A paso de ganso. Por Charlie Bravo.

La victoria sobre el Nazismo fue uno de los hitos históricos de mayor
relevancia en el pasado siglo. Se interrumpió, con una alianza frágil,
en la que Churchill y Roosevelt tuvieron que usar todo tipo de recursos
para mantener a Stalin con el freno puesto. La ruptura de Stalin y
Hitler fue decisiva, porque hoy el mundo sería un infierno -si aun
existiera- de esos dos haber mantenido su eje del mal intacto. Uno de
los dos demonios se necesitaba para vencer al otro, por parte de una
Europa que ya había sido drenada de buena parte de su sangre en la
Primera Guerra Mundial. Pero no soy un observador de la historia, sino
un observador del día que me toca vivir…

Este nueve de mayo, el día de la Victoria, en la parla de la antigua
Union Soviética,  la celebración de la derrota del Nazismo tendrá un
carácter especial: para la ocasión, Putin ordenó colocar enormes
retratos de su ídolo, Yossif Stalin, uno de los criminales mayores de la
historia del mundo, como imágenes omnipresentes para presidir el
desfile. La obra stalinista, su férrea dictadura, y su despiadada
naturaleza, se revitalizan en la Rusia nacionalista de hoy en día. Hasta
el himno soviético recupera los versos dedicados por los plañideros
poetas comunistas al Dictador, versos que fueron eliminados por orden de
Nikita Khruschev. El día de la Victoria, es ahora, no tanto el día de la
derrota del nazismo, como el día en que se reconoce hoy la victora del
neo-comunismo y el neo-stalinismo putiniano sobre el resto del mundo.

Este desfile tiene otro carácter, con un lenguaje simbólico que va más
allá de lo visto anteriormente: sus invitados.
Las únicas tropas extranjeras que han desfilado en la Plaza Roja fueron
los derrotados alemanes, en tránsito a los campos de concentración de
Siberia. Ni siquiera Castro envió sus tropas a desfilar en la Plaza
Roja, aunque sí los desfiles rusos eran retransmitivos por televisión en
Cuba. Todo cambia, y hoy desfilan las tropas americanas, las francesas y
las inglesas bajo la mirada de acero del Tío Stalin, posiblemente para
recordarnos a todos que los rusos siguen siendo una potencia
militarista, donde se puede morir un mundo de gente de frío y hambre,
donde hay una mafia que gobierna mientras a los demás les quedan no
muchas más opciones que el alcohol, la muerte, o la conformidad. O se
van de Rusia, o son rehenes de Rusia. O mueren. Muy simple. Vladimir
Putin sigue siendo un hijo del KGB, y esa condición jamás se pierde. Lo
más degradande del desfile es la presencia también de tropas polacas, a
pesar de que Polonia fue victima doble en la guerra, de los nazis y de
los comunistas, a pesar del robo de terreno a Polonia por parte de
Alemania primero, y luego por parte de Rusia, y que mientras Hitler y
Stalin fueron aliados la carnicería de polacos llego al paroxismo. Dudo
que esas tropas lleven un letrero que recuerde la masacre de Katyn,
donde las fuerzas rusas masacraron a más de 20 mil oficiales y soldados
polacos, y mucho menos que se atrevan a levantar un retrato de su recién
fallecido presidente, víctima de un «accidente aéreo» tan cerca del
bosque de Katyn. Después de todo, los rusos trataron de culpar a los
nazis por la masacre y misteriosamente fue dejada fuera de los
argumentos finales del juicio de Nuremberg. Hoy se sabe que el mismo
Stalin bajo el cual desfilan los soldados polacos fue el asesino de
aquellos oficiales y soldados.

Volvamos a los más siniestro y jugoso, las tropas americanas marchando
en Rusia, Nikita estará celoso desde su tumba. Putin ha logrado
imponerse sin guerra, y sin una nueva edición de la crisis de los
misiles. Putin está recogiendo el fruto del ascenso al poder en los
Estados Unidos de un hombre que se debe a sus marionetistas, y los
marionetistas tienen un pasado muy ligado al pasado del ruso Putin.
Marchar en la Plaza Roja es ya un acto de rendición, especialmente en el
momento en que se revaloriza la imaginería soviética y en el cual habrá
soldados rusos dando hurras al «padrecito» Stalin, de facto, escupiendo
sobre la sangre de sus víctimas.

Las tropas americanas marcharán en la Plaza Roja, y no precisamente
porque el comunismo haya sido derrotado. Todo lo contrario. El comunismo
ha evolucionado. De un sistema fallido y con una economía en pedazos,
con millones de seres humanos que debía «atender» y reprimir al mismo
tiempo, el comunismo se ha convertido en una sociedad secreta que se
extiende por el mundo entero, con un poder económico nunca antes visto.
Instalan dictadores, hacen pagos, cobran por su «ayuda», trafican armas,
drogas, mujeres, y se especializan en el asesinato y el chantaje, sin la
carga de una población dependiente. Se extienden por Sur America, donde
tienen más poder que el que jamás tuvieron los nazis. Presionan a los
Estados Unidos, con más efectividad que durante la época en que usaron a
los Castro como punta de lanza. Tanto, que las tropas americanas
desfilan en la Plaza Roja. Me pregunto por qué no se les dijo «no» tersa
y llanamente a los rusos. Me imagino que tendré que ser testigo de un
desfile de tropas rusas en Washington DC, uno de estos días, y que veré
a los mismos que vi agitar la bandera de la hoz y el martillo el día de
la victoria obámica  hacer exactamente lo mismo, aún con mas alegría.

El desfile de las tropas estadounidenses en Moscú es insultante para la
memoria de los cientos de miles de americanos que lucharon contra el
nazismo y contra el comunismo. Es insultante a la memoria de los
veteranos que ya no están, y es una bofetada a los ancianos que aun
sobreviven de las campañas de la segunda guerra mundial. Me pregunto si
el General Patton alguna vez hubiera aceptado semejante cosa, como no
fuera marchar como un libertador en el corazón de Moscú. Nunca como un
sumiso colaborador de la ideología neo-stalinista. Y hablando de
muertos, Nikita se frota las manos felíz en su rincón del Infierno:
predijo que daría dosis pequeñas de socialismo a los americanos hasta
que un día nos despertáramos en medio del comunismo. Por ahora, junto a
los nostálgicos stalinistas geriátricos en coba dominguera que
orgullosamente muestran sus condecoraciones de perros de concurso, se
agruparán a ver el desfile jóvenes neo-fascistas y neo-nacionalistas con
parafernalia nazi colgándoles hasta de los cojones. El paso de ganso
comunista siempre me pareció muy cercano al paso de ganso de la
Wehrmacht. Castro lo copió para sus tropas de élite, por algo.

Muchos rusos están felices: ven que la doctrina militar americana en
Afghanistan no va mejor que la de ellos. Es más, hay mucho rechazo en
este país a la presencia de las tropas americanas en Afghanistan. No sé
cuánto rechazo habrá contra el desfile de las tropas americanas en
Moscú, pero sí sé que hay un sector en este país que dice ser de
izquierda -no lo creo, son simples fascistas con simpatías por todo lo
antiamericano- que defiende a capa y a espada al Talibán y que quiere la
condena de los militares americanos por haber invadido Afghanistan. Me
imagino que habrá mucho corazoncito liberal latiendo de prisa este domingo.

Hay otros rusos que no están tan felices: en el propio parlamento ha
habido una tormenta debido a la «presencia» de Stalin en el desfile. Los
grupos de derechos humanos han denunciado que Stalin fue el asesino de
varios millones de rusos.
El partido comunista ruso está presionando a los más altos niveles para
que no se tengan en cuenta ninguna de estas protestas, y me atrevería a
predecir que encargarán unos cuantos asesinatos como venganza, para
«castigar» el atrevimiento stalinista. El stalinismo y el
neo-nacionalismo ruso están muy ligados; los puntos de contacto entre
estas ideologías también son puntos en común con el neo-nazismo ruso. En
cualquier salón de tatuajes moscovita le pueden grabar a uno en la piel
una swástica y una hoz y un martillo, a veces juntas.

Mientras, los que han defendido el culto a la personalidad, la
imposición de una ideología ajena, los que criminalizan a todos los que
disentimos del actual régimen estan felices. Finalmente, un día
tendremos tropas stalinistas marchando entre nosotros. Castro estará muy
felíz, también. Sus candidatos manchúes, los dos, han llegado lejos. Uno
a la presidencia y la otra a la jefatura del departamento de estado. Los
rusos le pagarán garantizando la continuidad de su dictadura, por otros
medios y convirtiendo a la isla de Cuba en un paraíso para la mafia
rusa, en un «resort» de descanso, y en una activa base para el tráfico
de armas y lavado de dinero.

Nueve de Mayo ¿Día de la Victoria? Hoy tiene otro sentido. Más bien
parece una rendición….. Ante el mismo monstruo vencido en 1945, que es
una hidra más bicéfala que el castro-fascismo.

13 respuestas para “A paso de ganso. Por Charlie Bravo.”

  1. Cien por ciento de acuerdo. Vi la semana pasada los preparativos del desfile en San Petersburgo, la Leningrado hasta 1990 y hermosísima capital del Imperio Ruso de 1703 hasta 1918. Para colmo me tocó en mi periplo turístico una guía comunista que a cada rato comparaba todo con un «antes y después de la perestroika» y resaltaba contínuamente que la II Guerra Mundial fue para Rusia la «Gran Guerra Patriótica», etc. Pero no nos calentemos tanto con Putin. Después de todo es obvio o al menos cohrente que luego de la caída del comunismo que reprimió ferozmente ese gran país de 1918 a 1990, iba a surgir alguien que continuara y defendiera, bajo ropajes apenas más modernos y muy poco democráticos, los peores designios de la Rusia imperial, y ese no es otro que Putin, ex teniente coronel de la KGB, que sigue manejando el poder en Rusia. Como Primer Ministro. Como Fidel Castro en Cuba a principios de la Revolución.

  2. Querido Charlie:

    Como siempre,lo que escribes es muy veraz y certero.Estoy completamente de acuerdo contigo.Dios de Bendiga!!!.

    Gracias Charlie.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  3. Magnifico articulo, Charlie, lo triste es que cada día hay más puntos de contacto entre ex-comunistas, ex-fascistas, ex-dictadores y nostálgicos reciclados socialistas, los ambientalistas y los seguidores del socialismo del siglo XXI, todos bajo la sombrilla de una nueva ola que amenaza con barrer el occidente tal como lo conocemos, cuyo epicentro está en las coordenadas variables de la Casa Blanca.

  4. Bravo Charlei! Las tropas rusas desfilarán con los uniformes de la IIGM, pal carajo!

  5. Gracias a Zoé, Ignacio, y Luisa. Y gracias también a los amigos que me han escrito.

  6. Cuánta claridad la de tu pluma, Charlie. Un retrato exhaustivo de la hecatombe rusa que no cesa y se prolonga tras una y otra mascarada. Te felicito.

  7. No saben cuanto melancolizo no ver desplegadas a las tropas cubanas, bajo cuya bandera tantos sueldos gane…

  8. Gracias, Alfredo, Ibis, Guillermo…
    Si, los puntos de contacto son horribles: también coinciden en la xenofobia, el antisemitismo, el racismo y en la filosofia de relaciones basadas en el odio, el terror, y el miedo. A veces parece que no estamos en el siglo XXI.
    Zenon, con la implantacion de la dictadura light en Cuba, apoyada por los «usual suspects» usted podra ver las tropas cubanas desplegadas alli nuevamente. Y quizás hasta pueda marchar con ellas.

  9. Sr. Charlie Bravo seria bueno que se leyera «El Legado de Cain» del autor Trujillo.
    Quiero decirle que ni Roosvelt ni Churchill ni de Gaulle pusieron ningun freno a la Rusia de Stalin, este pais, USA, asi como Francia e Inglaterra ha estado plagado de comunistas y los que se hacen los idiotas en el departamento de estado americano, cuando se referian a Stalin le decian el tio JO. Si hubieran querido, despues de terminada la guerra, Stalin no hubiera cojido ni pa’l chicle, pero todo es y ha sido una componenda de los grandes poderes, no politicos sino economicos. Quiere usted saber la verdad, preguntele a Francia , Inglaterra y a USA, porque devolvieron a millones de rusos, letonios y de otras areas del Baltico y de alrededor de Rusia, a la tierra de Stalin, pues ellos no querian regresar, incluso decenas de miles de soldados rusos tampoco, fueron devueltos y enviados por el tio JO a los Gulags y miles fueron fusilados y decenas de miles murieron de hambre y enfermedades, un crimen grande en la historia de la humanidad, ayudados por esas tres naciones, HAY QUE DECIR LA VERDAD. Sobre el proceso de Nuremberg, los aliados fueron juez y parte, porque? nada mas se juzgo a los criminale de Alemania y no a los que cometieron crimenes en USA, Inglaterra,Rusia y Alemania, no toda esa documentacion de esos crimenes cometidos durante la guerra la hicieron desaparecer.

    Yo por mi parte sigo creyendo hasta que me dejen, creyendo en la democracia y la libertad y ademas en el menos malo, porque bueno, no hay ninguno, primero los intereses, despues los intereses, siempre los intereses y por ultimo si hay algo, La Humanidad.

  10. Se me olvido en mi comentario anterior.
    Recuerden que el problema es «Por Diferentes Caminos LLegar a un mismo Fin»
    El dominio de los medios de produccion, entre mediados y finales del siglo XIX, Marx decia que habia que dominar los medios de produccion atraves de la clase trabajadora y los Fabianistas decian que habia que llegar a dominar los medios de produccion atraves de una clase Empresarial.
    Ambos eran socialistas, lo demas es puro cuento y entretenemiento para los que se creen lo que la prensa manipulada por los grandes intereses publican

  11. Como la materia, esas energías no mueren, desgraciadamente, sino que se transforman.

  12. Juan Antonio,
    Se le puso el freno a Stalin de un modo que quizas usted comprende: la inteligencia de los aliados se las agencio para agriarle la alianza con Hitler, tuvieron que dividirlo para detenerlo. Lo detuvieron tambien con la particion de Alemania y sutilmente le hicieron devolver Austria -a cambio de Hungria y la antigua Checoslovaquia. Le dieron media Europa a Stalin para detenerle e impedir que arrasara con todo como buen huno y para que olvidara que no habia podido ganar España en la guerra civil de ese pais. Si no hubieran dividido a Stalin de Hitler y no hubieran apaciguado a Stalin, la division europea continuaria hasta hoy dia entre la Alemania Nazi y la URSS, que como bien apunta usted eran patas del mismo monstruo totalitarista.
    Por otra parte, los Fabianos han estado muy activos. Vea el caso de los Estados Unidos y el inquilino de la Casa Blanca. El Legado de Cain, no esta entre mis libros favoritos, lo siento. Como dije al principio no soy un observador de la historia, soy un observador del dia que me toca vivir, y los juicios de Nuremberg, admitamoslo, fueron los juicios del vencedor al vencido, y por tanto nadie escucho testimonio de los bombardeos a poblaciones civiles por los aliados y mucho menos, los crimenes rusos que se cubrieron con el silencio porque se temia que los rusos acabaran con el resto de Europa.
    Le digo tambien, se equivoca usted al pensar que los rusos no tenian como avanzar sobre Europa y destruirla. Los USA solo hubieran podido detenerlo con dos cosas, desinformacion y apaciguamiento (no solo de USA, sino tambien por parte de los aliados europeos, de ahi las «devoluciones» que menciona usted), y se hicieron las dos cosas, con intenciones diferentes por parte de gente honrada y por parte de los espias comunistas en el departamento de estado y en todos los niveles del gobierno americano. El unico modo para detener a los rusos de manera real hubiera sido el bombardeo atomico de Moscu y la erradicacion del monstruo stalinista de raiz, es decir, desde la raiz leninista, pero por razones obvias no se podia hacer, principalmente por la penetracion comunista de la cual le menciono antes.
    Gracias por comentar, sinceramente.
    Nota: Uncle Joe no era una mención cariñosa, el origen de la frase viene del uso de la palabra tio en ruso para referirse a «cualquiera». Joe es el diminutivo de Joseph, el equivalente ingles de Yossif. Uncle Joe, en la epoca y en los USA servia para referirse a un tio inutil y borrachin. Si es por eso tambien tendriamos que decir que principalmente los detractores de Churchill le apodaron the English Bulldog, especialmente los que lo consideraban un «half blood or half breed» porque su madre era americana.

Deja un comentario