Artistas de izquierda de Uruguay rechazan el castrismo.

ARTISTAS DE IZQUIERDA DEL URUGUAY RECHAZAN LOS METODOS DEL GOBIERNO CASTRISTA:

El régimen comunista de Cuba “ha perseverado en hábitos marcadamente estalinistas”, afirmó un grupo de intelectuales uruguayos de izquierda que reclama respeto a los derechos fundamentales en la isla.

Alma Espino, Álvaro Díaz Maynard, Carlos González, Gerardo Caetano, Jack Couriel, José Manuel Quijano, Judith Sutz y Mario Wschebor, a través de una carta publicada ayer en el diario La Diaria, criticaron al régimen castrista de Cuba por la muerte del disidente Orlando Zapata Tamayo, el 23 de febrero en una prisión cubana tras una huelga de hambre.

Caetano dijo ayer en radio El Espectador que la carta surgió “por una indignación compartida” y por la necesidad de “decir lo que uno piensa cuando aquellos que deberían decirlo no lo dicen o, peor aún, dicen cosas que no podemos suscribir en modo alguno”. El historiador cuestionó así las declaraciones del Frente Amplio y el PIT-CNT con respecto a la situación en Cuba.

La carta comienza recordando que “varias generaciones estuvieron bajo la influencia de la revolución cubana en lo bueno, y también en lo malo”.

Entre lo malo, mencionan “la imposición del partido único” dogmático; el desprecio a la negociación multipartidaria; el “desconocimiento de derechos fundamentales”; y el “encarcelamiento de personas con coraje, que se han atrevido y se atreven a reclamar y se proponen ejercer sus derechos básicos de reunión, de asociación, de opinión y de desplazamiento”.

Agregan que el gobierno cubano “ha perseverado en hábitos marcadamente estalinistas, que ni siquiera estaban en vigencia en las últimas décadas de la Unión Soviética”. Y afirman que “las condenas a prisión son severísimas y las descalificaciones (`gusanos`, `traidores`, `aliados del imperialismo`) son humillantes.

Gracias a Gustavo Gabriel.

8 respuestas para “Artistas de izquierda de Uruguay rechazan el castrismo.”

  1. El tema cubano esta en el tapete despues de la muerte de Orlando Zapata y la golpiza a las Damas de Blanco. Muchos uruguayos nos sentimos con una gran deuda con Cuba.
    Estamos viendo un cambio de posturas de muchos grupos que antes se alineaban con el gobierno de los hermanos Castro. Esto demuestra el gran agotamiento a un sistema despotico y tirano, que somete la sociedad entera.

    Sigan adelante! Viva Cuba democratica y pluralista.

  2. Querida Zoe:
    Es hora que todos VEAN,la verdad cubana.Y que apoyen en todo,a nuestro sufrido pueblo. El DESPERTAR ESTA LLEGANDO!!!!!.

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  3. Otros que se suman. Bienvenidos.

  4. Como argentino que, por muchos motivos, profeso una amplia simpatía por el presidente uruguayo Pepe Mujica, no puedo dejar de recordar que este hombre sencillo, ex tupamaro, es decir, ex integrante de una agrupación guerrillera de extrema izquierda en el Uruguay violento de los 70, cuando se le preguntó hace dos meses si visitaría Cuba respondió, muy suelto de cuerpo, algo así como que que «para viejo estaba él» y que «no estaba para nostalgias». Todo un mensaje, sobre todo, insisto, proveniendo de quien proviene.

    Todo un mensaje que presidentes de naciones vecinas y regionales deberían tener muy presente.

  5. Diario EL PAIS,Montevideo Rep.Oriental del URUGUAY
    4 de Mayo 2010

    En «deuda con la libertad» en Cuba, dijo Batlle
    Presentación de un libro de escritor disidente cubano

    El ex presidente Jorge Batlle dijo que los uruguayos tienen «una deuda con la libertad» en Cuba, durante la presentación de un libro del periodista cubano Jorge Olivera Castillo. El escritor vive actualmente en Cuba y fue preso político. Su libro de cuentos Antes que amanezca se editó por primera vez en Uruguay, con prólogo del periodista Claudio Paolillo. Aunque relata historias ficticias de la vida cotidiana en Cuba, el libro «resume la tragedia que vive el pueblo cubano», según el ex presidente.

    Batlle recordó la reciente muerte del disidente Orlando Zapata Tamayo, que falleció luego de 86 días de huelga de hambre en una cárcel cubana. «En Cuba parecería que la única forma de ser libre es llegar a la muerte», señaló Batlle, y recordó que en ese país caribeño «no se puede discrepar, no se puede escribir con libertad, no se puede reunir nadie con nadie, no se puede salir del país ni entrar, no se puede comerciar con libertad ni tener propiedad: en una palabra, no se puede vivir».

    El ex presidente comentó que, a sus 82 años, ha visto «nacer, crecer y morir a muchos de estos regímenes», y mencionó la Guerra Civil española, la Alemania nazi, el fascismo de Benito Mussolini y el régimen soviético.

    «Las dictaduras son todas iguales, tanto las de derecha como las de izquierda», señaló. «Todas creen que son capaces de resolverle la vida a todos imponiéndoles su conducta, su pensamiento y su manera de ser en todas las cosas, hasta en las más triviales».

    El libro fue publicado por el Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), para «darle voz a quienes no la tienen», según señaló su presidente, Gabriel Salvia.

    Batlle fue invitado a presentar el libro de Olivera Castillo por ser «uno de los pocos presidentes de América Latina que tuvo la dignidad y el compromiso de ponerse firme frente a la dictadura cubana», señaló Salvia. «A Cuba se le da una igualdad de trato que no merece», indicó.

    Durante su disertación, Batlle recordó cuando en 2002, durante su mandato, Uruguay rompió relaciones diplomáticas con Cuba, luego que Uruguay presentara una solicitud para que la Comisión de Derechos Humanos de la ONU envíe un delegado a la isla a fin de estudiar la situación de los derechos humanos. En esa ocasión, Fidel Castro rechazó la medida y tildó a Batlle de «trasnochado y abyecto Judas», luego de lo cual el Uruguay cortó relaciones con el régimen cubano.

    Batlle también señaló que cree que el cambio en Cuba debe venir «desde adentro», aunque no ve «que haya ningún movimiento de fuerza». Para el ex presidente, «en un momento dado lo hubo», liderado por el héroe de guerra Arnaldo Ochoa, que «se perfilaba como un centro de poder paralelo. Por eso lo mataron», indicó Batlle.

    El País Digital

  6. Cada día son más los que comprenden la cruda realidad del castrismo.