia y la policía, en Cuba.
Les presento a Juan Formell, el mediocre -pero ideológicamente
“correcto” según los oficiales de los organos de la seguridad de la
cultura estatal en Cuba.
Y ya ustedes conocen a Hebert Domínguez
(Arroz con punk), el
bajista genial -aunque él odia la palabra- de Porno Para Ricardo, La
Babosa Azul, y mil otros projectos. Me ahorro entonces toda presentación.

9 respuestas para “Historia de dos bajistas. Charlie Bravo.”

  1. Muy instructivo y clarificador, sobre todo para los que entran a leer e ignoran el estado ‘cultural’ de la isla, creyendo las patrañas del ‘marketing comunista’, donde la verdadera creatividad es denostada y relegada por el estado si no se pasa por el ‘tamiz ideológico’ del tirano. Muy buen post, Charlie Bravo!!

    Me gusta

  2. Genial Charlie!

    Que contraste!

    . . .y el genial mantiene su integridad y principios! No importan lo que le hagan, es su propio amo y su espiritu no puede ser domado, subyugado ni esclavizado!

    Saludos 🙂 Melek

    “De ser siervo de sí mismo, pasaría el hombre a ser siervo del Estado. De ser esclavo de los capitalistas, como se les llama ahora, iría a ser esclavo de los funcionarios. Esclavo es el que trabaja para otro que tiene dominio sobre él.” ~ Jose Marti

    Me gusta

  3. Las gracias se las doy a Zoe, a ustedes, Melek, Isis, y Liborio, y a Hebert, quien me encarga de darle las gracias a Zoe y todos los lectores del blog.

    Me gusta

  4. Tengo el gran honor de que sea el genial mi amigo, y de poder llamarlo mi hermano. Lo amo con todo mi corazón. Mejor que el no hay. Gracias por este post Charlie.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .