Soberano plantón.

SOBERANO PLANTÓN.

Zoé Valdés.

Hace años deseaba visitar esta ciudad italiana, llegué el 23 de febrero, el 24 murió Orlando Zapata Tamayo, asesinado cruelmente por la tiranía; el viaje dejó de ser un sueño realizado para convertirse en una pesadilla aplastante. Así y todo, intenté visitar los museos, detenerme ante los cuadros que había imaginado a través de las reproducciones de los libros, me propuse admirar las esculturas de Michelangelo, de Donatelli, apreciar los colores vivos en los frescos de Boticelli, pero mi cabeza estaba en otro sitio, en Cuba, en un entierro, con Reina Tamayo Danger, con Martha Beatriz Roque, con Laura Pollán, con Vladimiro Roca, con los disidentes y la familia de Tamayo. Es duro vivir en Cuba y soportar una dictadura, enfrentarse al crimen, resistir, con arrojo, y no perder el amor por la vida. Es duro también vivir en el exilio, no poder vivir de manera normal, no olvidar que te has ido, que lo dejaste todo, que aún cuando lo intentaste dentro, ya estás fuera, frente a una bella escultura que alguien compara con una obra divina, y sin embargo, con un sabor amargo, que se te posa en la lengua como un buche de sangre.

En un hermoso jardín soleado, a solas, quise hablar entonces con Dios, o sea me dirigí a esa evocación poética que poseo yo de Dios, pero en el lugar de su rostro se interponía el de la Virgen, sonrosada, diría que pintada por Tiziano, llevaba el pecho desnudo, los pezones entresalían de la manta que es su cabellera revuelta en sus hombros, las manos abiertas en el pecho, los ojos volteados al cielo. Intento hablar con ella, o con Dios; mas ninguno responde, o no tengo oídos para sus voces, como para cierta música, que por más que la escuche, no me penetra. ¿Dios, por qué nos ocurre todo esto? ¿Virgen santa, qué hicimos para que tenga que morir tanta gente inocente? Silencio. Sólo la imagen, plena de belleza. Ya con esa imagen debería bastarme, pero no.

Todos estos días pasados he caminado por las calles florentinas como una zombie, intenté ponerme en la mente de Reina Tamayo Danger, pobre mujer, pobre madre, ahora sin saber a dónde ir a buscar a su hijo. Le quedan otros, dijo en una entrevista, los hermanos de Orlando. Sí, y más, todos los cubanos deberían declararse hijos de Reina Luisa Tamayo Danger, deberíamos pronunciar en recogimiento el nombre de su hijo.

Mientras, arrodillada en una pequeña iglesia aislada, pedía por el alma de Orlando Zapata Tamayo, pensaba en los otros presos, y en el disidente, que han comenzado una huelga de hambre, ellos también. No estoy de acuerdo con el sacrificio, no puedo aprobarlo, pero tampoco consigo condenarlos. Con el pecho oprimido recé por ellos. Hace tiempo que no rezaba tanto, y con tanto dolor. Entonces me levanté de un golpe, salí del templo con la cara hirviente de ira. ¿Dónde estás Dios? ¿Dónde? Y en lugar de seguir esperándolo, le di un soberano plantón.

Leí que Guillermo Fariñas, el disidente que lleva días en huelga de hambre y de sed “hasta la muerte”, se encuentra en un estado deplorable, que es probable que no llegue a terminar la semana. ¿Por qué? Silencio.

Guillermo Fariñas ingresado, leer en EcoDiario.

15 respuestas para “Soberano plantón.”

  1. Cada dia que pasa la vida tiene un sabor mas amargo. Y siento un resentimiento mas grande hacia los que apaluden las hienas verdeolivos.

  2. Estos son los «azares» que ocurren, en este caso ha sido el espejo inverso y al mismo tiempo la clave .
    Luz para tí.

  3. ¡ vaya, Zoé, calas hondo !

    De todas formas, esta vida nos lleva a desear desprendernos de nuestros huesos ante tanto espanto, pero igual seguimos adelante de puro porfiados y latinos que somos.

    No decaigas.

    Te saluda,

    Oscar
    Chile

  4. Creo que ese primer comentario es mi sentir tambien. Resentimiento, odio, rabia, dolor, llamese como quiera, es lo que sentimos, aun estando fuera de toda esa desgracia en Cuba, porque seguimos dentro. Cuando duele, duele y ni la lejania, ni el bienestar pueden hacer nada por hacerte olvidar. Esto solo lo entiende una misma cuando no puedes deshacerse de lo que dejas atras. Como le dije a alguien el otro dia en el velorio simbolico a Zapata Tamayo cuando me dijo que el odio no era bueno para el alma: Le respondi: «eso se quita cuando llegue la justicia, es solo temporal».

  5. Ya pronto llegará la justicia, Zoé. Y después, cuando todo este dolor haya pasado, recordarás a Florencia por su belleza y no por el sufrimiento de estos días. Y como la gran artista que eres, volverás allí de nuevo para sentir, como si fuera por primera vez, el arte encerrado en todos esos museos, tal y como tú lo habías soñado. En paz.

  6. DE LA MISMA MANERA QUE NUNCA OLVIDARAS A ZAPATA TAMAYO
    COMO NINGUN CUBANO QUE AMA SU PATRIA LO OLVIDARA
    TAMPOCO OLVIDARAS A FLORENCIA PORQUE EL ARTE NACIO CONTIGO

  7. Querida Zoé:

    Carezco de la palabra sanadora que pueda llevar un bálsamo de paz y consuelo a tu alma atribulada por los acontecimientos tristes y desgarradores que te hieren tan profundamente el corazón. Lo único que puedo decirte es que no estás sola, en ningún modo. Que todos los que te valoramos y te apreciamos, estamos junto a ti; unos, tendrán la facilidad de estar cerca de ti físicamente y brindarte un abrazo que reconforte tu sensible alma, otros, desde la distancia, te visitamos con el pensamiento y con el espíritu para que no deambules a solas por una larga y oscura pesadilla. Cuando sientas que esa oscuridad te visita, empéñate en buscar un minúsculo punto de luz que se irá agrandando hasta que se vuelva del tamaño de un sol radiante: esa es la energía positiva y amorosa que te enviamos los que te deseamos todo el bien y te acompañamos a transitar por zonas tristes sin permitir que nada pueda arrebatarte hacia lo fosco. Y recuerda que Dios es tan grande que permite que nos enfademos con El, porque conoce nuestras limitaciones a la hora de entenderle.

    Un abrazo de luz

  8. Buenísimo artículo, y qué bella Florencia.

  9. Iliana Curra que buen comentario! Yo pienso lo mismo cuando me dicen que no odie, si los odio, si los maldigo y si los detesto, eso como tu dices se pasara cuando llegue la justicia, lo que no pasara nunca son las muertes y los danos morales y espirituales que han hecho estos despiadados! Tu crees que esa madre puede olvidar la forma en que murio su hijo, desatendido y maltratado, no eso no se olvida!

  10. Zoe somos muchos los que te queremos bien, así que por favor no te alejes del señor, en primerisimo lugar dios es amor y eso no te faltara nunca.

    Ahora se que es dificil encontrar consuelo y anular la impotencia ante la injusticia que te anega el alma, pero hay que mirar a Orlando y a su vida, sobre todo la última etapa como un «acto de amor» hacia la patria y hacia todos sus hermanos patriotas. El dio todo a cambio de la vida eso es lo más cristiano que he visto y estoy seguro que ahora esta a un lado del señor rogando por el resto de los patriotas que lo sobreviven.

    Ahora bien sus asesinos van a pagar en la tierra, de eso no tengas duda, pero tambien pagaran en el infierno, cuando el señor pregunte ¿Causaste algun daño al projimo? o ¿Que hiciste por hacer feliz al projimo? que van a responder estos hijos de puta, por ende se van de cabeza al infierno.

    Por eso Zoe querida sigue y levanta el alma que te quedan muchas batallas por Cuba, muchos lectores que regocijar y muchos patriotas que iluminar, entre ellos quien te escribe.

  11. Zoé querida, disfruta de Florencia, el arte alivia…Yo me siento hija de Reina Tamayo y te cuento que mi madre y yo le dimos el plantón a dios cuando fusilaron a un amigo de la familia a los 22 años y su mujer, encinta se tuvo que esconder en mi casa para no caer presa. De esto hace 46 años…Cuidate mucho, te queremos muchos tus lectores.

  12. Desde hace un tiempo soy un fiel seguidor tuyo a tal punto que en muchas ocasiones no dispongo de mucho tiempo y en primer lugar leo tus artículos, pero me sorprende que no hayas escrito o hecho referencia sobre la huelga de hambre del músico cubano en Santiago de Compostela, tengo constancia de que están las 24 horas del día junto al Consulado Cubano rodeado de carteles y pidiendo la liberación de los presos políticos cubanos. Me gustaría que apareciera algo sobre ellos en tu blog ya que es referencia para muchos cubanos que al igual que tú queremos libertad para nuestra patria.
    Un saludo
    Sinué

  13. No desesperes, ni siquiera por el hecho de que no desesperas. Cuando todo parece terminado, surgen nuevas fuerzas. Esto significa que vives.» Kafka.

    Un abrazo.

  14. Uy, yo que estoy plantá desde que nací.
    Hermosa Florencia.
    Gracias, Zoé.

Deja un comentario