Del despelusamiento.

DEL DESPELUSAMIENTO.

Raúl Castro cede el control de las barberías. Esa es la noticia de hoy. Las barberías y peluquerías, esos sitios en absoluta decadencia en la Cuba castrista, se les entrega, al fin, al pueblo. Belén Gopegui debe de estar en Cuba para eso, a ver si se tiñe de una vez, con una peluquera o un barbero de los que deben estar dando saltos de felicidad. Ya sé, es una ironía. ¿Cómo pueden dar saltos de felicidad si no hay agua, los productos brillan por su ausencia, así como los instrumentos?

Yo traje las tijeras (ella siempre las llamaba en plural) de mi madre, no por nostalgia, sino porque quería mostrarle al mundo, o sea, a mis amigos franceses, lo que eran unas tijeras de los años 50 que han resistido los embates del castrofascismo. La tijeras ya no poseían tornillo entre las patas, estaban amarrada con un alambre que dificultaba el movimiento de abre y cierra, y como habían perdido el filo, y los amoladores de tijeras se perdieron de las calles habaneras (los habrían mandado a sembrar café Caturla o a alguna otra ocurrencia de la Matraca Antillana, o sea, de Chacumbele I), ya no cortaban los cabellos, mordían las mechas.

A las tijeras de mi madre les faltaban las dos puntas, una de ellas se quedó enterrada en la espalda del fornido Vitico, cuando su mujer se la enterró en medio de un ataque de celos. Mi madre no tuvo nada que ver en la historia, ella sólo pasaba entre ellos, la bronca se desarrollaba en el trayecto del baño colectivo al cuarto; mi madre acaba de desmocharse las puntas del pelo, en el baño (a falta de agua en la peluquería ella misma se cortaba el pelo en posiciones que si David Copperfield la hubiera visto la habría contratado al momento; en la casa tampoco había agua, pero cargábamos cubos desde el garaje del Parque Habana hasta la calle Muralla, número 160, y podíamos acopiar un tanque diario destinado al aseo); mamá cometió el error de pasar con las tijeras en la mano justo en el instante en que a Osiris le entró un arranque criminal contra su esposo, y éste volteaba las espaldas, la mujer le arrebató las tijeras a mami, y se las enfiló en el omóplato a Vitico. Vitico estaba tan fuerte, hacía constructivo en la azotea, tan rebueno estaba, que ni se enteró del punzonazo, lo máximo que sintió fue como una picada de mosquito. Ahí fue donde mami, sin reflexionar mucho en lo que acababa de suceder, y con la única obsesión de recuperar sus tijeras, porque ella sí que no se metía en bronca ajena, le sacó las tijeras encajadas por una hoja en el Lomo Aquel Dorado, pero hizo un mal gesto, y una de las puntas se partió y se quedó perdida, por siempre jamás, en el escultural cuerpo de Vitico.

El desenlace de la pareja fue fatal, Osiris, al ver que no pudo matar al marido con la tijeras de mamá, se prendió candela, como no había suficiente alcohol (la cuota de la bodega no le alcanzó), no murió en el acto, quedó hecha una ampolla inflada durante unos meses, al cabo de los cuales murió envenenada por una enfermera que le puso una inyección de penicilina, a la que Osiris era alérgica, sin contar las tijeras que le dejaron olvidadas en una llaga, razón por la cual atrapó la infección a causa de la que le pusieron la dosis de antibiótico que la condujo a Colón.

Vitico, por su parte, se volvió a casar, con la amante que había provocado todo aquel trágico desenlace, por cierto, era una peluquera; pero la punta de las tijeras de mi madre empezó a caminar sola dentro de su cuerpo fabuloso –yo habría hecho lo mismo- sin que él se diera cuenta, qué va, él era un salvaje; la punta caminó hacia salva sean sus partes, y en lugar de ir directo al pene (o sea tranca, que era lo que en verdad se comentaba que poseía Vitico), se le introdujo en una vena de ésas que mi madre siempre llamaba femoral, porque para ella todas las arterias eran femorales, o sea mortales, y Vitico también sucumbió joven y desperdiciado, debido a la punta de las tijeras de mi madre.

La otra punta quedó al campo, cuando mi madre intentaba separar un pedrusco de tierra de medio quilo de peso, de un boniato; sí, cuando aquello todavía existía el boniato en el paladar del cubano, y en la bodega, por la libreta de racionamiento, entregaban un quilo de boniato por familia, pero como la tierra venía pegada como con superglú al tubérculo, el viandero pesaba el pedrusco de tierra adherente como si fuera parte del boniato, o sea, el boniato mismo, y claro, a veces mi madre llegaba a la casa con un saco de tierra al que le habían adosado un boniato. Harta del timo decidió llevar las tijeras en la cartera a cualquier parte, y de ese modo resolvía los pormenores más insólitos, que podían ir de despegar un tortorrón de tierra de un boniato, hasta cortar en una ruta 22 la tripa del ombligo de una parturienta y su recién nacido, acostados en el fogón de la guagua (el fógón eran los asientos traseros a todo lo ancho del ómnibus colocados encima de los motores soviéticos que expelían un calor y un aroma a nalga frita que daba pavor).

Las tijeras, oxidadas, por supuesto, aunque no se notaba, porque ya saben que las tijeras cuando se oxidan se ponen de un color pardonegruzco, ya daban grima de solo mirarla, y sus quejidos de auxilio, pidiendo clemencia, ante las torturas que le hacía soportar mi madre, se escuchaban durante toda la noche, al menos yo los oía, pero claro, no puedo asegurar que los quejidos provenían de las tijeras o de mis tripas, también oxidadas.

Cuando me fui de Cuba, que me las llevé, con el afán de mostrarlas cual objeto raro al mundo civilizado; mi madre se deprimió, no porque yo me fuera (mi madre siempre había ansiado largarse, y sobre todo salvarme a mí de Aquella Porquería), sino porque se quedó sin las tijeras, su amuleto, pero dado que yo iba a viajar, pensó que las necesitaría yo más que ella. Cuando llegó a París, pasados 6 años, por lo primero que me preguntó fue por sus tijeras, las que yo por nada guardo en una urna de cristal, ante el asombro de los parisinos, que ya saben que cuando pasan del oh lalalá y lo extienden al oh lalalá, lalá lalá, es porque realmente están impresionados.

Hago toda esta historia tan amplia de las tijeras de mi madre, para ilustrarles lo difícil que debe ser montar una peluquería o una barbería en Cuba con el instrumento que se ha convertido en una carencia nacional de primer orden: Las tijeras. Es cierto que ya a los barbudos no les queda ni los folículos capilares, y que ellos cortaron melenas como les dio la gana, tipo nazi, ni siquiera mandaban a los peludos a las barberías, con mochas y navajitas; además, ya somos un país de lampiños, lampiños políticos, quiero decir.

Lo cierto es que lo que han entregado a los cubanos no son peluquerías ni barberías, son unos supremos dolores de cabeza. Dolores de cabeza que, a falta de aspirina, heredaremos los exiliados. Y ahora preparémonos, que ya verán cómo, cada cubano deviene peluquero o barbero, y tendremos que enviar, a lo como sea, los productos, los instrumentos, y hasta el agua del Sena si es necesario. Conmigo que no cuenten.

Miriam Gómez me mandó un email esta mañana, reproduzco un fragmento: “Zoe, fíjate que han entregado las peluquerías, y al mismo tiempo no hay agua, ya están ahogados, va entra la cogioca de cobrarles el agua. En 1958 y 59 la barberia del Hilton, que era de un cubano simpatiquísimo, se llevó el premio a la mejor barbería del mundo, Guillermo se pelaba con él. Si entras a la revista Esquire, en ella venían unas fotos preciosas de la barbería y del barbero”. (Miriam Gómez se acaba de acordar que el barbero se llamaba Pepe Pintado).

Sin contar, claro, que ahora la gran mayoría apreciará el gesto como un síntoma de apertura: ¡Ya se pueden tener peluquerías y barberías propias en Cuba! ¡Qué avance! ¡Pronto vendrá lo demás! El “pronto” podría oscilar entre 50 o 60 años más, que la capacidad de perspectiva de los cubanos es tan larga y paciente como su propia desidia.

Apertura, sí, mon oeil!, en peluquerías y en barberías, como no sea para pelar aún más a los cubanos al moñito. Y sin agua. ¿Con qué van a pelar, con agua salada del mar, o con arena? Con cualquier cosa, la capacidad de inventiva de mis compatriotas es infinita, siempre a costa de los de afuera; que conste que con eso es con lo único del exilio con que la dictadura cuenta, en eso sí no hace asquitos de nosotros. En esos casos, nos transfieren, con una facilidad tremenda, de traidor a traidólar, o sea, a emigrante.

La última peluquería a la que fui en Cuba se llamaba Nenita, en Empedrado y Villegas, la dueña ya no trabajaba en ella, como podrán suponer, y tampoco fue más la dueña, pero vivía cerca, en la calle Aguacate, y siempre que pasaba por el frente se reía a carcajadas, porque no podía concebir siquiera que aquellos rolos de metal tan pesado existieran para peinar a una mujer, más bien le tumbaban el pelo a montones. Sin contar la peste a oreja tostada que había a lo largo y ancho de toda aquella cuadra, porque las secadoras de pelo, de antes del Error, habían perdido los botones de control de la temperatura; a mí fue a una de las que dejaron las orejas como dos chicharritas, y no podías protestar, que aquel aparato de cosmanuta de comic se ponía cada vez más caliente, porque la compañera del Partido, jefa de la peluquería, te mandaba a callar con un “¡Sió, para estar bella hay que sufrir!”. No sólo para estar bella, para todo había que sufrir desde que yo tenía uso de razón. Huí para siempre de aquella peluquería con la más mínima, o ninguna, intención de volver a pensar en que intentaría hermosearme en el futuro.

¿Pensará el régimen entregarle, además, tijeras a la población, ahora con esta novedad? ¿Armas para qué? No sea que, en lugar de la revolución de los claveles, o de las naranjas, o de las toronjas, se arme la de las tijeras.

Debo admitirlo, mi madre siempre tuvo la razón.

Zoé Valdés.

Video gracias a Alina.

Más información en TVCubana, gracias a Liborio.

51 respuestas a “Del despelusamiento.”

  1. Eres genial , he disfrutado muchisimo tu cronica Zoeviana ( neologismo) .Excelente y cubanisima .

    Me gusta

  2. Ya lo has dicho todo. Estupendamente.

    Me gusta

  3. Ya andan diciendo por ahi que si los cambios anunciados , que tontos , vamos a ver si oficializan la liberacion ,cosmetica es su estrategia , Zoe pienso que solo los tontos pueden ver una apertura economica , los vivos lo interpretaran como una jugada deliberada de ganar tiempo y adormecer a los credulos como bonco.

    Me gusta

  4. En Cuba lo que se necesita es libertad absoluta , aunque para ello tengamos que depalusar a los CHACUMBELES.Esta noticia es intrascendente , emborronar cuartillas por gusto .Hay tantas cosas utiles para publicar , por ejemplo , el arresto de Juan Juan .Esto de las barberias es infantil , perdon prensa amarilla .

    Me gusta

  5. Muy relajada y denunciante tu crnica , picaresca e ironica .Si estos son cambios , si esto es apertura , mi abuela fue blogera .Gracias Zoe .

    Me gusta

  6. jajajajaja, el relato es precioso, Zoé, no sé cómo logras hacerme reír con las calamidades de Cuba, debe ser el reencuentro con nuestro dialecto cubano, que de tan poco que lo oigo, me estremece. ¡Y qué decir del boniato quevediano!

    A una nariz

    Érase un hombre a una nariz pegado,
    érase una nariz superlativa,
    érase una nariz sayón y escriba,
    érase un peje espada muy barbado.

    Era un reloj de sol mal encarado, 5
    érase una alquitara pensativa,
    érase un elefante boca arriba,
    era Ovidio Nasón más narizado.

    Érase un espolón de una galera,
    érase una pirámide de Egipto, 10
    las doce Tribus de narices era.

    Érase un naricísimo infinito,
    muchísimo nariz, nariz tan fiera
    que en la cara de Anás fuera delito.

    Decía A. Machado, literalmente, «que ahorquen a los caciques con las tripas de un cura», y yo digo, aún a riesgo de parecer radical, que ahorquen a los Castro con las tripas de Chavez.

    Mil gracias por tu trabajo Zoé.

    Me gusta

  7. […] Por Zoé Valdés: Del Despelusamiento […]

    Me gusta

  8. Placentero articulo , siempre de tu pluma .En cuanto a cambios , solo necesitamos uno .Necesitamos un cambio en los altos mandos del pais , presidente , vice , abolicion del PCC, ENJUICIAMIENTO CON GARANTIAS , desarticulacion de la constitucion actual y abolicion de la policia politica , las barberias , bien y tu .Gracias Zoe .

    Me gusta

  9. Nada mal, Zoe. A falta de email/chat, nada mejor que las barberías para correr la voz / enterarse de la última novedad /hora y lugar de mitines, o sea, «¡ por las barbas, caerán!!»

    Un saludo fraterno,

    Me gusta

  10. Ahora que se cumple el 4to aniversario de Twitter, habría que ser solo pariente del avestruz para desconocer que ese microblogging es mucho más que un juguete, que un montón de gigabytes.

    No suman pocos los que le deben literalmente la vida al Twitter, y tampoco escasos aquellos a los que se las ha echado a perder. Uno de los rincones de Internet donde más velozmente circulan las noticias y las ideas es ese; sin que ello excluya a las toneladas de chismorreo de comadres que también tienen ahí cabida.

    Ciertamente, constituye una herramienta más que no hay tampoco por qué sublimar en sí mismo, como asegura Pascual Serrano refiriéndose a las redes sociales en general. Se trata de un vehículo, un continente cuyo contenido es el que le aporta todo su valor. Partiendo de este convencimiento me he propuesto recoger consejos y puntos de vista de algunos twitterati (que no twitteros, sino usuarios muy leídos e influyentes) de la red cubana y también de conocedores del mundo digital, para aprender y multiplicar cómo hacer mejores tweets.

    El reino de este mundo, lo es también de bytes, se quiera o no; y aunque la conectividad en Cuba resulte aun de talla S para unos lógicos apetitos y necesidades de talla XL, quienes tenemos la posibilidad de acceder al ciberespacio también deberíamos aprovecharla cada vez mejor. Sobre todo considerando que “La defensa de los procesos revolucionarios en América Latina y el resto del mundo (…) pasa no solo por el desarrollo de un pensamiento y una praxis liberadora y socialista acorde a las experiencias del pasado y los tiempos que corren, sino también por el estudio de las fuerzas que se le oponen y los métodos que utilizan.”

    Así lo ve Eliades Acosta Matos en su libro Imperialismo del siglo XXI: Las guerras culturales, y el sayo bien que le sirve a este tema porque aun cuando el microblogging de por sí no se oponga o favorezca a nada, muchos tweets en los últimos tiempos han echado a correr rumores, incluso difamaciones acerca de la realidad cubana, a la vez que intentan desmovilizar, confundir e imponer matrices a los estados de opinión, como refuerzos de una gran ofensiva mediática contra Cuba. Era previsible, porque si bien son casi recién estrenadas estas herramientas, el enfrentamiento de ideologías no lo es, y “en este terreno no basta con vencer, cuando de lo que se trata es de convencer”, como igual apunta Eliades en su libro -que muchos deberían leer para convencerse de que no basta con las buenas intenciones y lo empírico.

    Hay quienes han alcanzado fama gracias a Twitter, quienes han recaudado fondos para campañas humanitarias o elevado sus ventas por la promoción en ese espacio virtual, pero también hay quienes consolidan presidencias y justifican guerras. Por eso, hay que aprender a usar esa herramienta, y no para “conseguir ligues, que destruyas un matrimonio o que hagas llorar a un niño gordo”, según la fórmula de éxito de un twittero supuestamente famoso a quien citó el pasado sábado El País, que, quizás por la Prisa, olvidó mencionar al ciberactivismo como otro de los fines de esos140 caracteres, que quieren convertir al pueblo en “turba” y a los gusanos en “opositores”.

    Me gusta

  11. Querida Zoe:
    Que articulo tan lindo,me vi en la Habana,

    Me gusta

  12. Magnifica historia!

    Me gusta

  13. Querida Zoe: Algo esta pasando q se me salto el comentario y no hice clic en ningun lugar solo escribia…… bueno te decia q me vi en La Habana con tu articulo. Magnifico(nio se poner los acentos).

    Veremos cual es el impuesto q les cobran,cuales son las «NORMAS DEL CONTRATO» . Veremos. Que cinicos son y que inocente es nuestro PUEBLO,SI PIENSA Q AHORA CON ESTO DE «FIGARO POR LA LIBRE Y GESTION INDIVIDUAL» las cosas van » A IR MEJORES». Veremos a como les cobran las tijeras.
    Veremos si les ponen agua.
    Veremos si por alguna nueva o vieja LEY DE LOS chacumbeles I y II, pueden cobran en «chavitos» o tiene q ser en moneda nacional.
    Veremos si les venden los pagnos,las navajas,las cuchillas,los acondicionadores de pelo y champu.
    Veremos si los dejan ORGANIZAR POR PRIMERA VEZ EN 51 AGNOS UN SINDICATO LIBRE DE FIGAROS CUBANOS,q no este en nada relacionado con la ctc-lamebotas-contra obreros.
    Veremos si les ponen uin nuclo del partido o si por ser UN NEGOCIO PRIVADO
    pueden hacer lo q les de la GANA.
    Veremos si aun en esas barberias y salones es un DEBER tener un cuadro de Chacumbele I, o ellos puedan poner uno uno de ZAPATA.
    Veremos si pueden oir a Willy Chirino con » YA VIENEN LLEGANDO»
    Veremos

    Libertad y Vida

    Gracias Zoe

    Te queremos

    Luisa Mesa

    Me gusta

  14. Zoe , mira esta serie critica a Chavez .La isla presidencial .

    Me gusta

  15. El problema de Cuba no es el pelo….estan pelao!!..Esto me recuerda los Tadeos cuando dijeron en tv nacional» ‘/» EL COMO DE UN GOBERNANTE ES MATAR A UN PUEBLO DE HAMBRE…….Y..PONER LOS ENTIERROS GRATIS»!!!»»»…creo que a los que hay que «pelar» son a los chacumbeles!!!…

    Me gusta

  16. Nota: Es el Colmo…no como..

    Me gusta

  17. Soy argentina , de Buenos Aires y me encanta tu blog , te leo hace mucho , hoy decido escribir y solidarizarme con vuestra causa .Por el respeto a los derechos humanos , por la prerrogativa de la libre expresion de todos los cubanos y por el pluralismo como base civica de una verdadera republica .Mucho afecto .

    Te leo .

    CASTIDAD, CASTIDAD…

    Yo nunca fuí casta
    regodearnos con el sexo es una hipocresía riquísima
    no lo niego
    pero yo nunca pude ser hipócrita yo voy al grano
    directa y sin límites
    sólo las sosas se las dan de interesantes
    yo soy inteligente
    por eso cuando quiero un hombre no lo pido con melindres
    le voy p’arriba y lo asalto y me le aferro
    pero por eso también he tenido poca suerte
    porque ellos se cansan rápido de las puticas ladillosas
    Yo nunca fuí casta
    en cuanto cumplí la edad de la pubertad
    cuidé mi cutis restregándome con los machos
    ni un granito me salió por exceso de masturbaciones
    yo a decir verdad no andaba creyendo en virginidades
    yo me crié en la calle al garete
    y mi sexo iba conmigo
    Yo nunca fuí casta zorra sí
    nadie me enseñó la malicia yo nací con ella
    muy temprano empecé a latir y no masacré mi ritmo
    Yo nunca fuí casta ¿para qué sirve ser castos?
    Si aunque sea con terror temblando de precauciones
    amarnos es lo único que nos queda.
    -La Habana, 1992

    por la vida

    Me gusta

  18. Mi memoria historica .Cinismo de un dictador .

    Me gusta

  19. He disfrutado mucho este texto.
    Y claro, es para pelar más a la gente al moñito.
    Nadie se toma en serio esta gran medida aperturista de Castro el segundo.

    Me gusta

  20. ella siempre laa por ella siempre las

    Me gusta

  21. Está claro… es que todo el mundo sabe que en Cuba el 99% de los 11 millones que quedan allí están locos por tener una peluquería o una barbería, o en su defecto, por pelarse, claro… por eso empezaron por lo que mayor clamor popular causa, como debe hacer un gobierno revolucionario, jejeje…

    Me gusta

  22. por què en Cuba siempre se le llama «las tijeras»?… serà porque su posesiòn es plural, universal y privilegiada?… en ninguna parte eran vendidas… eran reliquias histèricas de una època prehistòrica… arma pura y «blanca»… què cosas las tuyas Zoè, siempre «jalando» mi memoria… emborrachàndola, aspiràndola y halàndola!… recuerdo con cariño a mi peluquero, Jose… con acento en jo… glamoroso e histriònico… recuerdo las llagas que le salieron a mi madre en el cràneo por los tintes y que aùn sobreviven como marcas de guerra… yo sòlo me cortaba…imagino que Jòse debe estar revolcàndose en su tumba con los pelos de punta!…
    tu madre siempre tuvo la razòn…
    saludos,

    Me gusta

  23. Los castristas «regañan» a sus mismos voceros. Cuba no es sólo un ejemplo moral, ¡sino material!

    Más que un referente moral
    Cuba, referente material
    por Carlos Frabetti

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=104010&titular=cuba-referente-material-

    Me gusta

  24. disculpa Zoè… soy yo, otra vez… no sè de què otro modo podrìa preguntarte…

    Acabo de leer La Cazadora de Astros… la escena que relatas de Victor Brauner con Domìnguez y Francès en el bar donde el primero «gana» su ojo merecidamente made in «Remedios» es ficciòn o es cierta?… he apostado con una amiga que es cierta… me muero porque lo sea…
    Gracias y disculpa el desvìo literario…

    Me gusta

  25. Este texto tuyo está inspirado, amiga, en la mejor tradición de la picaresca. He visto esas tijeras mientras las describías, y a los personajes todos. No sólo me he reido, sino disfrutado con este cuento, porque en realidad es un cuento fabuloso. Así, sencillamente.

    Gracias y bendiciones

    Me gusta

  26. Muy refrescante y genial el artículo. ¿Es cierta la historia de las tijeras?

    Me gusta

  27. De lo que entiendo no son ni las barberias y peluquerias sino las barberias y peluquerias con tres sillas o menos, asi que estamos hablando de negocios que ni tienen sentido como negocios, asi que Raul esta diciendo que como estos negocios no tienen razon de existir te vamos a dejar pagar alquiler y impuestos, pero ni ser los duenos, solamente pagar impuestos y alquiler para un negocio sin razon de existir.
    Te acuerdas cuando RC dijo que iban a despedir a 1 000 000 de trabajadores en un pais con 11 000 000 de habitantes? Eso es un por centage elevadisimo de la poblacion de edad laboral, y creo que esto es un primer paso a despidos masivos y entonces dira , Ves? Es que los cubanos no tienen espirtitu de incentivo.

    Me gusta

  28. COMO SIEMPRE TIENES RAZON
    PERO NO PUDE EVITARLO ME
    DESTERNILLE DE LA RISA.

    Me gusta

  29. Zoe , no seas mala , por favor . Tu que dices querer tanto a tu pueblo . Si te piden unas tijeras , y un poco de agua porque no colaborar . Yo que vivo en italia , y pienso viajar el mes que viene a villaclara pienso llevar conmigo unas cuantas para un amigo barbero , y regalar las otras . Creo que no podemos dejar de apoyar a ese pueblo .

    No tengas un corazon tan negro . Ayudalos , que tu tienes varo , ya que te has hecho millonaria con tus libros .

    Me gusta

  30. Muy divertido, triste, nostálgico, doloroso y aleccionador. Qué raro, tantas cosas contradictorias en apariencia a la misma vez.

    Me gusta

  31. Ay Zoe, que bueno esta ese articulo, como siempre me he tenido que reir con tus ocurrencias, especificamente «el aroma a nalga frita» tu escribes de una manera que me transportas, yo veo a Osiris, al marido, a tu mama, la peluqueria donde quemaban las orejas, el envenenamiento de Osiris, en El Cerro cuando yo era chiquita, habia una senora que segun decia le ponia los tarros al marido y cuando le decian Amalia, tu marido se entero y viene para aca, se tomaba un pomo de azul de metileno, que total ni la mataba, ni nada, la llevaban para la casa de socorros y alli los medicos se deban gusto (ya la conocian) dandole lavado de estomago, y despues el tarruo, la perdonaba hasta la proxima. Mi Cuba era rica en todas estas cosas, en El Cerro habia cada personaje…. Gracias Zoe.

    Me gusta

  32. AHOA DESPUES QUE HAN DEJADO A LIBORIO,
    SIN PLUMA Y CACAREANDO.

    Que ironìa la de los Chacumbeles.

    Valentìn sin miedo.

    Me gusta

  33. Ya lo de éste pais es una tragicomedia.Subrealismo puro!!!

    Me gusta

  34. Genial el video (subversivo!!!!!)Peluqueria La Ilusion .Me meo , me mee.Redundancia ja, ja ,ja ,ja.La Ilusion .Ahorita retiran el video de Youtube.Eres genialisima !!!

    Me gusta

  35. Gracias a todos. Gracias, Alina, por el video. Gracias, Gusty. Esther de Matos, haga un blog y publique las noticas que usted quiera leer, o la invito a ir a otro, mejor informado. Gracias, pepitogrillo, adoro a Quevedo. Leo, gracias. Oscar Ardiles Urrutia no está nada mal su idea. Gracias a Charlie Bravo, Isis Wirth, Luisa Mesa. Miriam, los muñequitos están fabulosos. Gracias, Luis Matos, Gracias, laurel, bonita sorpresa, un abrazo. Gracias, decon, por las observaciones. Gracias, sardo007, sí, me imagino que algo es algo. Moramai, ni idea por que les dicen «las tijeras», gracias, y tienes razón, la escena del ojo de Víctor Brauner es verdadera. Gracias, querida Belkis. Gracias Teresa, es cierta la historia de mi madre. Claro que me acuerdo CS, hice el mismo razonamiento, el país de mayor desempleo del mundo. July del Río, querida, lo hice para eso.
    Punto y aparte, especial para rafaela: Yo mando dinero a las personas que lo necesitan para luchar por una Cuba libre, y ellos saben quiénes son, no tengo que divulgarlo. Imagino que usted necesita divulgar acerca de las ayudas que lleva a Cuba, por algo será; generalmente siempre ocurre para limpiarse de los cargos de conciencia. Es su problema,.
    Gracias, Mara. Silvia Anzola, muy buena la anécdota de La Suicida Azul de Metileno, gracias. Gracias, Valentín Rodríguez, y a Claudia.

    Me gusta

  36. «la escena del ojo de Víctor Brauner es verdadera…»

    Bingo!!!!! te amo!…

    Me gusta

  37. Cuando vivía en Cuba demoré mucho en encontrar buenos peluqueros que no me atendiertan necesariemente en los hoteles 4 y 5 estrellas. Es certo, ¡no encontraba peluqueros! Luego de deambular por el hotel Occidental Miramar, por el hotel Palco y por los de la cadena Meliá durante dos años, encontré finalmente dos simpáticos peluqueros «pajaritos» (no muy masculinos). Uno de ellos tenía dos hijos, parece que le habían gustado las mujeres alguna vez. El otro, no; era un caso serio: de pelo larguísimo y lacio, su amaneramiento era extremadamente femenino pero muy divertido. Era el que me lavaba la cabeza antes que el otro me pelara. A los pocos meses de ir allí, habían desaparecido sin dejar rastros. Alquilaban una casa vieja en Miramar para trabajar, cerca de quinta y 42, y claro, los pescaron y tuvieron que irse. Recién al tercer año me recomendaron un peluquero que venía a mi casa por 10 dólares (igual que los de los hoteles) pero este venía con el ruego expreso de que yo «fuera discreto».

    Con mis zapatos lo tenía más complicado: no encontré zapatero remendón en La Habana, ni suela apropiada para mi tamaño. Tuve que arreglarlos en el extranjero cada vez que viajaba. Pero me decían que entre los cubanos conseguir barbero y zapatero remendón no hay tantos problemas, ¿será así?

    Qué suerte que Castro II, luego de varias décadas, permite a esta gente que trabaje libremente y pague impuestos. Mi último peluquero, hombre mayor con hijos y nietos que tenía peluquería propia en los años 60, estará contento: quizá vuelva a trabajar sin que lo persigan.

    (Qué ridículo, también…)

    Me gusta

  38. Esa es mi Zoe,!
    Gracias por hacerme reir. El año pasado estuve en Panama y en una ciudad al lado de un mar fangoso Porto Bello, que hay un Cristo negro, tu ve que mandar pa’l carajo a un chino panameño que me felicito como cubano por los grandes cambios que R. Castro estaba trayendo a Cuba entre ellos el Microwave, LE dije ,si este es el culo del mundo y usted en este cuchitril ofrece internet libre a 1 dollar la hora. que van a ser estos cambios, Si vuelvo, lo dudo, me encontrare al chinopanameño feliz por el cambio de las barberias Sinverguenza !

    Me gusta

  39. Zoe, me has hecho reir, pero reir con ganas, eres genial,tienes el don de transmitir sentimientos tan genuinos con tu pluma, leerte es como conversar con una amiga de toda la vida, es tan fácil, y a la vez eres tan profunda, tan sensata en lo que dices,que nos dejas pensando, me encanta lo que haces!

    Me gusta

  40. Gracias, Apostillas!!! Gracias Annai, Ignacio, ricardo 1989, y moramai, encore… besos….

    Me gusta

  41. Dear Zoe,,Te confieso que he leido [y disfrutado] tres veces lo de las tijeras que trajiste de Cuba…Por que no haces una obra de cuentos cortos???

    Me gusta

  42. ¿Pensará el régimen entregarle, además, tijeras a la población, ahora con esta novedad? ¿Peluquerías para qué?
    Puestos a buscarle 3 ( o cinco) pies al gato, me salen un par de ideas en la tormenta onanista de quemao que escudriña los desplazamientos de los astros del régimen por las 12 casas de la locura caótica y astroilógica :

    1 En las peluquerías uno se relaja y aburre , es donde más cascarita de gofio se habla y más se suelta la lengua; tal vez les metan micrófonos para espiar los complots del pueblo desarmado pero confiado en que ya comienzan los cambios

    2 Algún psicólogo del régimen se enteró por Twitter de que en occidente el acicalamiento personal ha sufrido un aumento por la crisis.

    Me gusta

  43. Irónico, si la revolució que empezó con de los pelúos termina con los pelaos.n

    Me gusta

  44. No es que se me haya olvidado pero a veces uno no cree lo que lee: ¡cómo va a ser «una noticia» eso de las barberías y peluquerías! Yo primero no lo entendía, es parte del surrealismo absoluto. Y tu texto sobre las tijeras de tu madre, divertidísimo. Muy bueno. Lo de que Vitico hacía constructivo en la azotea es genial, nunca había oído eso. Es como para que Luis Carbonell lo declamase.
    Besos.
    David

    Me gusta

  45. Zoe, muchacha eres un cuchillito!!! y bien afiladito,cuanto me he reido. Con esta apertura ya nos veremos correteando por los beauty stores comprando
    maquinitas de pelar , peroxido y tintes y por supuesto las indispensables tijeras para mandarselas a cualquier prima,amiga o vecina que cambie de profesion repentinamente, nada que esto es lo mismo que cuando los cuentapropistas (oigan la palabrita) y cuando vean que las peluqueras se estan enriqueciendo le hacen como a los macetas.

    Me gusta

  46. Zoé yo siempre en «en mi vieja nube»
    !!!pero además que éste!!! de «las tijeras es antológico»
    tu respuesta a la compañerita que vive en Hytalia es sublime.
    PD: a los que visiten «La Ilusión» como piensa Pedro;
    por si acaso(!!!hablen poco, caballero!!!).

    Me gusta

  47. Bravo total. Millonaria o no, lo que me parece sorprendente es que desparrames todo ese arte aquí, absolutamente gratis. Olé!

    Me gusta

  48. Me he reído a CARCAJADAS.

    Me gusta

  49. Gracias a todos, nuevamente.

    Me gusta

  50. Eres genial, este relato lo tiene todo…
    Llegué tarde, pero ante este regalo, tengo que afirmar: Por algo eres famosa!
    Gracias, Zoé.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: