Tras la liberación de Oscar Sánchez Madán, veinticuatro periodistas siguen esperando a recobrar su libertad. RSF.

Español/English/Français Reporteros sin Fronteras Comunicado de prensa 15 de abril de 2010
Cuba

Tras la liberación de Oscar Sánchez Madán, veinticuatro periodistas siguen esperando a recobrar su libertad

Oscar Sánchez Madán fue liberado, el 11 de abril de 2010, después de cumplir una condena de tres años en la cárcel.

Corresponsal del sitio web Cubanet en la región de Matanzas, el periodista fue reconocido culpable de “peligrosidad social predelictiva” en abril de 2007 tras un juicio expeditivo (http://es.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=21792). El cargo de la acusación, muy empleado en la represión contra los disidentes, se basa en la noción de “peligro potencial” que un individuo presentaría para la sociedad sin que haya cometido siquiera la menor infracción. Esto sin tener en cuenta las reglas más elementales del Estado de derecho. Después de haber sido liberado, declaró que seguiría su trabajo de información y sus actividades a favor de la defensa de los derechos humanos en Cuba.

Aunque aplaudamos esta liberación, debemos recordar que no constituye en ningún caso una medida de clemencia y menos aún una señal de flexibilidad por parte del régimen de La Habana. La comunidad internacional – en particular la presidencia española de la Unión Europea y los países de América Latina – deben defender la puesta en libertad de los demás periodistas disidentes encarcelados.

Considerada una de las primeras cárceles del mundo para los periodistas, después de Irán y China, Cuba cuenta ahora a 24 de ellos detrás de las rejas, incluyendo a nuestro corresponsal Ricardo González Alfonso. Al igual que este, encarcelado desde la “Primevera Negra” de marzo de 2003, la mayoría vio cómo se debilitada su estado de salud a causa de las estrictas condiciones de detención.

El periodista Guillermo Fariñas lleva cincuenta días manteniendo una huelga de hambre para obtener que se liberen a los presos políticos más enfermos. Hospitalizado en Santa Clara, su estado mejoró levemente después de haber sido atendido por una infección, según el sitio web Payolibre. “Hoy, me siento mejor”, habría declarado el 14 de abril. A pesar de pedirle muchas veces que interrumpa su conducta, el periodista disidente mantiene su decisión.

Escuchar la entrevista que nos concedió, tras 34 días en huelga de hambre:

http://www.youtube.com/watch?v=rWKGi_dXCw0

________

Cuba

Journalist’s release leaves 24 others waiting to be freed

Oscar Sánchez Madán, the Miami-based website Cubanet’s correspondent in Matanzas province, who was one of the 25 journalists imprisoned in Cuba, was released on 11 April on completing a three-year jail sentence.

Sánchez was given a summary trial in April 2007 and convicted of “pre-crime social dangerousness,” a charge often used against dissidents (http://en.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=21793). Based on the notion of a “potential threat” to society, it allows the Cuban authorities to violate the most elementary principles of the rule of law and jail someone who has committed no crime.

Sánchez said after his release that he would continue his work as a journalist and human rights activist.

While welcoming his release, Reporters Without Borders points out that it was neither an act of clemency nor a sign that the regime is relaxing its repressive policies. The international community – especially Spain, which holds the European Union’s rotating presidency, and the countries of Latin America – must press the Cuban government to free the other imprisoned journalists and dissidents.

Cuba ranks just after Iran and China as one of the world’s biggest prisons for journalists. It is now holding a total of 24 journalists, including the Reporters Without Borders correspondent Ricardo González Alfonso. The health of most of these journalists, including González, who has been held since the “Black Spring” crackdown of March 2003, has deteriorated considerably because of the poor conditions in Cuba’s prisons.

Journalist Guillermo Fariñas has been on hunger strike for the post 50 days to press for the release of political prisoners who very ill. He is currently hospitalised in Santa Clara where, according to the Payo Libre website, his condition improved slightly after he was treated for an infection. Fariñas is nonetheless determined to press on with his hunger strike, although Reporters Without Borders has urged him to give up his protest. “I feel better today,” he reportedly said yesterday.

___________
Cuba

Après la libération d’Oscar Sánchez Madán, vingt-quatre journalistes attendent toujours de retrouver la liberté

Oscar Sánchez Madán a été libéré, le 11 avril 2010, après avoir purgé une peine de trois ans de prison.

Correspondant du site Cubanet dans la région de Matanzas, le journaliste avait été reconnu coupable de “dangerosité sociale pré-délictueuse” en avril 2007 à l’issue d’un procès expéditif (http://fr.rsf.org/spip.php?page=article&id_article=21791). Ce chef d’accusation, très utilisé dans la répression contre les dissidents, se fonde sur la notion de “danger potentiel” qu’un individu représenterait pour la société sans qu’il ait pour autant commis la moindre infraction. Ceci au mépris des règles les plus élémentaires de l’État de droit. Libéré, Oscar Sánchez Madán a souligné qu’il continuerait son travail d’information et poursuivrait ses activités en faveur de la défense des droits de l’homme à Cuba.

Tout en saluant cette libération, nous devons rappeler qu’elle ne constitue en rien une mesure de clémence, encore moins un signe d’assouplissement de la part du régime de La Havane. La communauté internationale – en particulier la présidence espagnole de l’Union européenne et les pays d’Amérique latine – doivent plaider pour une remise en liberté des autres journalistes et dissidents emprisonnés.

Classée juste après l’Iran et la Chine au rang des premières prisons du monde pour les journalistes, Cuba en compte désormais 24 derrière les barreaux, dont notre correspondant Ricardo González Alfonso. Comme ce dernier, emprisonné depuis le “Printemps noir” de mars 2003. la plupart ont vu leur état de santé se dégrader en raison de sévères conditions de détention.

C’est pour obtenir la libération des prisonniers politiques les plus malades que le journaliste Guillermo Fariñas observe une grève de la faim depuis cinquante jours. Hospitalisé à Santa Clara, il a vu son état s’améliorer légèrement après des soins pour une infection, d’après le site Payolibre. “Aujourd’hui, je me sens mieux”, aurait-il déclaré le 14 avril. Le journaliste dissident n’en reste pas moins décidé à poursuivre sa démarche, malgré nos appels répétés pour qu’il l’interrompe.

Ecouter l’entretien qu’il nous accordé, au 34e jour de sa grève de la faim : http://www.youtube.com/watch?v=rWKGi_dXCw0
Benoit Hervieu
Despacho Américas / Americas Desk Reporters sans frontières 47 rue Vivienne  75002 Paris – France
tél : +33 (0) 1 44 83 84 68 fax : +33 (0)1 45 23 11 51
email : ameriques@rsf.org skype : rsf_americas http://www.rsf.org

3 respuestas para “Tras la liberación de Oscar Sánchez Madán, veinticuatro periodistas siguen esperando a recobrar su libertad. RSF.”

  1. ¡Liberación inmediata para ellos!

  2. Carta Abierta de Guillermo Fariñas Hernández a Raúl Castro
    Por Guillermo Fariñas Hernández

    Santa Clara
    A: Raúl Castro Ruz General de ejercito y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba
    Con copia a:
    Fidel Castro Ruz Comandante en Jefe y Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba.
    General; quisiera mediante el siguiente documento aceptarle el reto, que me envió indirectamente su gobierno a través del artículo que publicó en el periódico Granma, el 8 de marzo del 2010, el periodista a sueldo Alberto Núñez Betancourt y las palabras dichas por Randy Alonso Falcón en la pasada Mesa Redonda del pasado 17 de mayo.
    En primer lugar denuncio al aparato de propaganda ideológica de su partido por querer presentar al finado Orlando Zapata Tamayo, como un preso común. Personalmente conocí al asesinado cuando era militante de la Unión de Jóvenes Comunistas y obrero de la construcción en el hotel Parque Central. Allí Zapata Tamayo, recibió la tarea como adepto a su régimen, de refutar lo que se planteaba en las “Peñas Democráticas del Parque Central”.
    Tras ver pruebas en los cuerpos de los expresos políticos, como bayonetazos, mordidas de perros y otras formas de tortura, además de leer literatura considerada subversiva, donde se demostraba las falacias que significó lo que es el Castrismo, como por ejemplo, quemas del 90% de los llamados por usted “Bandidos del Escambray”, quienes en realidad eran guerrilleros anti- comunistas, habían sido miembros del Movimiento 26 de Julio o del Ejército Rebelde antes del triunfo de la Revolución Cubana.
    Ante la cruda verdad Zapata Tamayo comenzó a colaborar con la disidencia cubana, razón por la cual resultó separado de forma definitiva de la U:J:C y cesanteado de su trabajo como Albañil- plomero y le fue aplicado el Decreto Ley # 217, que no les permite residir a los orientales en la capital del país. Por tanto si esto ocurrió entre los años 1999 y 2000 son espurios todos los delitos comunes imputados al asesinado.
    Con respeto a lo escrito por Alberto Núñez Betancourt sobre mi persona, el 8 de marzo, donde se le da a entender al pueblo de Cuba y a la opinión pública internacional, que en algún momento fui un delincuente común, le llamo con conocimiento de causa a usted y a su régimen embustero, que fui yo quien acusó a la Dra.: Ana Lourdes Goire Wilson, en aquel momento directora del Hospital Infantil “Pedro Borrás” y de toda confianza suya. Puesto que el progenitor de esta fue su subordinado en el II Frente Frank País. Por lo que el aparato de control político ideológico la defendió y me envió a mí a la prisión de “Valle Grande”, en La Habana, bajo investigación cuando ella por corrupta debió ser la condenada.
    No solo como el Secretario General de Trabajadores de la Salud de la entidad antes mencionada, sino como ciudadano de mi país tenía todo el derecho a denunciar ante las autoridades policiales los desvíos de donaciones procedentes de la Unión Europea, que hacía esta militante del PCC y lo revendía en el mercado negro.
    Ahora podrán decir lo que quieran, pero nunca fui condenado por ese delito de supuestas “lesiones” y si por el de “Convicción Moral de los Jueces”. Todos los trabajadores del Borras presentes en el juicio son testigos que sus familiares fueron los que me agredieron a mi.
    En cuanto al otro delito mencionado por la pluma alquilada de su gobierno, que respónde al nombre de Alberto Núñez Betancourt, quiero hacer constar que el primer agredido fui yo, públicamente al desenmascarar al señor Juan Francisco Fernández Gómez, el agente “Félix”, para la Seguridad del Estado, porque le grité ante todo su vecindario, que el era el asesino del adolescente alfabetizador Manuel Ascunse Doménech y su alfabetizado, el campesino Pedro Lantigua, pues, el fue entrenado por asesores soviéticos, en la unidad especial del Ministerio del Interior nombrada “El Molino”, ubicada en el km 10 de la Carretera de Sagua, sitio donde se preparaban falsos guerrilleros anti-comunistas para introducirlos en las montañas del Escambray, donde cometieron atrocidades contra la población civil, para que los guerrilleros anti castristas perdieran el apoyo popular.
    General le apunto que de este enfrentamiento yo resulté herido en mi antebrazo izquierdo, cicatriz que todavía ostento y nunca se me permitió hacer una acusación por Lesiones al agente a su servicio.
    Es cierto que en legítima defensa le propiné un bastonazo, por el que el tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.
    De todas maneras existieron inexactitudes, cuando el periodista a su servicio escribió, que yo fui condenado a 5 años y 10 meses, puesto que el día 3 de marzo del 2003, se me realizaron dos vista orales, la primera ya referida y la segunda porque un mes antes a lo ocurrido por haber expuesto en una reunión del “Poder Popular, el “Proyecto Varela”, donde por cierto fui agredido por seguidores de su sistema político y donde no me defendí.
    Le puntualizo que mi última condena fue de 6 años y 10 meses y es una manipulación no haber puesto mi última sentencia o haberla olvidado por un delito de opinión. En el artículo ordenado por usted, como militar que siempre ha sido, se obvia, se esconde, se escamotea a la opinión pública mi trayectoria en el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.
    Se oculta sospechosamente, que fui, primero como Camilito, después como precadete y miembro de los batallones de Seguridad Personal de Protección a Sedes Diplomáticas, de Protección a la Casa Central de las FAR y pertenecí al Batallón de Custodia a la Embajada del Perú. Y que sobretodo fui también integrante de los Comandos de Demolición y Sabotaje de Tropas Especiales en Angola, subordinados a usted como Ministro de las FAR de aquella época. Parece que su “Ministerio de la Verdad” trabaja en estos días afanosamente tratando, de cambiar la historia, como decía George Orwell en su obra “1984”
    Por lo tanto debido a mi incursión castrense en ese país africano, si considero que como adolescente ejercí como mercenario o un agente a sueldo de una potencia extranjera, la extinta Unión Soviética. Con toda la dignidad del mundo, lo desmiento, debido a que para ser mercenario hay que estar dispuesto a morir por una paga, un sueldo, una remuneración y yo estoy presto a fallecer por mis ideas democráticas. No obstante lo invito a que designe usted alguno de sus seguidores, que se declare en huelga de hambre y de sed para defender al sistema político que usted representa, ojala encuentre alguno.
    Señor presidente “de Facto”, la soberbia y la prepotencia que han demostrado su hermano y usted con sus oponentes políticos es realmente proverbial, nadie que disienta de sus ideas, y sus cánones políticos es considerado una persona decente, le reitero las gracias por esa soberbia pues debido a ello me da la oportunidad como miembro del pueblo cubano de a pie y de la oposición pacifista cubana de ser asesinado en pleno Siglo XXI por un estado totalitario como el que usted encabeza algo que lanzará por tierra el supuesto humanitarismo del sistema por usted dirigido.
    Presidente, en sus ataques en contra de la disidencia, tanto sus seguidores dentro como fuera de Cuba, acuden a sobredimensionar el “falso humanismo solidario” de la mal llamada “Revolución Cubana”, cuando envía médicos, paramédicos, maestros y entrenadores deportivos al extranjero.
    Yo, denuncio esta ayuda como espuria, puesto que es un mecanismo para desviar la atención respecto a las crueldades, torturas y violaciones de la Declaración Universal de Derechos Humanos que su régimen totalitario comete diariamente contra los ciudadanos cubanos.
    Le agradezco por dar las órdenes para que yo muera como un auténtico patriota. Si algo me ha enseñado esta luchador la Democracia Representativa en mi país, es amar al prójimo, incluidos mis adversarios políticos, cuestión totalmente contraria del odio que me inculcaron cuando era un adolescente a su servicio.
    Juro ante Dios, que a pesar del asesinato de Orlando Zapata Tamayo y mi inminente ejecución pública pues, se que no se pondrá, en libertad a los 26 presos políticos y de conciencia enfermos que existen en las cárceles cubanas, mi corazón no alberga ningún tipo de rencor hacia usted o su hermano o cualquiera de sus seguidores. Puesto que la necesidad patológica de poder en los seres humanos, como le ocurre a usted y a su consanguíneo son dignos de lástima.
    Mi último pensamiento es para que en el futuro mi Patria, Cuba, tenga una solución pacífica sin derramamientos de sangre, donde usted y sus seguidores posean espacio político y nosotros sus adversarios también lo tengamos, esto es necesario por sobre todas las cosas y así lo hago pensando como patriota cubano que Dios se apiade de su alma y en tiempo venideros bendiga a Cuba para que sea prospera y democrática.

    Guillermo Fariñas Hernández

Deja un comentario