El comentario del día. Por Luis Rubiano.

Déjà vu, decimos los cubanos, con el hueso que se le ha atravesado en la garganta al pobre pueblo venezolano. Se les acabó la paz y por desgracia a Colombia también? Ahora tirarle el machetazo a esa anaconda zamba? En feb. del 92 intentó un golpe de estado que provocó cientos de muertos y heridos; en cualquier país que se respete la Justicia merecía una condena de cadena perpetua por cada homicidio. El fue, la mastermind, como dicen los americanos. Todavía un tal Mason esta preso desde finales del 60 en USA sin haber asesinado a nadie; pero indujo, dirigió y fue complice en el asesinato de varios ciudadanos ejecutados por una jovencitas enmariguanadas y embrujadas por su mente retorcida; pero Latinoamérica es otro universo paralelo, a Chávez el ingenuo, el Pdte Calderas lo amnistió luego de dos años en una cárcel hotelera. Lo volvieron a tener en sus manos cuando Carmona hizo el conato de golpe y Chávez ordenó abrir fuego contra una multitud opositora , lo que contribuyó a que fuera sacado del poder en 48 horas. En esa breve y crucial etapa para la historia de Venezuela y la paz de la región, se aparece el Gral Isaías Baduel, como un arcángel salvador y libera y coloca a Chávez de nuevo en su silla dictatorial. Hoy , en la eternidad, Calderas debe estar pidiéndole perdón a Dios por su infame amnistía y el ex gral Baduel, dándose cabezasos contra los muros de la mazmorra donde Chávez lo tiene enjaulado. Qué manera de parecerse, qué manera, ambas tragedias, la de la patria del Libertador Bolívar y la de nuestro Apostol José Martí.

Luis Rubiano.

3 respuestas para “El comentario del día. Por Luis Rubiano.”

  1. Chávez es un producto «made in Cuba».

  2. Los cubanos metieron la pata hasta la cadera con Castro, y bien caro que han pagado, pero lo de los venezolanos con Chávez fue de una estupidez espectacular. Comparado con Fidel al principio de su trayectoria, Chávez fue mucho más obvio y franco, aparte de que su mera apariencia y modo de expresión eran suficientes para tratarlo con suma cautela. El tipo es claramente un animal con ropa, y eso simplemente no se presta para dirigir nada de importancia, mucho menos un país. Además, ya estaba bien a mano el horripilante ejemplo de Cuba, y no faltaron cubanos que advirtieron urgentemente a los venezolanos sobre el enorme peligro de entregarse a Chávez. Esas advertencias fueron ignoradas con arrogancia y risitas burlonas, a pesar de que resultaron ser absolutamente certeras. Por supuesto lamento lo sucedido, pues bastante daño que le ha hecho a Cuba, pero los venezolanos que pusieron a Chávez donde está escasamente merecen lástima.

Deja un comentario