La Carta de los 494.

494 personas en Cuba, incluyendo a Jorge Luis García Pérez «Antúnez» han firmado una carta pidiendo al congreso norteamericano que no levante las restricciones. En Babalú blog.

Gracias a Babalú blog.

Here is the list of all 494 signatures.

The original letter in Spanish is available below the fold.

Comunicado de Prensa

Congresista

Lincoln Díaz-Balart

Distrito 21 de la Florida

Contacto Washington, D.C: Contacto Miami, FL:
Andy Gonzalez Yanik Fenton-Espinosa
(202) 225-4211 – andres.gonzalez@mail.house.gov (786) 845-0714 – yanik.fenton@mail.house.gov
2244 Rayburn House Office Building 8525 NW 53 Ter, Suite 102
Washington, DC 20515 Miami, FL 33166

17 de junio de 2010

PARA DISTRIBUCION INMEDIATA

494 activistas pro-democracia dentro de Cuba le piden al Congreso de EEUU que mantenga las restricciones a los viajes y al comercio sobre el régimen

Washington, DC- 494 activistas en favor de la democracia dentro de Cuba le han enviado una carta a todos los miembros del Congreso de Estados Unidos pidiéndoles que mantengan las restricciones sobre los viajes y el comercio de Estados Unidos, y que eviten todo gesto benevolente hacia la dictadura cubana para evitar toda complicidad con el régimen.

Por favor lean a continuación el texto de la carta enviada a los miembros del Congreso por 494 activistas por la democracia dentro de Cuba, incluyendo a Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, Néstor Rodriguez Lobaina, Reina Luisa Tamayo (madre del mártir cubano, Orlando Zapata Tamayo), y Ariel y Guido Sigler Amaya, entre muchos otros:

Declaración de principios de un sector de la oposición democrática dentro de Cuba a los honorables miembros del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes y al total de los integrantes de ambas Cámaras del Congreso de los Estados Unidos en Washington, D.C.

Honorables Congresistas de los Estados Unidos de América:

Quienes suscriben haciendo uso del derecho a la libre expresión del pensamiento, sobre la base del respeto absoluto al criterio ajeno y dentro del mayor espíritu de concertación democrática y respeto a la diversidad, creemos que no es razonable ni justo pronunciarse de manera representativa a nombre de la sociedad civil cubana y menos aún en nombre del pueblo de Cuba, con relación al proyecto HR4645, título de la ley de reformas a las restricciones a los viajes y promoción del comercio con Cuba.

Es importante subrayar que ni la suma de ambas posturas referente al tema representa el criterio de toda la nación en su conjunto con derecho a voto, si aún se diera la hipotética posibilidad de referéndum o plebiscito en tal sentido, donde el pueblo cubano tuviera la oportunidad de decidir en tan escabroso tema. Máxime si se tiene en cuenta que una de las principales razones que dieron origen al polémico asunto radica en la conducta criminal e inapropiada del régimen cubano en materia de derechos humanos supervisada por las Naciones Unidas.

Para los que subscribimos, más otra parte significativa del pueblo cubano, nos interesaría antes que todo el levantamiento del inhumano bloqueo estructural e institucional del régimen de La Habana contra los derechos civiles y políticos inherentes a las libertades  naturales de nuestro pueblo.

La tragedia de Cuba no radica en los derechos para poder viajar de un pueblo ya libre como el estadounidense. Su principal problema reside en la ausencia de las libertades conculcadas a los cubanos, únicos ciudadanos del mundo a quienes les es negado el derecho a  salir o entrar a su propio país, donde muchos se encuentran en calidad de rehenes.

En momentos como estos, ser benevolentes con la dictadura significa el ser solidario con los verdugos de la nación cubana. Los abajo firmantes son del criterio que la libertad de Cuba no llega en los bolsillos, ni labios de un turismo libidinoso y escéptico con el dolor de la familia cubana, si no con el esfuerzo de los que dentro y fuera de nuestras fronteras luchan por el cambio democrático para Cuba.

Señores Congresistas, la causa de la libertad y la posición vertical contra la dictadura totalitaria de La Habana que oprime son cosas tan sagradas que están por encima de intereses económicos y mercantilistas.

Entendemos que vivimos momentos importantes para el presente y futuro de nuestra nación. El movimiento civilista interno ha llegado al clímax en lo que respecta la actual política asertiva de la comunidad democrática internacional que ha sabido ponerse del lado de los oprimidos y no de los opresores.

Considerando que iniciativas como la que esta carta responde, aún con la mejor de las intenciones tienden a desenfocar e incluso a desviar la atención de lo que sucede en la Isla, por lo que sugerimos se mantenga una política enérgica y coherente de presión y condena para con la tiranía de La Habana, lo que redundaría en solidaridad con las víctimas de la represión en la patria de Martí, Boitel y Zapata.

Respetando otros criterios expuestos y esperando reciprocidad a lo que aquí exponemos, señores Congresistas como los derechos se defienden con derechos, estamos defendiendo el de los cubanos a ser libres por sus propios esfuerzos, porque no puede olvidarse que la tragedia cubana está en el diario enfrentamiento del pueblo con la dictadura que lo oprime y no en escenarios fuera de nuestra problemática y menos aún en iniciativas que signifiquen la oxigenación del tenebroso estado totalitario que desgobierna nuestra Patria.

Firmamos la presente a los 14 días del mes de junio del 2010

Ex preso político Jorge Luís García Pérez “Antúnez”

Néstor Rodríguez Lobaina

###########

Andrés González

Press Secretary

Congressman Lincoln Diaz-Balart (FL-21)

(202) 225-4211

Official WebsiteYouTube ChannelSubscribe to E-Newsletter

6 respuestas para “La Carta de los 494.”

  1. Querida Zoe: Esa es la respuesta que mercen todos estos raulistas lightS. ESta es una Carta con Dignidad y con Respeto,por y para el FUTURO DE CUBA.

    Dios los Bendiga !!!!!!!!!!!!

    Gracias Zoe.

    Luisa Mesa

  2. Aplastante, verdad que Marti estaba claro, cuando dijo, QUE HAY HOMBRES QUE TIENEN EL DECORO DE MUCHOS HOMBRES, esto era refiriendose a los que no lo tenian, por si acaso, esos casi 500 firmantes sobrepasaron el pensamiento de Marti.
    Yo me imagino que la carta «DISPARATE», que firmaron los 74, sepan que eso no lo puede hacer el presidente y que eso es una ley congresional, quiere decir que tiene que ser derogada por aprobacion del congreso y el senado de EUA, o sea perdieron el tiempo y otra situacion es que Cuba esta en la lista de paises terroristas, ningun norteamericano puede viajar a un pais con esa clasificacion.

  3. La carta de los resistentes.

  4. Lo malo que yo veo de estas cartas es que a quienes van dirigidas dos versiones de la realidad cubana se pierde credibilidad y se podria pensar que lo primero que debemos hacer es buscar puntos en comun y no abusar de esas misivas que crean mas divisiones,,,tenemos que tener una palataforma comun con un programa minimo…..y una cara que prepresenta al exilio,,,otra a la disidencia..sera posible o estoy day dreaming???

  5. Compatriotas.
    Reciban los 74 mi admiración por su valentía al reconocer la necesidad de terminar de una vez con la manipulación del mal llamado bloqueo.
    Con pundonor y sabiendo de existen detractores que se oponen a su gestión ante los congresistas estadounidenses, estoy de acuerdo con los argumentos que ustedes exponen y sé que es el sentir de la mayoría de cubanos honestos dentro y fuera de Cuba.
    Quedo a sus órdenes y cuenten con mi modesta solidaridad y apoyo moral. Asimismo, están abiertas las puertas del Proyecto Contextus para puedan exponer sin restricciones sus puntos de vista.
    Abrazo y afectos desde el alma con los mejores pensamientos.

    ¡Viva Cuba Libre!

    Pablo Felipe Pérez Goyry
    Director, Editor y Analista Sociopolítico Independiente.
    Premio de Periodismo 2008.

    PROYECTO CONTEXTUS:
    http://contextuspablofeliperezg.blogspot.com/
    http://www.livestream.com/contextusradiovideo
    http://contextusradiovideo.blogspot.com/
    http://www.facebook.com/contextus.radiovideo

  6. Valiente contrapartida a la otra.

Deja un comentario