La insoportable fealdad de García Márquez. Texto inédito de Reinaldo Arenas.

Nótese el nombre de Reinaldo Arenas de su puño y letra.

Nótese las correcciones de puño y letra de Reinaldo Arenas.

Margarita Camacho y Antonio Valle Vallejo me confirman que el artículo es de 1989.

LA INSOPORTABLE FEALDAD DE GARCÍA MÁRQUEZ.

REINALDO ARENAS.

El señor García Márquez está realizando esfuerzos desmesurados y fantásticas piruetas políticas con el fin de que Fidel Castro se mantenga en el poder. Ahora es un abanderado del diálogo entre Castro y los Estados Unidos y de las “reformas” en Cuba, siempre y cuando el Comandante siga siendo el jefe. García Márquez parece dispuesto hasta a lamerle los calcañales al presidente norteamericano con tal de que éste ayude económicamente a Castro.

Actúa muy bien García Márquez al intentar mantener a Castro en el trono, pues una vez que caiga, el señor García no podrá evitar una confrotanción con la justicia por su complicidad y colaboración con uno de los criminales más notorios de este siglo. El fin del señor García (lo de Márquez es optativo, pues es su segundo apellido) puede ser parecido al de los grandes colaboradores que tuvo Hitler. Eso le debe saber muy bien al autor de La Hojarasca.

En realidad, hace más de veinte años que García Márquez debió comparecer ante los tribunales norteamericanos por haber plagiado incesantemente a William Faulkner. Pero los norteamericanos tienen tan mala memoria que seguramente no recuerdan quién es Faulkner. En cuanto a la pobre “inteligencia” yanqui, padece tan profundamente el síndrome de la culpa que prefiere desechar el original “imperialista” y leer una versión colombiana del mismo, versión que es además populista y menos compleja.

¿Cuál es el motivo de que un hombre de talento hasta para el plagio se haya plegado a los servicios secretos de Fidel Castro? La respuesta me la dio un cineasta colombiano a quien le comenté con tristeza que sus compatriotas debían sentir una gran vergüenza por ser conciudadanos de una persona como el señor García Márquez. “Es una gran pena”, me respondió. “Pero, por suerte, en Colombia, García Márquez es casi sólo conocido bajo el nombre de Cara de Fo”.

Su respuesta fue para mi una iluminación sobre la personalidad de García Márquez. ¡Cara de Fo! Es decir, alguien de rostro tan repugnante que parece como si siempre estuviese oliendo algo pestífero y cercano a su persona. No se trata de un simple desequilibrio estético o de una discrepancia con los cánones convencionales de la belleza (lo cual tendría su atractivo), se trata de una fealdad que sale del alma y que se manifiesta como espejo de la misma en el exterior. Una fealdad que, al igual que El Retrato de Dorian Gray, cada fechoría acrecienta. Contemplad ese rostro engurruñado, papujo y despectivo, ese cuerpo de batracio erguido sobre sus ancas posteriores, y pensad en la tragedia de tan terrible fealdad en un hombre con sensibilidad artística que además presume de tenorio.

Pobre criatura. Cuenta su ex-ayudante, Antonio Valle, que una de las amigas sentimentales del señor García, conocida como Norkita, le confesó un día desesperada: “¡No puedo, a pesar de las ventajas materiales, tener relaciones con una caguama!”. Y ahí mismo rompió con el señor García. ¡Pobre criatura! Cuántas tribulaciones habrá padecido. Cómo habrá tenido que luchar para, a pesar de su cara de fo y de su cuerpo de caguama, abrirse paso en el competitivo, complicado y cruel mundo del erotismo. Si a eso agregamos que, según declaraciones del escritor colombiano Gustavo Álvarez Gardeazabal. “García Márquez es un hombre casi completamente desarmado de la cintura para abajo”, el lector podrá hacerse por lo menos una remota idea del terrible trauma del responsable de La mala hora.

Una fealdad tan ríspida sólo podía encubrirse con la fama. Y hacia la fama se lanzó García Márquez, propulsado por su compinche, el Comandante en Jefe, hasta llegar al Premio Nobel. Ahora algunas tiernas ninfas no repararán (al menos por unas horas) en el rostro de García Márquez y por amor a la literatura o a la notoriedad (y a todo lo que las mismas acarrean) se inmolarán en los altares de Eros, aunque después, como Norkita, salten aterrorizadas.

De todos modos, una suerte de cirugía plástica metafísica le garantiza al eterno discípulo de William Faulkner muchas noches de placer. Esa cirugía plástica que produce el triunfo, el señor García la ha logrado gracias a sus estrechos contubernios con Fidel Castro. Es lógico pues que lo defienda. Cuando Castro caiga, Cara de Fo, sin los cosméticos del poder y de la gloria, tendrá que mirarse en el espejo. ¡Terrible momento! Roguemos para que no muera de un infarto, pues lo queremos vivito y con su cola de caguama coleante para que pueda comparecer al juicio que un tribunal internacional le celebrará con todas las de la ley.

Les recomendamos a los testigos de cargo (que serán miles) que lleven espejuelos de sol para que puedan contemplar sólo a trasluz la insportable fealdad de García Márquez y no pierdan la ecuanimidad.

Reinaldo Arenas. 1989.

Nota aclaratoria: Este artículo fue entregado a Antonio Valle Vallejo por el autor, en los momentos en que Antonio Valle Vallejo lo ayudaba a mecanografiar su autobiografía, debido a que RA ya estaba enfermo. Antes que anochezca, como contó el propio Reinaldo Arenas en ese libro; para su publicación. Nunca antes ha sido publicado.

Este texto se publica con la autorización de los representantes y herederos de la obra de Reinaldo Arenas: Margarita y Jorge Camacho. Este texto no puede ser reproducido sin el consentimiento de los representantes y herederos de Reinaldo Arenas.

Anuncios

25 comentarios en “La insoportable fealdad de García Márquez. Texto inédito de Reinaldo Arenas.

  1. Es totalmente cierto y comprobable que muchas personas con cierta capacidad intelectual no les equivale a ser buenas personas y su especial “sensibilidad” es relativa. Garcia Marquez (Cara de Fo) es un excelente escritor, pero es una horrible persona. He escuchado hablar de su ambición desmedida y su materialismo (desde el punto de vista negativo). Ciertamente el día que se vea por dentro (aunque no será en un juicio desgraciadamente pero a lo mejor será el día de su muerte) se va a horrorizar de lo que va a ver. Y otra “joyita literaria” con cara de Fo es Saramago, ese es otro que le tocará saldar cuentas con el diablo. Seguro Reinaldo Arenas no habría dejado de dedicarle algunas palabras a este otro Cara de Fo.

    Me gusta

  2. En cualquier lugar donde se encuentre ahora Reinaldo Arenas, hoy estará seguramente saltando de alegría e invadiéndolo todo con su hermosaa risa.

    Me gusta

  3. Coincido con Chocolatico. Este texto debe ser otra de tantas maniobras de la “intelectual” Zoé Valdés, ya que coincide con su estilo (por cierto, no es “insoporable” sino “insoportable”). Descalificar a García Márquez por plagio de Faulkner (cuando él mismo reconoció que era una de sus influencias) o por su aspecto físico es demasiado decadente.

    Respeto a Reinaldo Arenas como escritor y ser humano, pero no creo que este texto sea suyo. Y si lo es (cosa que no es cierta) es realmente lamentable.

    Saludos

    Me gusta

  4. De Garcia Marquez me encanta su narrativa y el talento nadie se lo quita, pero no dejo de entender que es un apologista de los tiranos y de la miseria. No dudo que le hubiera encantado como todo genio inteligente que es, hacer de las mismas de su amigo: poseer y gobernar a capricho a una isla por mas de medio siglo, menos mal que los dineros y ocupaciones por sus entretenidas letras libraron a la humanidad de un dictador en potencia.

    Me gusta

  5. Gracias Rosalba por su comentario. Gracias, Chocolatico, honor que me hace. Gracias Tonino, por haberme traído en tu último viaje a París, este documento histórico, y habérmelo entregado en mano.
    Gustavo, gracias por llamar la atención sobre mi falta de máquina. Por otro lado, como verá he colgado el original para que no le quede duda, ni a usted, ni a nadie, de que se trata realmente de un texto escrito, firmado, y corregido a mano, de Reinaldo Arenas, como podrá comprobar por las fotos que acabo de poner.
    No entiendo cómo a alguien se le puede ocurrir que yo pueda apropiarme de la firma de Reinaldo Arenas y escribir en su lugar, faltándole el respeto a su memoria, a los albaceas de su obra, mis amigos Margarita y Jorge Camacho, y cómo cree que puedo inventarme que Antonio Valle Vallejo, amigo y lector asiduo de este blog, me haya entregado la carta.
    Gustavo, vaya a ver a un especialista, porque el que tiene serios problemas de personalidad es usted, sin duda alguna.
    En cuanto a creer que este texto de Reinaldo Arenas es lamentable, bueno, esa es su opinión, la de Gustavo, o sea, aún tenemos que saber quién es usted, qué ha hecho, y si Gustavo es su verdadero nombre. A mí el artículo me parece extraordinario, muy valiente y justo.

    Me gusta

  6. Dice un refrán, que, (como casi todos suelen ser ciertos por estar basados en el conocimiento, la sabiduría y la experiencia popular):

    ‘Para gusto, se han hecho las flores y para escoger, colores’

    Nunca me han gustado los escritores que han apoyado las injusticias y los poderes tiránicos, especialmente si son contemporáneos y hemos tenido que ‘sufrir’ las consecuencias de sus ‘apoyos’. Verbigracia el aquí mencionado y otro que no se menciona pero que era de la misma ‘cuerda’, Mario Benedetti. Para mí, todas sus palabras son ‘huecas’, ‘ampulosas’ y ‘venenosas’. Sólo puedo percibirles como gigantescos coprolitos apestosos, por dentro y por fuera. De ellos me repele todo, hasta el tono de sus voces.

    Me gusta

  7. La mejor definición del asunto García Márquez, y del otro asunto -el de su fama-, extendido, desgraciadamente, al mundo, de la mano del amigo de Cara de Fo, como si hubiesen puesto de acuerdo, que para el caso es lo mismo:
    “En cuanto a la pobre “inteligencia” yanqui, padece tan profundamente el síndrome de la culpa que prefiere desechar el original “imperialista” y leer una versión colombiana del mismo, versión que es además populista y menos compleja.”

    Me gusta

  8. Para mi no se puede separar la obra literaria de la vida publica, un escritor debe ser siempre leal a la estetica de la belleza y eso implica ademàs defender valores esenciales como el derecho a la vida y el derecho a la libertad. Garcia serà un muy buen escritor, eso es opinable, pero como ser humano al estar sistematicamente en posiciones politicas anacronicas y reñidas con los valores elementales de la sociedad moderna se transforma en testaferro y ayudista de un regimen que viola los màs elementales derechos.

    Algùn dia debera dar cuenta de sus actos, si es tan hombrecito como parece.

    Me gusta

  9. Gracias a ti Zoé por tener la generosidad de compartir este texto con nosotros, allá los que no crean que es real. Así como otras veces no he estado de acuerdo con algún contenido de tus post, con este coincido 100%(como con la mayoría); para eso practicamos la democracia y la libertad de expresión Estoy totalmente de acuerdo con el contenido del texto y me parece que es coherente con las ideas de Reinaldo Arenas; excelente escritor y como ser humano no he leído ni escuchado nada que manche su imagen apoyando injusticias ni tiranos. la calidad de la obra de un escritor no puede ir separada de su catadura moral, al menos no para disfrutarla a plenitud, porque como bien describió Liborio las palabras entonces suenan “Huecas, ampulosas y venenosas”.

    Me gusta

  10. Sobre esto escribió Marti y dijo: “No hay espectáculo, en verdad más odioso, que el de los talentos serviles.
    Es una pena, un buen escritor que ni es cubano y por lo tanto puede vivir donde quiera, que se dedique a defender lo indefendible, no tiene justificación. Lo mas probable es que el no lo vea así, pero al defender a la tiranía, el también es culpable, muy culpable, y espero que algún día pague por eso y que se arrepienta de lo que ha hecho.

    Me gusta

  11. Bárbaro Bárbaro. Qué lengua tan afilada tenía Reinaldo, era un suicida que inevitablemente tendría problemas con mucha gente. Adoro la forma de escribir de ese genio tan loco y natural.

    Me gusta

  12. Garcia Marquez no es el unico. Tambien Sartre, que segun entiendo se orino al conocer a Ernesto Guevara, de tanto excitamiento y admiracion por el guerrillero anti-americano. esa es la raiz: anti-americanismo.
    Los muralistas mexicanos, representos por Diego Rivera ( otro FEO con “F” de fotingo pero con exito con las damas) tanto talento y tanto anti-americanismo parece van mano en mano.

    Me gusta

  13. Y eso que no pudo leer memorias de sus putas tristes!… Me muero de la risa imaginando la cara de Reinaldo redactàndolo… “cirugìa plàstica metafìsica”…”pensad en la tragedia de tan terrible fealdad en un hombre con sensibilidad artística que además presume de tenorio” jajaja.
    Y para aquellos que presumen que bien podrìa ser un escrito de Zoè -definitivamente no- no creo. Ella lo hubiera desollado con su verbo…jajaja

    Me gusta

  14. Como cada cual tiene sus gustos a mi no me gusta ni como nada. Ni como escritor ni como hombre ni como persona muchisimo menos.En cuanto a sus novelas las he leidi pero definitivamrnte no me gustany punto.SERE ANALFABETA Y POCO CURRTTAAAAAA.

    Me gusta

  15. David, siento decirle que el que se pone en evidencia es usted. El mecanuscrito es real, así como la firma, autentificada por sus herederos y albaceas, quienes leen este blog. ¿Qué interés puedo tener yo en falsificar a Reinaldo Arenas? No me conoce usted. Por otro lado, Reinaldo tenía una letra desigual, no olvide que leí y trabajé el manuscrito de sus cartas, Correspondencia a Margarita y Jorge Camacho, publicado por Actes-Sud. Pero claro, usted le da más credibilidad a un blog o sitio web, que no tiene el respaldo de los herederos, albaceas, y amigos de Reinaldo Arenas. Así es como usted lo decidió, pues eso sólo está en su cabeza.
    Lo que yo no puedo hacer es revivir a Reinaldo Arenas para que le confirme a usted que él escribió ese artículo, que es la única forma que usted lo creería. Porque, ¿sabe cuál es su problea? Que fui yo la que saqué la carta, a usted no le importa Reinaldo Arenas, ni que Margarita y Jorge Camacho la autentifique. Usted quiere ponerme en evidencia. Pues a mí no me pone en evidencia nadie, mucho menos usted. Gracias por pasar.

    Me gusta

  16. “affirmanti incumbit probatio”… a quien afirma incumbe la prueba… què manìa en buscar manchas!… tiempo libre, taller del diablo!… buenos dìas…

    Me gusta

  17. Garcia Marquez, es un oportunista de los mayores, ni siquiera es admirado en su propio pais, NUNCA ha sido capaz de donar $10 a Macondo uno de los pueblos mas miserables de la costa colombiana, por eso Admiro a Vargas Llosa por ese ese gran punetazo que le aplico en el ojo al “gran gabo” directo en el ojo y en el pomulo derecho (y delante de toda la prensa Mexicana) esto ocurrio en el 1976, ese punetazo que le rompio el pomulo y la nariz y Vargas Ll. le dijo delante de todos: “eso es para que seas macho y respetes a los hombres”,,,, algun dia tendra que rendir cuentas este arrastrado por sus “baboserias” al tirano castro,,,,,,,como dice Nelson Ned; ” Garcia marquez ES UN GRAN NARRADOR….CON UN ALMA MUY PEQUENITA

    Me gusta

  18. Tan mediocre y espantosa escritorzuela ella, un verdadero feto teratogénico de cabeza a pies, como mediocre escritorzuelo el abominable y felizmente finado bugarrón, enhorabuena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s