Acaricia el mar.

ACARICIA EL MAR.

Entonces el agua no era lo que es hoy

Absurdo dominio de petróleo y turismo banal

El mar era todavía insólito

Vasto enigma salado

Ambiguo y complejo en su deletreo

El océano        teñido de rojo púrpura

Mecía la luz anaranjada del sol en sus aguas

El impetuoso oleaje voceaba fábulas

Y las orillas arrastraban aventuras

Los pájaros anunciaban islas fragantes

Carcomidas esperanzas rodeaban sus

Tierras fantasmales

Y batían alas en dirección a espejismos

Reinaban los majestuosos galeones

Y los buques fieros

Los piratas robaban          y mataban

Pero por encima de la desgracia

De la bestialidad humana,

Aún los peces constituían una esperanza

Símbolo de la fuerza y del arte

Armoniosos en la vida

El mar era la mar bravía.

La mar delirante

Que comerciaba y huía

La mar terrorífica

Ladrona de tesoros

Y también fue la hembra celosa

En las telúricas sombras

La tórrida caricia bramaba

De deseo y coraje

Abriéndose en sendero húmedo

Espeso de dudas

Cual pubis en apogeo e iniciación

Y la mar era además la sangre

Y la sangre entonces era la sangre palpable

Fluía de las aguas saladas a las aguas azucaradas.

En una trayectoria de hipótesis cruel

Aunque clara y abundante

La mar herida refulgía

Y renacía

Semejante a una recién parida

Acunaba a sus hijos

Y los alimentaba

Con su leche azul índigo

Con el tiempo   -pues existía el tiempo-

Los obligaba a ejercer la destreza

Y la inteligencia

Y hasta deslices de picardía

Y perversidad

Con fina elegancia.

Claro que existían los piratas

Filibusteros   corsarios

Sabandijas de salón

Y los marineros       y

Menos mal       los pescadores

Más la poesía

La mar jugaba

Se escuchaban carcajadas tempestuosas

Y el canto     la melodía de las aguas

La estrategia del silencio

Bordando cálidos tapices en la

Garganta de un gorrión

Aquella tarde el tiempo se aproximaba de muy lejos

Cual una ola sulfurosa y furibunda

Esa madrugada la mar no se divertía

Con esa risa pura y cristalina

Hoy la divinidad calla adormilada

Es sólo el mar sencillo

Plano y acerado

El mar del hombre presuroso

Que no goza precisa y justamente del tiempo

Que no se detiene a observar la vastedad azul

Malintencionado y meditativo

El hombre censuró las travesuras del mar

Transformándolo en sátiro

Sutilmente perverso

Es el mar acuclillado y en acecho

El océano teñido de oro prieto

Reitera una y otra vez el bostezo de una guerra sombría

El vaivén de las olas resulta torpe y mudo

Y allí   en mi mano    las orillas ahogan a los pájaros

Ciegos y perezosos

Las islas se hundieron aplastadas

Bajo el peso tenebroso de sus propios fantasmas

El poder inusitado de la ira

Trepa encima de la majestuosidad natural

Los peces se convirtieron en súbditos

De estúpidas bravuconerías.

La avaricia del comercio desigual

Convirtió a los hombres

En profanadores de las profundidades

El robo es lujo     según algunos

Para otros es política

No caben dudas ni secretos

Menos elegancia

La chusma corriente    ah

La chusma politiquera desvaría

Y atormenta y juega a no decir nada

Los políticos no contestan

Los poetas son encarcelados en

La calma de las aguas

El mar ya no conversa

Menos el poema

El mar ruge más temeroso

Que temerario

La mayoría de las veces musita

Quejidos de enfermo

Y cuando pareciera curado

Predica cual rinoceronte pretencioso

El olvido de los pactos

La sangre mana directo de las venas

A los laboratorios

Vía digital   vía la demencia

Los caminos permanecen cerrados

En una concentrada

Y enmarañada evidencia

Nada es misterio

Todo sucumbe en importancia exportable

Y cruceros viajan de la libertad a la esclavitud

Viceversa a la ilusión de la esperanza

Los piratas de entonces pudieran ser muñequitos

Los marinos de hoy se esconden en el miedo

Sin embargo pareciera que hoy todos son valientes

Que se dicen pero ya quisieran

El mar ya no juega

Aburrido      matarife y penoso

Ni siquiera riela irónico

Traza con mutismos

La muerte del estruendo

El mar herido

Balancea pesadillas

Semejante a fantasmas en vela

Y destronado reza

Añora la paz de este planeta húmedo

Redondo y hermoso

Después de la tormenta

O de la cínica batalla

Incluso no siempre deambula

Sólo cuando se acuerda del amor

De las fábulas

De la aventura telúrica

Y en sueños vuelve a reunirse con la memoria

Que es la parte que le falta a la historia

Que él mismo     equivocado

No cesa de repetirse en insulsa letanía de aplausos

Descorazonado intenta realzar la crespa

Ayudémosle a recobrar la voz

Devolvámosle su compás

Bebamos confiados de su cadencia

Más que inútiles curiosos

Seamos absorbidos por la sabiduría

Seducidos por el conocimiento de la mar

Sólo así la fe en el amor acudirá a las costas

Al menos vuelven a existir los honestos pescadores

Que alimentan la imaginación

Con la sencilla existencia de sus manos enrojecidas

Ateridas por el hielo de las aguas

Y calientan el estómago de nuestros hijos

Con el sabor fresco del pescado

Existen los pescadores

Salvándonos con una alegría única

La del trabajo

En la mar.

De mi poemario Anatomía de la mirada.

14 respuestas para “Acaricia el mar.”

  1. Querida Zoe: BELLO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!. Muy actual . Pobre MAR,lleno de todo eso que dices con hermosura. Y esos seres que por politca o dinero,como pones en tu poema,nos estan matando el Mar.

    GRACIAS ZOE.

    Luisa Mesa

  2. Muy lindo, muy sentido, gracias Zoe Valdes!

  3. Por fín somos dignos de acercarnos, tener el privilegio en palpar esa natural alta excelecia de tu poesía, Zoe, cuanta hermosura de una tragedia..nuestros océanos. Gracias Zoe, la verdad, hacía falta tu poesía.

  4. Hermosísimo.
    Zoé Valdés y Reinaldo Arenas, los que mejor nos hacen sentir el mar.
    Gracias.

  5. Cuando lei este poema pense en Biografia del Caribe de German Arciniegas, pero tu lo lograste en pocas palabras, es como si el Mar Caribe estuviera lamentando su vida, te acuerdas de como el Principe Carlos de Inglaterra espeto esa cretinada de que el Koran era un tratado ecologico? Yo prefiero tus versos.

  6. ZOE
    MARAVILLOSO POEMA
    AYER LEIA TUS POEMAS
    LOS QUE ESTAN EN LA ANATOMIA
    DE LA MIRADA Y TODO PARA
    UNA SOMBRA
    QUE GRANDEZA

  7. Estimada Zoe..Lo grande de ese poema es que la vida surgio del mar…mar que estamos matando con nuestro oro negro…..magnifico y actual poema,,,una joya!!….ademas..oportuno!!!

  8. El mar siempre omnipresente en el poema de nuestras vidas.

  9. Vibra el mar en tu prosa y tu poesía. Gracias, Zoé. Hermoso.

  10. Muchas gracias, Zoé, por este bello poema que rastrea nuestra historia comun con el mar, ese inmenso mundo azul de olores infinitos que nos rodea y comunica, y que, aun herido, besa nuestros pies. Gracias por tu sensiblididad y por alabar su humilde y magnifica grandeza.

  11. Y el mar de aguas frias y delfines tristes
    y el mar de sargazos y sirenas vírgenes
    y el mar que nos define y separa
    no deja de hacernos diferentes
    porque buscamos en él tu palabra y la mia
    perdidas entre caracolas y arenas movedisas,
    el mar diferente de todos los dias.

Deja un comentario