El picúo y la picúa.

«Desde muy joven Fidel Castro descubrió que poseía un don, el don de manipular y de embaucar a la gente que lo rodeaba. Nunca nadie ha sabido manejar en la historia de Cuba un don individual con tanta maestría, nunca antes ninguna personalidad política había conseguido seducir hasta hipnotizar, a amigos y enemigos. Fidel Castro fracasó con su revolución, pero triunfó en una sola cosa, en su estudio de marketing. Porque Fidel Castro ha sido el más grande especialista de marketing que ha dado la historia contemporánea. Creó un producto: la revolución, y todo el mundo se la compró. Creó un héroe, el Ché, y creo que le ha ganado a Marilyn en ventas de camisetas con su cara.

Pero sobre todo se creó a sí mismo; él es su propio Doctor Frankenstein, él mismo cosió el monstruo.

Cuando necesitó publicidad la tuvo a chorro, desde la mismísima revista Bohemia hasta los periódicos de mayores tiradas, dentro de su propio país las publicaciones se rindieron a sus pies, y para ser reconocido mundialmente, reclamó la presencia, nada más y nada menos, de una estrella del periodismo norteamericano de la época, Herbert Matthews, quien subió hasta las montañas de la Sierra Maestra y desde allí entrevistó a Castro para el New York Times, existen imágenes fílmicas de esa entrevista.

Después de neutralizar al pueblo cubano con sus maniobras de mago negro, y no contento con aplastar a la isla de Cuba bajo su bota, puso todo su empeño en conquitar el resto del mundo con su figura de joven y eterno revolucionario. También lo consiguió, su imagen se impuso, y sobrevivió a todos los presidentes norteamericanos desde el 59 hasta la fecha, pero por encima de todo, con su presencia rocambolesca y altisonante, empañó la labor de figuras internacionales, que en política, aportaron y proyectos mucho más positivos para la humanidad que los suyos. Ninguna idea de Fidel Castro ha sido positiva, desde luego, pero él ha hecho creer que sí. Que alguien me cite una sola idea de Castro… No tuvo una acertada.

Ha sido asunto raro este de Fidel, porque si estudiamos a Fidel Castro desde los inicios, sus imágenes, sus frases, sus discursos, nos damos cuenta enseguida de que la personalidad de Castro resulta pesada. Pudiera ser el gordito acomplejado de cualquier escuela, el rompegrupo, el chistoso que ningún chiste da gracia ni hace reír, el trajín que todos trajina. Un auténtico plomo, para no ir por cuatro caminos. Y sin embargo, se ganó al mundo con su verborrea barata, de a tres por quilo, con esos silencios espaciados, nerviosos, donde quedaba claro que su mente quedaba vacía, que enmudecía paralizado por la timidez; semejante a un monigote que se movía de un lado a otro sin palabras, las manos gesticulaban, aporreaban la tribuna y los micrófocnos, en busca del verbo que aleccionara, del insulto que vejara, de la acusación que humillara. Triunfó con sus pesadeces, y eso es lo único que no aguantan los cubanos: a los pesados. «¡Cargue con su pesa’o!», advertía la fraseología popular. Y han cargado con él cincuenta años.»

Tomado de La Ficción Fidel (Planeta, 2008). Zoé Valdés.

Dedicado a Indignada.

15 respuestas para “El picúo y la picúa.”

  1. Que alegria me das , unica .Tu inmenso libro lo lei y relei , pienso que mejor sera volverlo a leer .Un abrazo.

    Afin al caso.

    Cuando Castro triunfó en Cuba, muy pronto comenzó a mostrar la oreja. Muchos lo acompañaron INJUSTIFICADAMENTE hasta que ya no había nada que hacer. Ése fue el caso del propietario y editor de la Revista Bohemia, Miguel Ángel Quevedo. El desenlace de la historia cubana hubiera sido otro si muchos cubanos no hubieramos asumido una posición irresponsable y otros no hubieran apoyado a Castro de frente, en contra, incluso, de sus propios intereses.
    Esta es la «carta suicida» de Miguel Ángel Quevedo, quien se voló la tapa de los sesos en la ciudad de Caracas, en agosto de 1969.
    Sr. Ernesto Montaner:
    Miami, Florida
    Caracas, 12 de agosto de 1969
    Querido Ernesto:
    Cuando recibas esta carta ya te habrás enterado por la radio de la noticia de mi muerte. Ya me habré suicidado-¡al fin!- sin que nadie pudiera impedírmelo, como me lo impidieron tú y Agustín Alles el 21 de enero de 1965. Sé que después de muerto llevarán sobre mi tumba montañas de inculpaciones. Que querrán presentarme como«el único culpable»de la desgracia de Cuba. Y no niego mis errores ni mi culpabilidad; lo que sí niego es que fuera«el único culpable».
    Culpables fuimos todos, en mayor o menor grado de responsabilidad. Culpables fuimos todos. Los periodistas que llenaban mi mesa de artículos demoledores, arremetiendo contra todos los gobernantes. Buscadores de aplausos que, por satisfacer el morbo infecundo y brutal de la multitud, por sentirse halagados por la aprobación de la plebe, vestían el odioso uniforme que no se quitaban nunca.
    No importa quien fuera el presidente. Ni las cosas buenas que estuviese realizando a favor de Cuba. Había que atacarlos, y había que destruirlos.
    El mismo pueblo que los elegía, pedía agritos sus cabezas en la plaza pública. El pueblo también fue culpable. El pueblo que quería a Guiteras. El pueblo que quería a Chibás. El pueblo que aplaudía a Pardo Llada. El pueblo que compraba Bohemia, porque Bohemia era vocero de ese pueblo. El pueblo que acompañó a Fidel desde Oriente hasta el campamento de Columbia.
    Fidel no es más que el resultado del estallido de la demagogia y de la insensatez.
    Todos contribuimos a crearlo. Y todos, por resentidos, por demagogos, por estúpidos o por malvados, somos culpables de que llegara al poder. Los periodistas que conociendo la hoja de Fidel, su participación en el Bogotazo Comunista, el asesinato de Manolo Castro y su conducta gansteril en la Universidad de la Habana, pedíamos una amnistía para él y sus cómplices en el asalto al Cuartel Moncada, cuando se encontraba en prisión.
    Fue culpable el Congreso que aprobó la Ley de Amnistía. Los comentaristas de radio y televisión que la colmaron de elogios. Y la chusma que la aplaudió delirantemente en las graderías del Congreso de la República. Bohemia no era más que un eco de la calle. Aquella calle contaminada por el odio que aplaudió a Bohemia cuando inventó«los veinte mil muertos». Invención diabólica del dipsómano Enriquito de la Osa, que sabía que Bohemia era un eco de la calle, pero que también la calle se hacía eco de lo que publicaba Bohemia.
    Fueron culpables los millonarios que llenaron de dinero a Fidel para que derribara al régimen. Los miles de traidores que se vendieron al barbudo criminal. Y los que se ocuparon más del contrabando y del robo que de las acciones de la Sierra Maestra.
    Fueron culpables los curas de sotanas rojas que mandaban a los jóvenes para la Sierra a servir a Castro y sus guerrilleros. Y el clero, oficialmente, que respaldaba a la revolución comunista con aquellas pastorales encendidas, conminando al Gobierno a entregar el poder.
    Fue culpable Estados Unidos de América, que incautó las armas destinadas a las fuerzas armadas de Cuba en su lucha contra los guerrilleros. Y fue culpable el State Department, que respaldó la conjura internacional dirigida por los comunistas para adueñarse de Cuba.
    Fueron culpables el Gobierno y su oposición, cuando el diálogo cívico, por no ceder y llegar a un acuerdo decoroso, pacífico y patriótico. Los infiltrados por Fidel en aquella gestión para sabotearla y hacerla fracasar como lo hicieron.
    Fueron culpables los políticos abstencionistas, que cerraron las puertas a todos los cambios electoralistas. Y los periódicos que como Bohemia, le hicieron el juego a los abstencionistas, negándose a publicar nada relacionado con aquellas elecciones.
    Todos fuimos culpables. Todos.
    Por acción u omisión. Viejos y jóvenes. Ricos y pobres. Blancos y negros. Honrados y ladrones. Virtuosos y pecadores.Claro, que nos faltaba por aprender la lección increíble y amarga: que los más «virtuosos» y los más «honrados» eran los pobres. Muero asqueado. Solo. Proscrito. Desterrado. Y traicionado y abandonado por amigos a quienes brindé generosamente mi apoyo moral y económico en días muy difíciles. Como Rómulo Betancourt, Figueres, Muñoz Marín. Los titanes de esa «Izquierda Democrática»que tan poco tiene de «democrática» y tanto de «izquierda». Todos deshumanizados y fríos me abandonaron en la caída.
    Cuando se convencieron de que yo era anticomunista, me demostraron que ellos eran antiquevedistas. Son los presuntos fundadores del Tercer Mundo. El mundo de Mao Tse Tung.
    Ojala mi muerte sea fecunda. Y obligue a la meditación. Para que los que pueden aprendan la lección. Y los periódicos y los periodistas no vuelvan a decir jamás lo que las turbas incultas y desenfrenadas quieran que ellos digan.
    Para que la prensa no sea más un eco de la calle, sino un faro de orientación para esa propia calle. Para que los millonarios no den más sus dineros a quienes después los despojan de todo. Para que los anunciantes no llenen de poderío con sus anuncios a publicaciones tendenciosas, sembradoras de odio y de infamia, capaces de destruir hasta la integridad física y moral de una nación, o de un destierro.
    Y para que el pueblo recapacite y repudie a esos voceros de odio, cuyas frutas hemos visto que no podían ser más amargas. Fuimos un pueblo cegado por el odio. Y todos éramos víctimas de esa ceguera. Nuestros pecados pesaron más que nuestras virtudes. Nos olvidamos de Núñez de Arce cuando dijo:»Cuando un pueblo olvida sus virtudes, lleva en sus propios vicios su tirano».
    Adiós. Éste es mi último adiós. Y dile a todos mis compatriotas que yo perdono con los brazos en cruz sobre mi pecho, para que me perdonen todo el mal que he hecho.
    Miguel Ángel Quevedo

  2. Esta bronca tuya Zoè la disfrutè como no tienes idea! tu imagen sobre Cuba-Crista es vibrante!… sobre el suicidio colectivo… sobre los cantos de los esclavos en el cepo… el Tròpico del Silencio… la generaciòn del chìcharo… yo tambièn tuve mi zaperoco leyèndote… còmo la ficciòn puede modificar la realidad… Surrealismo?…

    Ahora estoy arrobada con Remedios Varo… potente!
    Gracias mi amigamemoria…

  3. JA JA JA JA , genialisima !!!!!!!!Zoe , despues que naciste rompieron el molde , ja ja ja , picuo , picua , ja ja ja ja ja .Te amo , te adoro chevalier .

  4. Contra , yo pensaba que me las sabia todas caramba .Lo que es el genio , de verdad que el innombrable es mentiroso , actor de verdad , arrastro con su mentira a mas de media humanidad , pero lo que mas me impresiono es el titulo » el picuo y la picua » que no gaznaton por tronco de la oreja .Zoe partiste el bate , en lo adelante pa^rriba de la picua (con DIENTES )le zumba el merequeten .Apaga y vamos .Lamejor ZOE VALDES!!!!!!!

  5. Querida Zoe: Asi es como te quiero ver,TODA INMENSA,DANDO VERDAD Y LUZ.
    TU LIBRO,TODO UN COMPENDIO DE VERDADES,ESCRITO CON HONOR,DONDE DENUNCIAS LOS SUFRIMIENTOS DE UN PUEBLO,CEGADO POR SU PROPIA HISTORIA.

    GRACIAS ZOE….. GRACIAS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Te queremos

    Luisa

  6. Ya hoy es bien sabido que mintió al pueblo. Solo satisfizo su desmedida ansia de poder. Di jo que no erqa comunista y que la revolción tampoco tomaría ese rumbo, e hizo lo contrario, pese a que se decía martiano cuando Martí renegó del socialismo marxista. Dió gratuidades al pueblo que despúes fue quitando. Habló de emocracia y libertad para después ser la negación de eso. Le quitó hasta los calzones a la oligarquía para después crear una oligarquía castrista que hoy vive en las casas confiscadas a sus predecesores. Nacionalizó las empresas privadas para después vender al país a inversionistas extranjeros. Y no hablemos de los privilegios de los extranjeros por encima de los cubanos. Son tantas las cosas de las cuales hablar sobre el tema, que mejor esperar para hacer el balance de todas sus mentiras. Hay mucha caca sobre su gobierno que no saldrá a la luz en tanto no se destape la cloaca entre sus propios colaboradores y entre los que echara a un lado como Robaina, Lage, Pérez Roque, Luis Orlando, Aldana y especímenes semejantes. Tiempo al tiempo.Como se pasaba la mano por la cara , ni el mismo se creyo su invento , pobre imperiaslismo , cargo con los platos rotos desde el comienzo , de Pablito , cheisimo y adulador de siempre .Picuo picua , que risa jijojija !!!!me meo, me meo , espectacular tu ironia , inimitable .

  7. Fidel..Es un hombre oportuno,,,en su llegada,,en el uso de la media,,en la manipulacion,,en la intriga,,es un «bestseller» en sus manifestaciones y en su poder de maniobra,,,aprieta y afloja cuando la soga esta al partirse,,,pero,,,,despues de estos acontecimientos esta perdiendo la media que lo mantuvo,,,estan saliendo a flote con la internet los blogs ,,la tecnologia la verdadera entranas del monstruo,,,y ya no es chic aliarse a un monstruo para algunos intelectualoides ,que piensa con el hemisferio izquierdo,,,pero viven en la derecha,,,se esta derrumbando su «imagen» de protector de pobres..salio su verdadera imagen,,,,

  8. Hola a todos, gracias por opinar. Luis Matos, la figura de Fidel Castro se está derrumbando desde que intelectuales de peso, como Heberto Padilla, Guillermo Cabrera Infante, Reinaldo Arenas, Mario Vargas Llosa, entre otros, lo hemos denunciado a través de la obra. Internet sólo ha servido para generar fórmulas de comunicación, pero aún no ha generado proyectos concretos ni ideas. Gracias.

  9. Te quedas corta, Zoe’. Pero el espacio Virtual siempre tiene que ser complementado por el Mundo Real y eso es a lo que ellos se le tiran.

  10. Coaccionan a las Damas de Apoyo .

  11. Las obras de grandes personalidades como Arenas, Vargas LLosa, Montaner ..Zoe Valdes,etc tienen un poder innegable de denuncia..pero su alcanze se ha visto limitado a ciertas capas de la poblacion con algun nivel cultural y habitos de lectura,,,Facebook, Twitter, etc ha sido una revolucion tecnologica de alcance masivo a muchas capas y a muchos estratos,,,que ha puesto en Jaque a Iran y ahora a Cuba,,no en valde China se fajo con Google,,,Los proyectos concretos y las ideas no la generan la internet,,,las generan los hombres !!!…,,el internet es el medio mas masivo de difundir esas ideas y proyectos,,,Por que crees que fidel no quiere internet en Cuba?….Esa es su ‘batalla de ideas»…o monologos,,,como la mesa retonta…Saludos

  12. Zoe te adjunto link de articulo de Patricio Fernandez , director del diario The Clinic en Chile .
    La Revista QUE PASA que publica este articulo es una de las mas leidas en Chile , y seguramente como hace unos dias los politicos de izquierda ( no incluye el P.C.) en un comunicado en la prensa criticaron con guante de terciopelo a los Castro .
    Patricio F. quiso marcar un acento que al parecer no alcanza a tampoco a ser mayusculo .El calza en lo que se llama hoy en Chile un» progresista » de izquierda y en este texto se dirige a la izquierda ‘no renovada ‘ .
    http://www.quepasa.cl/articulo/19_2357_9.html

  13. Patricio Fernandez se equivoco , borra con el codo lo que escribe con el puno , glorifica ingenua o estupidamente la imagen de Fidel al decir «…Los cubanos pueden odiar a Fidel, pero ninguno lo desprecia.»

  14. Todos estos pesados con su comandante tendran su monumento en Cuba cuando termine esta broma de mas de 50 anos, en medio de la laguna de oxilacion de las aguas albanales de la capital donde el descarge prinsipal este en el centro de ese monumento y a la redonda de esa laguna se intalaran banos publicos para los visitantes.muy asectado tu comentario del pujon mayor.

  15. «Un auténtico plomo».
    Fidel Castro, no es «cubano». Eso acaso explicaría muchas cosas, por inversión del espejo.

Deja un comentario